”Es un don de dios pero también de los hombres y de los paraguayos el reconstruir. Voy a leer mi mensaje en la misa, estamos honorando a las autoridades de este país, como conviene al cuerpo diplomático, que ha sido invitado para una visita de cortesía”, manifestó Ariotti al ingresar a Gobierno según la agencia IP Paraguay.

La rápida visita del representante de la Iglesia Católica, que implica un reconocimiento a Franco en medio de los rechazos que su acceso a la presidencia ha generado en los países de la región, es consistente con la actitud asumida el jueves por el episcopado paraguayo, que pidió al entonces presidente Lugo, a quien ya se le había aprobado el juicio político, que renunciara a su cargo para ”descomprimir la tensión tan grande que se vive en el país”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, Claudio Giménez, fue quien hizo aquel pedido a Luego, un ex obispo, ”dado el bien nacional y para preservar la paz y evitar más violencia y muerte”.Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here