El Gobierno quiere aprovechar el éxito del G20 para recuparar confianza

El Gobierno busca aprovechar el efecto positivo de la cumbre.Recibirá a los medios el lunes a las 9.45.

El Gobierno disfruta De las horas posteriores al G20 y busca aprovechar la iniciativa para relanzar la candidatura de Mauricio Macri por la reelección.

Mauricio Macri buscará aprovechar el balance positivo que dejó el G20 en la mirada del Gobierno en términos de organización, seguridad y la declaración de consenso aun cuando reflejó las diferencias. Acaso para extender los efectos y el aire renovado del fin de semana como contraste de los indicadores económicos y remontar la imagen, el Presidente dará el lunes a las 9.45 una conferencia de prensa en la Casa Rosada en la que permitirá hacer ocho preguntas.

El Gobierno tratará de usar la cumbre como un viento a favor para recuperar capital político, de lo que viene, mirará con atención la conflictividad social en este mes sensible desde hace tiempo en la Argentina.

“Hoy tenemos un país conectado al mundo como nunca en su historia. El mundo nos ha dado un lugar y nos quiere acompañar. Hoy hay futuro”, aseguró Macri para empujar la expectativa en la jornada final de la cumbre. La reunión con Xi Jinping en la Quinta de Olivos marcó el cierre de los encuentros con los principales líderes del planeta y los apoyos de los mandatarios al rumbo o a la figura del Presidente otra vez funcionarán como un contrapeso con el objetivo de recuperar capital político ante las cifras de inflación, caída de la actividad, pérdida de empleo y pobreza en aumento.

De acuerdo con un informe del ministerio de Hacienda antes de marzo comenzará a sentirse un repunte en la economía. El llanto de Macri en el Colón implicó el plus para volver a tender un vínculo emotivo con los desencantados por la gestión: celebrado por los estrategas e integrantes del gobierno, aseguraron que todavía no midieron el impacto en imagen.

Superado el G20, uno de los principales focos estará puesto en las protestas y posibles desbordes de fin de año. Todavía no había salido de Olivos el presidente chino cuando un funcionario repasaba que de las cuatro prioridades que fijó el Gobierno para esta etapa de crisis (estabilidad macroeconómica, sanción del Presupuesto 2019, organización de la cumbre y paz social en diciembre) queda controlar la conflictividad en las calles, más allá de que el dólar no permite relajarse y las tasas altas frenan la actividad. En el plano financiero hay expectativa de una favorable reacción de los mercados por la tregua de la guerra comercial negociada entre Xi y Donald Trump.

En cuanto a fin de año la percepción coincide en la Casa Rosada y La Plata, con María Eugenia Vidal atenta al conurbano bonaerense con vastos sectores vulnerables: la crisis cambiaria y la recesión profundizaron las urgencias, aunque así y todo en principio no advierten un clima de conflictividad salvo que sea generado por motivaciones políticas, según la mirada compartida: “La situación no es distinta a septiembre, octubre o noviembre. Si no pasó hasta ahora no debería haber problemas por situaciones objetivas, si no hay intencionalidad”, ratificó este domingo un funcionario con termómetro de las zonas calientes.

Desarrollo Social buscará desactivar eventuales focos de conflicto y al bono de $1.500 para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ya anunciado en septiembre agregaron el adelanto del pago de los programas ($6.000) del 5 de enero al 28 de diciembre, aumentos de las partidas para comedores y un kit de productos navideños.

A Macri le queda un temario menos áspero en el Congreso durante las sesiones extraordinarias, con un temario acordado aunque no exento de controversias. Un caso será el financiamiento de los partidos, con el que habrá debate no sólo con la oposición sino dentro de Cambiemos. En el plano internacional, el Presidente confirmó durante la cumbre que visitará la India -posiblemente en febrero- y todo indica que asistirá a la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil, el 1° de enero, estimaron en la Casa Rosada. Otra cita fuera del país de la que no participará pero lo devolverá a una de las adversidades locales será el River-Boca del domingo, el superclásico organizado en Madrid como la extensión del papelón del operativo en Núñez y la imposibilidad de armarlo con seguridad en Buenos Aires.

A su vez el macrismo había dejado para después del G20 actos y definiciones partidarias. El PRO tendrá este mes el último encuentro nacional del año con referentes de todos los distritos, quedó pendiente una reunión con los radicales para cerrar las heridas de la silla quitada a Mario Negri en el Consejo de la Magistratura y volver a encaminar la relación con Elisa Carrió. A nivel interno correrá la el debate por el eventual adelantamiento de la elección en territorio bonaerense.

Patricia Bullrich sumó puntos

Luego del evento mundial, que superó las expectativas del propio Ejecutivo, la gran ganadora puertas adentro del gabinete fue Patricia Bullrich, que tras militarizar la Ciudad evitó los incidentes que se pronosticaban desde varios sectores, en especial luego del affaire del superclásico que se cargó a su par porteño, Martín Ocampo.

La ministra de Seguridad sumó puntos en su carrera por la vicepresidencia, en desmedro de la pálida imagen que dio la actual vice, Gabriela Michetti, enredada en un papelón con el francés Emmanuel Macron que se condimentó con sus poco felices lamentaciones por tener que acudir a la asunción del mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Según informó LPOBullrich se entusiasma con acompañar a Macri en la fórmula de 2019 y su actuación en el ministerio es valorada por el electorado del PRO, si bien la inseguridad sigue siendo uno de los temas que más preocupan a los argentinos tres años después de que la ex diputada quedara a cargo de las fuerzas.

La ministra de Seguridad envió un audio a todas las fuerzas para felicitar a los efectivos por los operativos durante el G20: “Confío en ustedes fuertemente”, repite Bullrich.

A través de los operativos encabezados por la ministra, el gobierno se subió al éxito del G20 y trató de imprimirle una épica nacionalista al evento. La propia Bullrich dice en ese audio que todos los argentinos están orgullosos de lo que sucedió este fin de semana.

Mientras Hernán Lombardi comparó al G20 con el Mundial 78 que organizó y ganó Argentina en medio de la dictadura militar, los militantes del PRO difundieron un video en el que compararon la gala del Teatro Colón en la que lloró Macri junto a los líderes más poderosos del mundo, con los festejos populares del Bicentenario que organizó el kirchnerismo en 2010. “Vos me mandás la yuta y yo te mando para el cajón”, es la letra de un grupo uruguayo que tocó en los festejos de 2010 y que reproduce el video, en un intento por contrastar la prolijidad y “clase” de la gala de Macri con lo supuestamente vulgar y chabacano de los festejos en la calle por el Bicentenario.

El video reedita una peligrosa y vieja antinomia de “civilización o barbarie” que pregonó Domingo Sarmiento en el siglo 19.

El Gobierno se encargó de difundir el video con la oportuna colaboración de periodistas afines y los llamados “trolls” en las redes sociales. “De un domingo a otro Argentina pasa de la barbarie a la civilización. Del superclásico de la vergüenza al G 20 del ejemplo”, tuiteó la periodista Cristina Pérez, de Telefé.

“Del Bicentenario participaron miles de personas reales que cuando volvieron a sus casas comían bien”, dijo al portal  LPO  un dirigente kirchnerista.

Marcos Peña envió otro audio a los militantes y funcionarios en el que les anticipó que durante la semana harán un acto para celebrar el resultado del G20. “Mauricio la rompió”, dijo el jefe de gabinete, siempre en clave electoral. No es casual que el presidente haya decidido brindar una conferencia de prensa este lunes en la Rosada, con el pecho inflado.

Parte de esa campaña que comienza es la danza de nombres que se instaló en el PRO. Además de la posible candidatura de Bullrich, también se habla de un regreso de Mario Quintana como candidato a senador nacional por la Capital. El ex Farmacity y ex vice de Pela, nació en Mataderos y cuenta con la venia de Elisa Carrió. El año que viene se vence el mandato del senador Federico Pinedo, que es mencionado como probable embajador en Londres.

Fuente: Clarín/Telam/LPO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here