El predio de turismo social de Chapadmalal fue entregado a la gendarmería por orden del gobierno nacional

El gobierno nacional le cedió a la Gendarmería Nacional un sector del Complejo Turístico de Chapadmalal donde habían funcionado las colonias de vacaciones y el complejo hotelero que la Fundación Eva Perón destinó a niños, ancianos y familias enteras que nunca antes habían podido acceder a esos beneficios.

La medida, que ratifica el sesgo antiperonista de la administración de Mauricio Macri, no solo es un claro mensaje político sino también confirma la transgresión a una ley nacional que, en 2013, había declarado el complejo como Monumento Histórico Nacional.

“Un Monumento Histórico no es declarado como tal por su materialidad, por tratarse de un edificio, sino más bien por lo que ocurrió allí. Y el Complejo de Chapadmalal es un hecho icónico de la justicia social, la idea de las vacaciones, de lo que fue el peronismo a través de la Fundación Eva Perón”, planteó Juan Martí Repetto, ex titular de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos.

La unidad turística fue construida entre 1946 y 1948, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, cuando el Estado fomentó el turismo social. Allí se levantaron 9 hoteles y 16 hogares, en los que miles de niños vacacionaron, miles de jubilados descansaron y centenares de familias enteras disfrutaron de las playas de la Costa Atlántica.

La administración de una de las obras más grandes del primer peronismo, estuvo a cargo del Estado, los sindicatos y la Fundación Eva Perón. En la actualidad, todos esos edificios seguían destinados al turismo, pero durante los últimos años la mayoría quedaron prácticamente en desuso.

Allí también tienen lugar los encuentros promovidos por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) en el marco del programa Jóvenes y Memoria, un espacio educativo donde representantes de organizaciones de derechos humanos debaten sobre esa temática con estudiantes secundarios.

LEÉR MÁS  Calendario de feriados 2020

El traspaso de un sector del predio ubicado en el kilómetro 35 de la ruta 11, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata, fue dispuesto a través de la Resolución 392/19 de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), publicada en el Boletín Oficial el 20 de septiembre pasado.

La norma indica que allí se instalará el Centro de Formación de Gendarmes Chapadmalal, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich. Y uno de los fundamentos que cita la resolución es un informe de la Secretaría de Turismo, que indicó que “el inmueble se encuentra en estado de abandono” y que resulta “innecesario para las competencias, misiones y funciones” que le habían dado origen.

Para Repetto, si eso fuera cierto, “entonces tendrían que arreglarlo”, y si no hubiera recursos, “habría que salir a buscarlos”. “Es como si dijeran que si un hospital no está en buenas condiciones hay que dárselo a Gendarmería. No hay ninguna lógica”, sentenció el miembro del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón.

“Darle ese predio a Gendarmería tiene todo un sentido filosófico. Es parte del mensaje permanente del Gobierno, que hay un proyecto nacional y popular que no es tenido en cuenta ni en los monumentos nacionales. Y también es un mensaje a la sociedad de que hay valores que no tienen importancia”, interpretó.

El traspaso dispuesto el viernes de la semana pasada está dentro de los atributos del Poder Ejecutivo. Pero como el complejo fue declarado Monumento Histórico mediante el decreto 784, firmado por Cristina Kirchner, la disposición de sus bienes quedó en la órbita de la ley 12.665 y requiere de otro paso.

LEÉR MÁS  En el mundo adultocentrista, el ser político es la juventud

El artículo 5º de esa ley establece que cualquier disposición de esos bienes debe ser tomada luego de consultar a la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos. Por lo tanto, ese órgano debe emitir un dictamen “vinculante” que apruebe o rechace cualquier decisión sobre el inmueble en cuestión, dentro de los 60 días posteriores a la fecha en que se hubiera hecho la consulta.

Por ello, Repetto, que es asesor emérito de la comisión, junto con otros colegas, ya transmitieron su “preocupación” por la medida y recomendaron rechazarla. Si esto ocurre, el Gobierno no va a tener otra alternativa más que revertir su decisión. Y si eso no ocurre, podría abrirse una vía judicial a través de la presentación de una medida de amparo que «defienda aquello que concretó la idea de la justicia social, como la que se vivió en el Complejo de Chapadmalal”.

Bajo el título «No estaban abandonados: los vaciaron de turismo social para llenarlos de gendarmes», la Comisión emitió un comunicado en el cual advirtió la decisión de cederle a Gendarmería los hoteles 7 y 8 del complejo turístico «socava aún más las ya deterioradas políticas de turismo social».

El organismo bonaerense agrega que «ese predio es también, desde hace 18 años, el lugar del encuentro de cierre del programa Jóvenes y Memoria de la CPM», en cuyo marco «decenas de miles de jóvenes se reúnen para renovar el compromiso con la construcción de un país más justo, más igualitario, soberano y pleno de derechos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here