Con casí el 100% del escrutinio realizado, Daniel Scioli está alcanzando casí ocho millones y medio de votos, sacandole dos millones de diferencia a Mauricio Macri. El Frente para la Victoria se consolida nuevamente como la primer fuerza a nivel nacional, conquistando 20 distritos nacionales y perdiendo solamente en Mendoza, Córdoba, San Luis y la Ciudad de Buenos Aires.

En San Luis, se impuso como era previsible el puntano Adolfo Rodriguez Sáa, quien obtuvo el 45,1% sobre el 24,8 que obvtuvo Macri y el 19,6 de Daniel Scioli.

Mendoza fue el único bastión donde Mauricio Macri fue el candidato más votado, además de la Ciudad de Buenos Aires. En la provincia cuyana fue el presidencial más elegído con el 36,1% de los votos, aunque sólo le sacó 30 mil votos de ventaja a Daniel Scioli, que sumó el 33,2% en un territorio que a priori era adverso.

En Córdoba sacó pecho el actual gobernador José Manuel De la Sota siendo el más votado en su provincia con un total del 33,2%, a los cuales se sumaron los 5,6% de Massa dandolé a UNA su único distrito ganado.

En la Ciudad, Cambiemos obtuvo el 48,89% de los votos, y Macri acaparó el 85% del voto de su interna mientras que Scioli tuvo el 23,25%.

Continuidad y fortaleza

Luego de la derrota en Buenos Aires en las elecciones de medio término de 2013, muchos creían que el Frente para la Victoria afrontaría en 2015 un fin de ciclo. Luego de los idas y vueltas de Florencio Randazzo, Daniel Scioli conformó su figura en base a la fuerza de los gobernadores federales, quienes le garantizaron una gran cantidad de votos a lo largo del país.

El FpV predominó en 20 distritos electorales, solo perdió en Córdoba donde ganó De la Sota; en San Luis histórico ”feudo” de los Rodriguez Sáa, lugar al que Scioli puede conquistar con acuerdos políticos. Mendoza fue otro de los sítios donde Scioli no ganó, pero acrecentó muchísimo su intención de voto.

La prominencia del FpV se dio en los distritos del norte argentino. Formosa, Tucumán, Santiago del Estero, Corrientes, Misiones,Salta, Jujuy y la cuyana provincia de La Rioja le dieron al peronismo un respaldo contudente a la fórmula de Daniel Scioli y Carlos Zannini.

A esto hay que sumar una excelente elección en San Juan y una buena elección en Entre Rios, donde Cambiemos depositaba su confianza en el ruralista Alfredo De Angelis. En Santa Fé Perotti venció a Reutemann y a Binner, aportando a un gran triunfo de Scioli ante Macri por dos puntos. El efecto ”Del Sel” parece haber perdido potencia a la hora de nuclear las expresiones del electorado.

En el sur, Scioli se impusó en todas las provincias sobre Mauricio Macri con un margen promedio de 20 puntos. El FpV sigue siendo la fuerza nacional más importante del sistema político y apelará a profundizar esta vía para atraer a aquellos votantes que optaron por otros candidatos peronistas, para así intentar ganar la elección en primera vuelta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here