El paro de transporte perjudicó a “los trabajadores que menos ganan”

Ante la paralización total de los servicios de transporte público durante esta mañana por las ”asambleas informativas” realizadas por gremios opositores, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo; y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, criticaron el paro porque ”perjudica” a los trabajadores.

En conferencia de prensa, Capitanich afirmó que con el paro ”los principales perjudicados son los trabajadores”, y además consideró que ”se ha hecho la inversión más grande de los últimos 50 años” en materia ferroviaria.

Asimismo recordó los ”esfuerzos” que realiza el gobierno con ”dinero disponible para el pasaje” (subsidios) que permite una ”mejora de la capacidad adquisitiva del salario” como así también la realización periódica de ”paritarias y convenciones colectivas de trabajo” y las ”mejoras en los subterráneos”.

A su turno, Randazzo aseguró que la medida de fuerza de los gremios de transporte ”es contra los trabajadores que menos ganan” ya que ”muchos de ellos que se vieron impedidos de ir a trabajar hoy muy temprano, perdieron el presentismo”.

”Hay una dirigencia sindical que es parte del problema y no de la solución”, criticó Randazzo, quien agregó: ”Hoy todos los dirigentes debemos trabajar para que ningún argentino pierda el trabajo y sostener el empleo en un mundo en el que hay retracción del empleo”.

En tanto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, resaltó que los gremios que llevaron adelante el paro de transporte son el sector que ”más subsidio recibe del Estado nacional” y que ”son los trabajadores de mayores ingresos”.

”Resulta llamativo que el paro se ha desarrollado en uno de los sectores que mayor cantidad de subsidios recibe del estado nacional, que a su vez hace que el transporte sea barato para que este a disposición de todos los trabajadores”, reflexionó el titular de la cartera laboral.

Con respecto a los altos salarios de los trabajadores del transporte y la política de subsidios para ese sector, Tomada planteó que ”es una paradoja que pidan que el Estado disponga de menos recursos para los subsidios que le permiten a esa actividad tener los sueldos que tiene”.

En una sorpresiva coincidencia, el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano, reconoció, en declaraciones radiales, que la suspensión de tareas ”seguramente perjudicó a los trabajadores que menos ganan”.

Maturano justificó la falta de servicio que dejó a ciento de miles de usuarios sin colectivos, trenes, subtes o aviones al sostener que ”esta es la manera de protestar”, y pidió disculpas.

Si bien Maturano y el secretario general de los gremios Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid -estrecho aliado del líder de la CGT Azopardo Hugo Moyano-, repitieron más de una vez que esta medida ”no era un paro”, al finalizar las ”asambleas” destacaron la ”alta adhesión” a dicha medida de fuerza y admitieron que perjudicaron a los usuarios.

Tras el paro de varias horas que también provocó pérdidas al sector económico por la paralización de la logística comercial, los gremios de transporte vinculados a Moyano impulsan un paro de 24 horas que se decidirá el próximo martes, según adelantó Maturano.

A pesar de los anuncios de que las ”asambleas” terminaban a las 7, los servicios de transporte público tardaron varias horas en normalizarse, como fue el caso de la línea C de subte que comenzó a funcionar a partir de las 10.

Esta situación generó molestias entre los usuarios que aguardaban desde temprano poder subir al subte que une las estaciones de Retiro y Constitución, generando incluso algunos incidentes entre los pasajeros y los delegados de la línea.

Los trenes comenzaron a circular cerca de las 7.30, momento en el que la estación ferroviaria de Constitución abrió sus puertas. Ya cerca de las 9 todas las líneas ferroviarias funcionaban con normalidad.

En el aeropuerto internacional de Ezeiza el servicio se restableció a las 7 y pasadas las 9 tanto los vuelos que partían como los que llegaban a esa terminal lo hacían en sus horarios previstos.

En el aeroparque Jorge Newbery, en tanto, también se retomaron las actividades a las 7 pero recién cerca de las 10 se alcanzó cumplir con los horarios de partida y arribo establecidos.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here