El pago de la deuda traba el último Presupuesto de Cornejo

El peronismo y el kirchnerismo anunciaron que no avalarán deuda, lo que obligaría al Gobierno a bajar obras del plan 2019.

El Gobierno provincial pretende darle este miércoles una resolución rápida al proyecto de Presupuesto 2019, el último de la gestión de Alfredo Cornejo, en Diputados. Sin embargo, desde parte de la oposición prometen no dar fácilmente su brazo a torcer, y adelantaron que a priori votarán en contra a un pedido de endeudamiento para pagar la deuda consolidada.

Se trata de los legisladores de los principales partidos de la oposición, el justicialismo orgánico y los kirchneristas de Unidad Ciudadana. El punto que han destacado de las cuentas provinciales es, a su juicio, el “preocupante” incremento de la deuda pública actual, afectada en estos últimos meses con el gran aumento del dólar sobre el peso.

El jefe de bloque radical en Diputados, César Biffi, comentó a Los Andes que intentarán dar la discusión este miércoles en el recinto, y aseguró que la norma presentada por el Poder Ejecutivo “ha tenido suficiente análisis” en las comisiones y sobre todo con la visita de los diferentes ministerios y poderes a explicar la pauta de gastos e ingresos según sus reparticiones.

“Nos parece un muy buen presupuesto, con un superávit fiscal muy importante y un ambicioso programa de obra pública”, destacó Biffi.

El proyecto prevé $141.000 millones de gastos totales, con un superávit corriente de $6.773 millones y una inversión pública de $12.512 millones, lo que representa un 10,1% de las erogaciones.

Los números se calcularon en base al Presupuesto nacional, que estima una inflación prevista en 23%, un tipo de cambio promedio de $ 40,1 de valor del dólar y una contracción del PBI del 0,5%.

LEÉR MÁS  ¿Por qué es feriado el próximo lunes?

La traba del “rollover”
Con la premisa de “no dejar a la Provincia sin presupuesto”, la mayoría del arco opositor adelantó que acompañará al oficialismo el proyecto, que se tratará primero en Diputados.

Sin embargo, el punto clave está en el endeudamiento para cancelar la deuda que vence el año que viene. Esta acción, llamada “rollover” implica pagar la deuda consolidada que vence en corto plazo, a través de un nuevo pedido de créditos, con vencimientos a largo plazo, y con la búsqueda de mejores tasas.

El Ejecutivo necesita que la oposición apruebe 3.697 millones de pesos para hacer frente a estas obligaciones, pero hasta hoy, tanto el PJ como Unidad Ciudadana no aprobarán este artículo, que necesita de dos tercios de los votos para su aprobación.

Ayer la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, y el diputado provincial Jorge Tanús, presentaron un informe sobre deuda pública en la que expresaron que se tornará “insostenible” para los próximos gobiernos.

“Los resultados son alarmantes”, declaró Sagasti, quien indicó que el próximo gobierno “tendrá que hacer frente a una deuda de 55.782 millones de pesos, lo que genera un problema estructural para Mendoza”.

Por su parte, Tanús dijo que es “un llamado de atención para las próximas administraciones” y acusó al gobierno de Cornejo de “aumentar de 10.000 a 50.000 millones la deuda”.

En ese sentido, acotó que hoy se reunirán en el bloque, y también con legisladores del PJ, para discutir si darle o no la herramienta del rollover al oficialismo. “Lo vamos a estudiar en base a este informe”, dijo Tanús.

De la presentación de ayer también participó el senador del PJ, Adolfo Bermejo, quien adelantó que el presupuesto “se votará pero sin endeudamiento”, y agregó que el rollover “implica más intereses, más gasto y más deuda”.

LEÉR MÁS  Fuerte cruce entre Marcelo Tinelli y Patricia Bullrich por la cumbre del G20

Además recordó que en 2014 y 2015 el radicalismo “no le aprobó dos presupuestos a nuestro gobierno (de Francisco Pérez). No se trata de revanchismo, fueron momentos en los que ellos lo entendieron así; nosotros no vamos a dejarlos sin presupuesto”.

Finalmente, aclaró que si se vota este artículo en contra, “será el oficialismo el que tenga que rever su pauta de gastos y redireccionarlo para que los números den”.

El radical Biffi defendió al gobierno de Cornejo, al decir que el problema estructural de Mendoza “no es la deuda, sino el déficit recurrente que tenía desde hace varios años, en los que se gastaba mucho más de lo que ingresaba”. Además manifestó que la deuda “se ha mantenido siempre en el orden del 10 y 12% del Producto Bruto Geográfico, un número razonable”.

Con respecto a la posible negativa de la oposición sobre el endeudamiento, declaró que si la oposición toma esta decisión “insensata e irracional, debería decir qué hacer. Tenemos programa de obras de gobierno para mejorar los servicios de salud, viviendas y educación, entre otros. Que sean ellos los que indiquen qué plan de obras recortamos”, acotó.

No obstante, el Diputado confía en que no se llegará a esta situación y que “primará la razonabilidad. No nos parece que a ningún gobierno, de cualquier partido, se le niegue ‘rollear’ la deuda, porque una negativa incluso invitaría a llegar al default por incumplimiento de pagos”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here