Sanciones disuasivas para combatir la cartelización de la economía; un régimen de clemencia, con la incorporación de la figura del arrepentido; control de las operaciones de concentración económica y un Régimen de Fomento de la Competencia. Estos son los principales puntos de un proyecto de ley de Defensa del Consumidor presentado por el interbloque Cambiemos en el Congreso.
Entre las sanciones, la iniciativa propone la aplicación de multas que pueden llegar al doble del beneficio obtenido ilícitamente como resultado de la conducta anticompetitiva; o hasta 30 por ciento del volumen de negocios en los mercados afectados, multiplicado por el número de años de duración de dicho acto; o hasta el 30 por ciento del volumen de negocios consolidado a nivel nacional del grupo económico durante el último ejercicio; que el número puede alcanzar hasta 200 millones de Unidades Móviles (equivalente a $3.000 millones de pesos ajustables por IPC).
La presentación del proyecto, que además estipula la creación de una agencia nacional de Defensa de la Competencia, estuvo a cargo del presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, los diputados nacionales Elisa Carrió (CC-ARI) y Mario Negri (UCR) y Nicolás Massot; y por el ministro de Producción, Francisco Cabrera.
”Estamos trabajando para que las pymes puedan generar más trabajo”, señaló el funcionario nacional al defender la propuesta, en una rueda de prensa realizada en el salón Parodi de Diputados donde, además, estuvo acompañado por el secretario de Comercio, Miguel Braun; y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.
En realidad, se trata de dos proyectos que van en el mismo sentido: uno de Carrió y otro de Negri, pero el Ejecutivo busca ahora unificar y avanzar en su tratamiento en la Cámara Baja.
”El Poder Ejecutivo apoya este proyecto porque la defensa de la competencia es un pilar fundamental del Plan Productivo Nacional en el que trabajamos todos juntos. Tenemos la responsabilidad de crear las condiciones para que la Argentina tenga de una vez por todas reglas claras para los consumidores, sea un escenario propicio que aliente las inversiones de las pymes para generar más empleo, y estar a la altura de las mejores prácticas internacionales”, enfatizó Cabrera.
Carrió, por su lado, indicó que desde Cambiemos se busca ”una competencia sana y transparente” para afirmar que ”hasta hoy tenemos un modelo hecho para la concentración económica. Hay un país que chorrea para afuera y no crece para adentro”, por lo cual sostuvo que la reforma de la ley de Defensa de la Competencia impulsada busca salir de ese esquema.
”Hay que acostumbrarse a que en la Argentina hay un mercado”, disparó Carrió, al criticar las maniobras de ”cartelización” aplicadas por algunas empresas. Además, expresó que, si bien ”el transporte y la logística son importantes, no se pueden quedar con el 80 por ciento de las ganancias”, al reclamar una baja en los precios en las góndolas de los supermercados, aunque defendió al secretario Braun al señalar que es quien más hizo para fomentar la competencia en los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here