El Gobierno impulsa la obligatoriedad de la sala de 4 años del nivel inicial

“Sabemos que no hay sociedades democráticas y libres sin educación. A esa educación tienen que tener acceso todos”, remarcó la jefa de Estado quien realizó el anuncio acompañada, entre otros, por el ministro de Educación, Alberto Sileoni.

“La Ley de Educación Nacional sancionada en 2006 incorporó la salita de 5 como obligatoria. Vamos por más, como siempre”, recordó la Presidenta al anunciar la extensión de la iniciativa a los chicos más pequeños.

Previo al anuncio, la jefa de Estado había abordado asuntos referidos a la Educación al encabezar la entrega de aulas digitales móviles para alumnos de escuelas primarias de la localidad bonaerense de Lanús.

La Presidenta señaló que el plan de aulas digitales móviles permitió cubrir, hasta el 2014, al 54 por ciento de los colegios primarios y demandó una inversión de 890 millones de pesos, al tiempo que recordó que para los alumnos secundarios se implementó el plan de entrega de computadoras netbooks.

Fue en ese contexto que remarcó la importancia de que todo el alumnado tenga acceso “a lo digital” y desestimó las críticas de quienes cuestionan que el Estado se haga cargo de eso: remarcó que no todas las familias pueden acceder a la compra de una computadora y sostuvo “mientras que esto no suceda, el Estado tiene que estar presente y dar respuestas”.

Uno de los momentos más emotivos del discurso de la Presidenta, también referidos a la Educación, fue cuando anunció la entrega de un subsidio a la biblioteca “Palabras del alma”, para que puedan finalizar una obra e inaugurar Aulas para que se pueda dictar allí el Plan de Finalidad Escolar (Fines).

La mandataria contó que ”Palabras del alma” es una biblioteca popular que, a través de una asamblea, decidió rechazar una donación de una empresa de Pilar vinculada a un fondo buitre.

LEÉR MÁS  El exsecretario de Cristina desmintió lo dicho por José López

Fue el viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, también presente esta tarde en la Casa Rosada, quien narró la historia a través de una nota a la Presidenta en la que además le contó que se trataba de una biblioteca que nació en el 2000 y que en sus orígenes destinó buena parte de su energía a brindar almuerzo y meriendas a quienes asistían a la biblioteca aunque el objetivo principal era la alfabetización.

Además de Álvarez Agis y Sileoni, se sentaron junto a la Presidenta la ministra de Cultura, Teresa Parodi, y su par de Industria, Débora Giorgi.

Flanqueada por esos ministros, y por otros funcionarios y dirigentes que asistieron al acto oficial en el salón de las Mujeres del Bicentenario, la jefa de Estado volvió a referirse, además, a temas relativos a la industria automotriz.

Tal como había dicho el lunes durante el cierre de la reunión del Consejo del Salario, la jefa de Estado volvió a afirmar que hay quienes “están escondiendo, no vendiendo, no mostrando” autos, aunque está vez explicó que prefería no volver a utilizar la expresión “encanutando autos”.

Tras repasar la composición de la industria automotriz en Argentina, la jefa de Estado contó que después de su discurso del lunes había recibido una nota, a través del secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, en la que el dueño de una de las 11 terminales automotrices que hay en la Argentina pretendía explicarle la situación de esa industria en el país.

“¿Saben que la industria automotriz es deficitaria? Del 2003 a los primeros 7 meses de este año el déficit de la balanza comercial por el complejo de las 11 terminales es de 33.000 millones de dólares”, remarcó Cristina al referirse a la diferencia entre lo que importan y lo que exportan estas terminales.

La jefa de Estado remarcó que el dueño de una de las terminales le explicaba que los problemas del sector tenían que ver con la caída del mercado interno, la baja en las exportaciones a Brasil y la restricción a la compra de moneda extranjera.

LEÉR MÁS  Las causas que Cristina acumula en la Justicia

“Si las importaciones se han reducido porque, según ellos, hubo una caida del 39 por ciento en la demanda del mercado local y un 29 por ciento desde Brasil, no deberían faltar autos”, sostuvo la jefa de Estado al señalar que cada vez son más las denuncias que indican que las concesionarias no estarían vendiendo todo lo que pueden.

En ese contexto aseveró: “Vamos a convocar a todas las terminales automotrices”. Y agregó: “Por un lado suspenden gente y por el otro boicotean el plan ProCreAuto. Vamos a prorrogar ProCreAuto para que los argentinos puedan seguir comprando autos”.

Finalmente, la mandataria se refirió a la reunión del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil: destacó que el nuevo aumento lleva el mínimo al más alto de América latina al tiempo que calculó que del 2003 hasta la fecha el aumento es del 2.389 por ciento.

“Qué me digan qué aumentó desde el año 2003 a la fecha un 2.389 por ciento. Nada. Esto significa que hay capacidad adquisitiva en los salarios de los trabajadores”, remarcó.

En ese marco, instó a todos los actores de la economía a seguir colaborando con el crecimiento de la Argentina, sobre todo en un contexto en el que las economías externas experimentan distintas situaciones de crisis.

“Les pido a todos que colaboremos”, sostuvo la mandataria quien pidió “no especular” y alejarse de los comportamientos “que dejan mucho que desear”, sobre todo por parte de aquellos sectores “en los que el gobierno argentino ha puesto mucho para su desarrollo”, como el automotriz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here