En el inicio de la semana en la que se cumplirán tres décadas de la recuperación de la democracia y con una amplia participación ciudadana cercana al récord, los argentinos protagonizaron una nueva elección legislativa que dibujó la relación de fuerzas parlamentarias de los dos años que restan de la gestión de Cristina Fernández e insinuó, seguramente en una secuencia destinada a sufrir modificaciones y vaivenes, el escenario preliminar y ¿protagonistas? de la disputa por el poder en el próximo recambio presidencial de 2015. Los más de 30 millones de ciudadanos habilitados para votar confirmaron la tendencia nacional que dibujó el primer test general que significaron las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto pasado.

Después de diez años de gobierno, el Frente para la Victoria (FPV) logró ser ratificada como la primera fuerza nacional y mantener posiciones en el Congreso Nacional, aunque no consiguió revertir las derrotas en los distritos de mayor peso electoral del país. Anoche, escrutado el 96,74% de las mesas a nivel nacional en la categoría de Diputados, el FPV obtenía el 33,04% de los votos (132 diputados), el radicalismo y aliados el 21,35% (54), el Frente Renovador el 17,07% (19) y el PRO el 9,03% (18). En el Senado, en tanto, trepaba al 32,09% de los votos. Con esos resultados, el oficialismo conseguía sumar cinco bancas a las 34 puestas en juego en la Cámara Baja y redondear un bloque de 132 legisladores, entre propios y aliados. En el Senado, el FPV perdía un lugar de los once puestos en pugna. Así, lograba un objetivo clave para la administración del poder y la gestión en los próximos dos años: retener el control de ambas Cámaras parlamentarias.

En algunos distritos, el oficialismo logró mejorar e incluso revertir resultados en relación a las primarias. En esa lectura sobresalió la performance del FPV en San Juan, donde el oficialismo dio vuelta el resultado de las PASO y aventajó con comodidad al PJ disidente aglutinado en Compromiso Federal. También fueron contundentes los triunfos en Santiago del Estero, Chaco y Formosa.

El oficialismo vivió una jornada electoral atípica. La ausencia de la presidenta por el estricto reposo médico que guarda desde que fue operada de un hematoma en el cráneo marcó el cierre de una pelea que la tuvo en el inicio como protagonista central y que, sobre el final de la campaña, obligó a un cambio de estrategia comunicacional. Anoche, el vicepresidente Amado Boudou y todo el elenco ministerial se encargaron de la lectura política de los resultados. ”Seguimos siendo la primera fuerza, es una certeza para los 40 millones de argentinos”, subrayó Boudou. El vicepresidente hizo una especial mención a los gobernadores e inició un contacto por teleconferencia con algunos de los ”ganadores” del FPV: el chaqueño Jorge Capitanich, el entrerriano Sergio Urribarri y el rionegrino Miguel Ángel Pichetto.

LA DISPUTA CLAVE. La pelea mayor volvió a dibujarse en territorio bonaerense. Con el 37,36% del padrón, el primer distrito electoral del país proyectó la figura del candidato del Frente Renovador, el intendente de Tigre, Sergio Massa, como claro ganador. Escrutado el 76,89% de las mesas, su espacio lograba anoche el 43,70% de los votos y descontaba más de once puntos al candidato del FPV, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que cosechaba el 31,69 por ciento. Massa fue el último de los competidores en hablar en público. En una cuidada escena televisiva, similar a la estética del PRO, el ex jefe de Gabinete hizo un llamado a la ”unidad en la diversidad” y volvió a poner el combate al delito y a la inseguridad como las ideas fuerza de su discurso. ”Hay que dejar de gastar en propaganda para invertir en seguridad”, subrayó.

El intendente de Tigre evitó menciones formales a la pelea por 2015, un lugar en el que, desde su triunfo en las PASO, pretenden ubicarlo observadores interesados. Sin embargo, también buscó dejar satisfechos a esos sectores: ”Esto nos obliga a cruzar la frontera y recorrer la Argentina”, dijo el flamante diputado electo.

En un hotel porteño, a pocas cuadras de la Casa Rosada, Insaurralde eligió recordar a Néstor Kirchner –ayer se cumplieron tres años del fallecimiento del ex mandatario– y agradeció especialmente el trabajo de la militancia. A su lado, lo escuchaba el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, una figura gravitante en la campaña electoral del oficialismo que ayer evitó hablar de sus ya declaradas ambiciones presidenciales. La caída del FPV en su territorio será de lectura obligatoria para la disputa interna que comienza a insinuarse en el peronismo por la sucesión de liderazgos, un juego de reordenamiento interno en el que también se vislumbran los nombres de otros dos gobernadores: Urribarri –quien logró consolidar el triunfo del FPV en las PASO sumando cuatro puntos más de ventaja– y Capitanich. El mandatario chaqueño logró franquear la barrera del 60% en su distrito.

DISTRITO PRO. La Ciudad de Buenos Aires volvió a confirmar la posición de liderazgo del PRO. El macrismo se impuso como la fuerza más votada tanto en las categorías de Diputados como Senadores. El Frente UNEN –el espacio opositor que disputó una verdadera interna abierta en medio de mediáticas disputas– logró quedarse con la banca de la Cámara alta para la primera minoría con la candidatura del cineasta Fernando ”Pino” Solanas, quien dejó fuera de carrera al kirchnerista Daniel Filmus.

La fuerza que encabeza el alcalde Mauricio Macri se impuso como la más votada tanto en la elección para diputados nacionales como de senadores; y, en ambos casos, fue secundada por UNEN y el FPV, respectivamente.

Macri no titubeó en hablar de su candidatura para 2015. Apoyado en el segundo lugar que el cómico Miguel Del Sel logró en la provincia de Santa Fe, y la buena performance en Entre Ríos, el macrismo se acercaba anoche a conformar un bloque de 18 diputados. ”La mayoría de los argentinos están cansados de que gobiernen siempre los mismos. En estas elecciones hubo gente que participó de Gabinetes nacionales. Ya tuvieron su oportunidad y en 2015 en el PRO no va a haber ningún integrante de Gabinetes anteriores. Venimos a hacer un cambio en serio”, dijo el alcalde, en obvia alusión a Massa.

CAMBIOS EN CÓRDOBA. La provincia mediterránea también dio algunas sorpresas. Con su delfín, Juan Schiaretti, el gobernador José Manuel de la Sota logró confirmarse en el primer lugar, aunque perdió cuatro puntos en relación al 30% de los votos cosechado en las PASO y perdió un diputado. Un dato que De la Sota deberá madurar para evaluar su proyección nacional, golpeada en las últimas semanas por las denuncias de connivencia política y policial con resonantes casos de delitos vinculados al narcotráfico.

La UCR también logró mejorar posiciones e imponerse en Córdoba Capital; mientras que el FPV, con la candidatura de la ex rectora de la Universidad de Córdoba, Carolina Scotto, a la cabeza mejoró posiciones y pasó del cuarto al tercer lugar, en relación a los resultados de las PASO.

TRIUNFO SOCIALISTA. La provincia de Santa Fe volvió a posicionar al Frente Progresista Cívico y Social, con la candidatura de Hermes Binner a la cabeza, como fuerza favorita. Anoche, con el 77,36% de las mesas escrutadas, el ex gobernador de Santa Fe alcanzaba el 43,05% de los votos, seguido por Del Sel, con el 27,30%, y la lista del FPV con Jorge Obeid al frente de la lista, con el 22,99% de los apoyos. En los festejos, Binner eligió confrontar con el gobierno nacional. ”Quisieron poner de rodillas a la provincia de Santa Fe y no lo consiguieron”, puntualizó.

LA RESURRECCIÓN DE COBOS. Como primer candidato a diputado por la UCR, el ex vicepresidente Julio Cobos obtenía anoche más del 47% de los votos, un resultado que también lo ubica como una potencial proyección nacional en el disperso universo opositor. ”El mensaje de la ciudadanía es que busquemos las uniones, más allá de las diferencias. Por eso haremos todo lo posible para sumar más aliados. Necesitamos grandes acuerdos”, prometió.

LA IZQUIERDA. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) fue otro de los protagonistas del domingo electoral. En una elección histórica, el espacio cosechó más de un millón de votos y logró ubicar a tres legisladores en la Cámara Baja.

HACIA 2015. Como en cada elección legislativa desde el retorno de la democracia, los argentinos dibujaron ayer un nuevo mapa parlamentario. Hubo firmes señales hacia la gestión ejecutiva que, como también quedó demostrado desde 1983, resultarán indicadores todavía destinados a completarse durante los próximos dos años. Demasiado tiempo para pronosticar, con los resultados aún frescos, si todos los jugadores que anoche comenzaron a mostrar sus cartas quedarán en carrera para 2015. «

Resultados en el interior

El Frente para la Victoria logró ganar posiciones con respecto a la performance de las PASO por algunos cambios clave en relación al resultado del 11 de agosto, como sucedió en la provincia de San Juan. Esa tendencia, sin embargo, no alcanzó para revertir resultados en Jujuy donde el FPV quedó en segundo lugar (38,79 %) detrás del Frente Jujeño (40,21%), ni para cambiar el escenario en Catamarca, donde también, por menos de dos puntos, se impuso la UCR.

CFK: un 52,5% de imagen positiva

Una encuesta de boca de urna realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) informó que la imagen positiva de la presidenta Cristina Fernández es del 52,5 por ciento. La encuesta publicada por CEOP permite ver un claro repunte de la imagen presidencial.

En los últimos meses se produjo una modificación en la comunicación presidencial con entrevistas íntimas realizadas en el ciclo Desde otro lugar en el que la entrevistaron los periodistas Hernán Brienza y Jorge Rial.

Además, la medición ocurre mientras la mandataria mantiene reposo luego de haber sido intervenida quirúrgicamente en la Fundación Favaloro, donde se le extrajo el hematoma subdural que se le había diagnosticado.

Ayer, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, informó que la mandataria tenía previsto seguir la información más relevante de las elecciones legislativas desde Olivos. ”Irá recibiendo información a través de sus colaboradores personales y su secretario privado, así como por sus familiares”, expresó.

Cristina Fernández no pudo viajar a Santa Cruz para emitir su voto debido al preoceso de recuperación de la intervención quirúrgica a la que fue sometida, que por prescripción médica la obliga a mantener reposo durante 30 días.

La cifra

El nivel de participación fue del 77,65 por ciento del padrón nacional que ayer se registró en las elecciones legislativas, una cifra cercana al récord desde el retorno de la democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here