La nómina pone a la cabeza a Cristina Kirchner con 10.000 millones de pesos: es por la causa que investiga el direccionamiento de la obra pública, de 2003 a 2015, en beneficio de Lázaro Báez

A falta de condenas, embargos e inhibiciones. En los últimos tiempos en que avanzaron las causas que investigan la corrupción K se fueron acumulando miles de millones de pesos por embargos dictados por los jueces tanto a funcionarios como a la ex presidenta Cristina Kirchner.

Por ejemplo, se supo que el juez Claudio Bonadio procesó a Julio De Vido por defraudación contra la administración pública en el reparto de subsidios al transporte y le trabó a él y a varios funcionarios de su área un embargo por 1.000 millones de pesos.

Según indica el diario Clarín, la nómina de embargados pone a la cabeza a Cristina Kirchner con 10.000 millones de pesos: es por la causa que investiga el direccionamiento de la obra pública, de 2003 a 2015, en beneficio de Lázaro Báez. El juez que la ordena, Julián Ercolini, procesó y embargó por ese monto a CFK.

LEÉR MÁS  Submarino ARA San Juan: cómo se detectó la explosión y qué podría significar

Y en este expediente la viuda de Kirchner tampoco está sola: la acompañan muchos funcionarios, entre otros De Vido y el revoleador de bolsos y segundo del ex ministro de Planificación, José López. La suma de los embargos en esta causa suma 75.000 millones de pesos.

Paréntesis: hablando del encarcelado López, sobre él pesa otro embargo por 200 millones de pesos. Lo dispuso el juez Daniel Rafecas que lo investiga por enriquecimiento ilícito.

Sigamos con CFK: por la causa del dólar futuro, a cargo de Bonadio, la ex presidenta también fue embargada por 15 millones de pesos.

Por el mismo monto, y por el mismo expediente, fueron embargados también el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, y el ex titular del BCRA, Alejandro Vanoli. En términos económicos hablamos de 45 millones de pesos en concepto de embargo.

LEÉR MÁS  Cada 30 horas ocurre un femicidio

La causa Los Sauces, que ordena Ercolini, aglutina a todos los Kirchner. Máximo y Florencia cayeron en la mira judicial al ser inhibidos 16 inmuebles, un auto y la participación societaria en varias compañías. También fue inhibida la cuenta sucesoria de Néstor Kirchner que Máximo administraba.

El valor de los bienes ronda los 13 millones de pesos. Por la misma causa la Justicia le embargó a Florencia US$ 4.664.000 que se encontraban en una caja de seguridad del Banco Galicia y otros US$ 1.032.144 en una caja de ahorro del Banco Francés y $ 53.280 en otra caja de ahorro en esa moneda de la misma entidad. A grandes cuentas sumados los pesos y los dólares, el total es de unos 110.000.000 millones de pesos.

LEÉR MÁS  Macri ya decidió remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas

El que también se suma al club de los embargados es el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime: es por 100 millones de pesos. Se lo acusa de enriquecimiento ilícito y por compra de chatarra ferroviaria.

El vicepresidente de CFK, Amado Boudou, también tiene un embargo: es por la compra de 19 automóviles de lujo por el delito de administración fraudulenta cuando era ministro de Economía.

El juez federal Sergio Torres lo inhibió por 3 millones de pesos. Menos lastimoso es el embargo que dispuso el ex juez Norberto Oyarbide por dádivas (utilizó un avión y un helicóptero en campaña): apenas 1.000 pesos. Entre todos estos funcionarios los embargos suman 76.458 millones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here