“El pueblo siempre tiene razón”, asumió Omar Félix tras conocerse los primeros resultados provisorios. Habiendo perdido en los principales bastiones del peronismo, evitó la autocrítica y el pase de factura.

Como en un duelo, Omar Félix, el conductor del peronismo provincial y único candidato del PJ en llegar a una banca del Congreso, salió estupefacto y como en estado de shock para referirse a los primeros resultados oficiales de las Generales Legislativas. En un búnker desolado, prácticamente sin militantes y con dirigentes solapados, no hubo lugar para la autocrítica ni para el pase de factura: “Todos hemos perdido algo; nadie puede reclamarle nada a nadie”, susurraron en los pasillos del Mod Hotels en Ciudad.

De acuerdo con los primeros resultados oficiales, el peronismo tuvo na muy mala performance en estas Legislativas Generales. Con casi el 80 por ciento de las mesas escrutadas, en la categoría de diputado nacional, se cumplió el teorema tres, uno, uno. Eso quiere decir que Cambiemos consiguió meter a tres diputados (Claudia Najul, Luis Petri y Federico Zamarbide) mientras que el Peronismo se quedó con sólo una banca (en manos de Félix) y el Partido Intransigente con la quinta banca, José Luis Ramón desplazó a Noelia Barbeito del Frente de Izquierda.

LEÉR MÁS  Partió el Skandi Patagonia, la gran esperanza para encontrar el ARA San Juan

Asimismo, el PJ no hizo una buena elección en la provincia. Sólo pudo sostener la cabeza en tres departamentos: Malargüe, Lavalle y Tunuyán. Mientras que en el resto de las comunas, incluidas las que supieron ser bastiones del PJ, Maipú, San Martín, Guaymallén, Las Heras, obtuvo resultados muy magros. Punto seguido, vale remarcar que en la tierra históricamente identificada con los Félix, San Rafael, en donde hoy gobierna Emir Félix, hermano del candidato elegido, la disputa con el radicalismo se dio cabeza a cabeza.

Tras difundirse estos datos oficiales, Félix se vio obligado a salir a poner la cara ante la prensa. En un búnker desolado, sin militancia y sin siquiera la presencia de quienes conformaron las lista original del PJ, el sanrafaelino se mostró como anestesiado y en estado de shock. “Lógicamente uno esperaba un resultado diferente pero bueno…”, deslizó con cierto desconsuelo y, no obstante, convocó a esperar los resultados definitivos para poder hacer un análisis detallado: “Hoy, todavía, es muy prematuro para tener análisis detallado y fino de todos los lugares”. Y tratando de agarrar los escasos logros conseguidos, apuntó: “Sé que estamos ganando bien en Malargüe y por escasos décimos en San Rafael y perdiendo Alvear”.

LEÉR MÁS  ¿Qué pasará si hallan al submarino en el fondo del mar?

Al consultarle si el resto de los sectores del peronismo (La Cámpora o el desteñido ciurquismo) lo dejaron sólo en esta campaña, respondió con cierto espasmo: “No, no y otra de las cosas que debo hacer es agradecer a toda la militancia que están incluso en este momento trabajando en las mesas y en los recuentos”.

Ciertamente, el peronismo mendocino está transitando un duelo. Viene mal desde los últimos años de gobierno de Francisco Pérez y no ha logrado despegar de semejante herencia. En este último tiempo de campaña, Félix intentó “hacer la plancha” tratando de preservar los votos captados. No obstante, el tiro pareció salirse por la culata y su silencio fue copado por la voz de Cornejo, quien se cargó al hombro la campaña de Cambia Mendoza, y por las voces de los Intransigentes, José Luis Ramón y Mario Vadillo.

LEÉR MÁS  ¿Por qué es tan difícil encontrar un submarino que desaparece, como pasó con el ARA San Juan de Argentina?

“Era esperable este resultado. En primer lugar, esperable porque el FIT y Ramón salieron a buscar abiertamente nuestros votos. En segundo lugar, porque Cornejo jugó fuerte en los departamentos”, deslizó un camporista que prefirió mantenerse en las sombras y que aunque evitó el pase de factura agregó: “Nosotros habríamos encarado la campaña de otra manera”.

A propósito de los pases de factura, se vibró tanto desconsuelo en el búnker del PJ que no hubo lugar ni para chicanas ni para cobranzas tardías: “Acá todos perdimos algo, nadie puede reclamarle nada a nadie”, dijo desahuciado un legislador provincial del PJ que se acercó al velorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here