El semáforo del Gobierno ya tiene casi todas luces verdes pero el consumo sigue retraído

En el Ministerio de Hacienda advierten que en marzo y abril se consolidó la reactivación de la economía. Los privados son más cautos

Para el equipo del Ministerio de Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne, en marzo se observó “un alentador punto de aceleración de la reactivación de la economía, la cual se consolidó en abril”.

Llegaron a esa conclusión a través de una planilla de excel guía que se nutre de 24 indicadores relevantes y representativos de las miles de estadísticas que trimestralmente se utilizan para determinar el nivel y la variación de la actividad económica, es decir, de la generación de riqueza por parte del conjunto de agentes económicos: empresas, trabajadores y Estado.

Hasta febrero, las variaciones mantenían un predominio de números en rojo, esto es inferiores a los de meses previos, pero en marzo pasaron a “verde” 20 de los rubros seleccionados, aunque uno de esos debió ser puesto en amarillo, la cantidad de asalariados registrados, porque apenas subió 0,1 por ciento.

El más dinámico fue la producción de hierro redondo para hormigón (30,8%), a partir del impulso que cobró la obra pública de infraestructura; y también la de productos laminados no planos que se utilizan en la fabricación de tubos (45,1%), tanto para la construcción como para la rama petrolera; y en menor medida, vinculado con el mismo sector, la venta de cemento (9,9 por ciento).

LEÉR MÁS  Randazzo le pidió la renuncia a De vido

También sobresalió la tonificación de la actividad agropecuaria pampeana, sintetizada en la molienda de soja (7,9%) y en la producción de carne vacuna (5,2 por ciento).

Hacienda mide la marcha de la economía respecto del mes y trimestre previo, en valores corregidos por estacionalidad

Y, en menor medida, pero siempre en terreno positivo se sumaron las ventas en supermercados, centros de compras, y estaciones expendedoras de combustibles; así como las exportaciones de bienes y las importaciones desde Brasil, junto a la firmeza que mantiene el mercado inmobiliario y la recuperación del crédito comercial.

En tanto, de los primeros seis indicadores correspondientes a abril, el semáforo de Dujovne registró caída de 8,2% en los despachos de cementos; se estancaron las importaciones desde Brasil y crecieron 10,5% la recaudación de IVA en términos reales; recaudación de la Seguridad Social, 4,4%; producción de autos, 4,3%, y préstamos comerciales, 1,1 por ciento.

Para llegar a esas variaciones positivas, los técnicos de Hacienda no mantienen el criterio tradicional que guía a los consultores privados, y que utilizan las empresas, de comparar año contra año previo, sino que simplemente miden respecto de los tres meses previos en valores ajustados por estacionalidad.

Las ramas de la construcción y del agro tomaron la delantera en la reactivación moderada de la economía

LEÉR MÁS  Randazzo le saca más votos a Cambiemos que a Cristina

“El pasado ya lo conocemos, por eso para poder ver si la economía dio un punto de giro hacia la reactivación lo relevante es lo nuevo, es decir las variaciones mes a mes, en valores corregidos por estacionalidad”, dijo a Infobae el jefe de asesores de Hacienda, Guido Sandleris.

Bajo esa óptica, el economista destacó que “es difícil no ser optimista para los próximos meses y prever que la actividad crecerá 3% o algo más, porque en el último trimestre de 2016 el PBI aumentó 0,5% respecto de los tres meses previos; una variación que se habría repetido en el primer cuarto de este año, y con los primeros números de abril se puede esperar un segundo con una suba algo mayor”, apuntó Sandleris.

Guido Sandleris: “Es difícil no ser optimista para los próximos meses y prever que la actividad crecerá 3% o algo más”

Otra percepción del mercado

El método de Hacienda se considera aceptable para mostrar un punto de inflexión de la economía tras un lustro con virtual estancamiento y el último con modesta recesión.

Sin embargo, tanto en las consultoras privadas, como más aún en las empresas, no pierden de vista el nivel del año anterior. En ese ejercicio son pocos de los 24 indicadores del semáforo de Dujovne que muestran luces verdes.

LEÉR MÁS  El desopilante error de Macri en el saludo por el Día del Amigo

En comparación con el año anterior prevalecen las luces rojas
En el caso de los productos de consumo masivo, como alimentos, bebidas y productos de higiene personal y del hogar, empresarios consultados por Infobae aseguraron que “persiste un receso del 4% al 6%, después de un 2016 que terminó con caída de 10%”. No sólo eso, advirtieron que en algunos casos “se debió abastecer al mercado no sólo con segundas y terceras marcas, sino hasta con una cuarta, para poder acceder a todas las franjas de ingresos, para sostener o atenuar la caída del volumen de producción”.

Y según los últimos datos del Indec, tanto los ingresos por ventas en supermercados como en shoppings mantuvieron hasta marzo variaciones muy inferiores al de la tasa de inflación del 30% que se observó en los pasados doce meses a esa fecha.

“En algunos rubros se incoporaron hasta cuartas marcas (de menor precio) para poder sostener el volumen de ventas, o atenuar la caída”, dijo un empresario a Infobae
También la producción y ventas de automotores de fabricación nacional, como la recaudación tributaria –excluido el efecto del ingreso del Impuesto Especial-, se mantuvo con caídas respecto del nivel del año previo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here