El juez federal Ariel Lijo interrumpe su licencia hoy y vuelve en las próximas horas a los Tribunales para evaluar la denuncia que hizo el difunto fiscal Alberto Nisman contra la Presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, por supuestamente encubrir a los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

Fuentes judiciales informaron a NA que el magistrado volverá en las próximas horas a su despacho de Comodoro Py para evaluar la denuncia, aunque su par María Servini de Cubría, quien lo subrogabas, determinó la semana pasada que la denuncia no ameritaba habilitar la feria judicial.

LEÉR MÁS  Corridas, piedras y gases durante el tratamiento de la reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here