Una nueva ONG vinculada al partido de Mauricio Macri se apresta a tener activa participación en tareas de hostilizar a Cuba, Venezuela y otros gobiernos progresistas de la región en la próxima Cumbre de las Américas a celebrarse en abril en Panamá.

Según señala Tiempo Argentino, la derecha continental afila sus armas para construir en ese escenario nuevas iniciativas injerencistas, como las que actualmente llevan a cabo contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y las maniobras desarrolladas los últimos meses en Argentina, aprovechando el caso del fiscal Alberto Nisman o el de los denominados fondos buitre. El PRO, sus diputados y el propio Mauricio Macri, son parte del operativo para dar cobertura a Mitzy Capriles, esposa del alcalde venezolano Antonio Ledezma, detenido por golpista, desde su arribo, ayer, al país, donde fue recibida por conspicuos elementos de la derecha local que la invitaron a exponer en el Congreso a través de la titular de la comisión de Legislación Penal, Patricia Bullrich.

CON PANAMÁ EN LA MIRA. Junto al encuentro de presidentes en Panamá, en el que la expectativa general se centra en la presencia del jefe de Estado norteamericano Barack Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, se realizarán sub cumbres de jueces, empresarios, sindicalistas, juventud y sociedad civil. Precisamente estas dos últimas son las que más les interesan a los operadores derechistas para llenar de voces contrarias a los procesos revolucionarios y progresistas. Es por ello que desde la ONG macrista denominada Grupo ESTELA (Estudios Estratégicos Latinoamericanos), dirigida, entre otros, por el ministro de Educación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Esteban Bullrich y el subsecretario de gestión económica, Carlos Regazzoni, trabajan intensamente en la idea de oxigenar aun más la política de ataques mediáticos contra Venezuela, sirviendo de canal para implementar las matrices y líneas de acción consensuadas por los think tank estadounidenses.
Pensado como un centro de altos estudios, el Grupo ESTELA reúne en su interior a un puñado de jóvenes expertos en temas de relaciones internacionales, economía y políticas públicas, que el PRO utiliza para generar papers y documentos de situación sobre la realidad local y latinoamericana. Mercedes Renó, Nadia Kreizer, Sergio Caplán y Laura Dadomo son algunos de estos integrantes, la mayoría provenientes de universidades privadas como la UCA o Austral.
Acompañan también esta iniciativa de la derecha regional otros cruzados del PRO, como la diputada Cornelia Schmidt-Liermann, Federico Pinedo, asiduo visitante de la Embajada de Estados Unidos, el rabino Sergio Bergman y Jorge Triaca.
Un infaltable de este proyecto en Argentina es el venezolano Ernesto Humberto Tinoco Egui, quien se autotitula ”coordinador” en Argentina del partido opositor Voluntad Popular, el mismo que encabeza en Venezuela el golpista –ahora encarcelado– Leopoldo López.

LEÉR MÁS  Vandenbroele declaró casi diez horas y firmó un acta de confidencialidad

MARÍA CORINA, INFALTABLE. Como para dejar bien claro por dónde caminan, los ”estelados”, han designado miembros de honor de la ONG a los opositores venezolanos Antonio Ledezma y la vocera de la ultraderecha y ex parlamentaria, María Corina Machado.
Precisamente en el lanzamiento de ESTELA, a fines de febrero, se realizó una conferencia moderada por Regazzoni y en la que participaron los diputados PRO, Pinedo, Triaca, Cornelia Schmidt, Eduardo Amadeo y Guillermo Durand Cornejo. Varios de los expositores trataron la situación que vive Venezuela, y determinaron que ”hay tres escenarios a futuro”: uno ”menos probable”, según los conferenciantes, en el que ”Maduro flexibiliza el régimen para finalizar su mandato”, otro en el que Maduro ”endurece su posición y aumenta su aislamiento”. El tercer escenario según los vaticinios de la ONG macrista, pasaría porque ”Maduro finaliza su mandato en contexto de crisis institucional”. La guinda de la torta la puso la propia María Corina Machado, a través de una videoconferencia en la que quiso dar ”una buena noticia” a los fieles interlocutores: ”el cambio y la transición están cerca”, advirtiendo, no obstante, que ”la represión es brutal”.
Otro aspecto a destacar del Grupo ESTELA son sus relaciones con algunos centros claves del terrorismo mediático, como son ”Una voz por Venezuela”, organización encargada de manipular y difundir la situación de ese país, o Radio y TV Martí, afincadas en Miami y de larga fama en su intervención injerencista en Cuba. ACOMPAÑANDO LAS POLÍTICAS DE WASHINGTON. Estados Unidos va a librar, sin dudas, una batalla en Panamá. Aprovechará esa Cumbre de las Américas para arreciar en la campaña contra Venezuela y Cuba, pero no excluirá también a otros gobiernos que no los considera solidarios con su política, como es el caso de Argentina y Brasil, contra quienes ha impulsado, a través de las derechas locales, campañas injerencistas de todo tipo.
Para acompañar estos embates, ONG sudamericanas como es el caso del Grupo ESTELA son muy necesarias. De allí, que algunos de sus miembros seguramente participarán en los foros paralelos, concertando esfuerzos y pronunciamientos contra Venezuela, con la intención de contrarrestar la avalancha de críticas que ha levantado en la región la orden ejecutiva del presidente Obama que señala al país caribeño como ”una amenaza extraordinaria” para su seguridad nacional.
Es previsible que entre los asistentes a Panamá, se suba al avión Cornelia Schmidt-Liermann, una defensora de las políticas neoliberales a ultranza, que un día sí y otro también embiste groseramente contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. También se agregarían a la lista de viajeros Esteban Bullrich, Federico Pinedo y un infaltable en lo que hace a atacar a los gobiernos progresistas: el otrora menemista, ex embajador en Estados Unidos, Diego Guelar, actual secretario de Relaciones Internacionales del PRO. 

LEÉR MÁS  El Gobierno acordó la reforma tributaria con todas las provincias salvo San Luis

Repudio y escrache

Varias organizaciones populares repudiaron ayer la presencia de Mitzi Capriles y Lilian Tintori, quienes llegaron a Buenos Aires de la mano de Mauricio Macri para agitar el anti-chavismo, utilizando la excusa de participar como invitadas de un foro sobre la situación climática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here