”Cuando en una familia no se es entrometido y se pide permiso, cuando en una familia no se es egoísta y se aprende a decir gracias y cuando en una familia uno se da cuenta de que ha hecho algo malo y sabe pedir perdón, ¡en esa familia hay paz y hay alegría!”, aseguró el pontífice.

Asimismo, el Papa pidió a que en las casas se mire a los miembros más necesitados, como los ancianos y los niños. ”Un signo para saber cómo va una familia es ver cómo se tratan en ella a los niños y a los ancianos”, dijo.

LEÉR MÁS  Condenaron a 5 años de prisión al ex intendente Sergio Salgado, pero no irá a la cárcel

En octubre pasado, el Papa dijo a los recién casados que pueden discutir tanto como quieran e incluso tirarse cosas por la cabeza, ”pero nunca dejen que acabe el día sin hacer las paces. Nunca”, dijo.

En la jornada de hoy el Papa celebraba la fiesta de la Sagrada Familia y recordó que Jesús, María y José también fueron emigrantes ya que se vieron obligados a huir a Egipto. ”Mientras fijamos la mirada en la Sagrada Familia de Nazaret en el momento en que está obligada a hacerse prófuga, pensemos en el drama de aquellos migrantes y refugiados que son víctimas del rechazo y de la explotación. Que son víctimas de la trata de personas y del trabajo esclavo”. El pontífice quiso orar por las ”millones de familias” que se ven obligadas a dejar sus casas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here