La muerte de dos personas durante un recital del Indio Solari en Olavarría desató un inesperado huracán político en esta capital.
Mientras el Frente Renovador pidió que el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, dé explicaciones en la Legislatura, el kirchnerismo responsabilizó directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal.
En medio de la polémica quedó también el intendente local, Ezequiel Galli (Pro), que podría afrontar un juicio político en su distrito.
El funcionario, de 36 años, inició su carrera política de la mano de Mauricio Macri. Ayer, la gobernadora Vidal envió a su ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, para respaldarlo.
Según indica el diario La Nación, en la Legislatura provincial se acumulan pedidos de informes sobre Ritondo. El Frente Renovador pidió que explique “la ausencia del Estado en Olavarría” y “el deslinde de responsabilidades que viene declarando ante los medios”.
Mediante un pedido de informes, el Frente Renovador solicitó que el Concejo Deliberante de Olavarría haga lo mismo con Galli.
Por cuerda separada, Fernando “Chino” Navarro informó que pedirá informes por la actuación de Ritondo, que, dijo, “armó el comité de crisis después de la tragedia de Olavarría, cuando era del más elemental sentido común haberlo hecho antes, ante la evidencia de que la concentración de fans del Indio Solari haría colapsar la ciudad”.
Desde Cambiemos, fuentes allegadas a María Eugenia Vidal dijeron que el gobierno respalda al intendente Galli, “que está a disposición de la Justicia y que dio la cara”.
LEÉR MÁS  Otra despenalización: Hablan de consumo de droga "privado"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here