El oficialismo se divide por la paridad de género

Diputados radicales intentarán aprobar hoy un proyecto idéntico al que viene impulsando la vicegobernadora Montero.

Si todo sale según los planes del oficialismo, hoy se tratará en Diputados la ley de paridad de género en las listas electorales. La propuesta de María José Sanz (UCR) consiguió preferencia la semana pasada y el lunes, dictamen. Hasta ahí la historia no tiene reparos si no fuera porque Laura

Montero había presentado el viernes una propuesta idéntica en el Senado que ahora quedará relegada.

Los proyectos son casi mellizos, la única diferencia es que el de la vicegobernadora se viene trabajando en las Asambleas por la Equidad de Género desde el 2016 con la participación de referentes de distintos ámbitos. Además, la iniciativa de Montero incluye la boleta única.

La paridad de género en las listas es ley a nivel nacional desde el año pasado y en Mendoza se han presentado proyectos desde 2002. En la Legislatura se venía trabajando con consenso y escuchando a los distintos sectores.

Por un lado el Senado, con las asambleas y el apoyo de todos los bloques. Daniela García, fiel colaboradora de Montero desde 2003, está a la cabeza del proyecto que lleva la firma de Ernesto Mancinelli (Libres del Sur), Ana Sevilla (PJ), Cecilia Páez (Pro), María Fernanda Lacoste (PJ), Patricia Fadel (PJ), Silvina Camiolo (PJ) y Andrea Blandini (Unidad Ciudadana). Se presentó el viernes y el PJ quiso tratarlo ayer en la sesión del Senado pero el oficialismo no dio quórum porque se negó a tratar el Código Contravencional (ver aparte).

LEÉR MÁS  El fallo de la Corte favorecería a 21 mil jubilados mendocinos

“El PJ quería tratar sobre tablas la paridad que no estaba en la labor. Diputados aprobó una preferencia la semana pasada y ya sacó despacho, así que nos parecía una falta de respeto tratarlo”, se justificó el senador oficialista Juan Carlos Jaliff.

Por el otro lado, en Diputados la paridad de género se viene trabajando de la mano de la radical Sanz desde hace dos años. Pero en los últimos días -justo cuando Montero salió a promocionar su iniciativa- se decidió acelerar el tratamiento para hoy.

“Hemos tomado aportes de todos los bloques, es transversal. El año pasado recibimos a la multipartidaria y lo hemos estado trabajando”, explicó Sanz. “Yo pedí la preferencia el miércoles pasado porque necesitamos que salga ahora para que las listas de las elecciones del año que viene se presenten 50 y 50. Ese es nuestro apuro”, agregó.

El texto que se tratará hoy en Diputados estuvo solamente una semana en la Comisión de Legislación, motivo por el cual Carina Segovia (PJ) pidió tiempo para leerlo en el resto del bloque.

“Estamos de acuerdo, pero necesitamos tiempo para ver los detalles. Viene con mucha imposición”, dijo la presidenta del bloque justicialista.

Aunque todos sabían que Montero había presentado el trabajo de tres años resumido en un paquete de leyes, desde el bloque UCR insistieron en que la decisión de tratar la paridad de género en Diputados fue una medida consensuada por todo el oficialismo.

LEÉR MÁS  Destituyeron al juez Gustavo Estrella por golpear a su ex mujer

“No significa que una Cámara va sobre la otra. Hubo un acuerdo para que la iniciativa se presente en Diputados”, aseguró el radical Jorge Albarracín.

En el mismo sentido se expresó Jaliff: “Hace rato de Sanz tenía el proyecto y el oficialismo de las dos Cámaras se puso de acuerdo para que entre por Diputados. La semana pasada nos preguntaron y estuvimos de acuerdo”.

Pero desde el PJ aseguran que el motivo es otro. “Íbamos a pedir tratar el tema de paridad sobre tablas pero hay orden de Cornejo de que lo voten por Diputados porque él quiere ser el protagonista en este tema”, disparó Fadel.

Y aunque Montero se llamó a silencio, en su entorno deslizaron un diagnóstico similar. Aunque aclararon que no importa por qué Cámara ingrese, lo importante para ellos es que la ley se apruebe.

Un aliado no quiso votar ayer
El Código Contravencional no se trató en el Senado ayer como pretendía el oficialismo. El primero que advirtió que no era un buen momento social para darle sanción definitiva al proyecto fue Ernesto Mancinelli.

El senador de Libres del Sur manifestó su malestar y su decisión de no bajar al recinto. El arco oficialista se sumó a la propuesta después de evaluar el costo político. “Nos pareció una provocación y preferimos la paz social. Pero lo vamos a tratar el martes que viene”, sentenció Juan Carlos Jaliff.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here