En un acto simple pero enérgico y de gran carga simbólica el entonces presidente Néstor Kirchner decidió, un 24 de marzo de 2004, acercarse al Colegio Militar del Palomar y ordenar que se descolgaran los cuadros de Rafael Videla y Reynaldo Bignone.

”Proceda”, dijo Kirchner al titular del Ejército, Roberto Bendini, cuando se cumplían 28 años del golpe de Estado de 1976.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

En el discurso que pronunció tras tamaño gesto, el exPresidente instó a las Fuerzas Armadas a ”nunca más utilizar el terrorismo de Estado y las armas contra el pueblo argentino”.

”No hubiera querido nunca tener que estar ante esta instancia, porque recordar el 24 de marzo de 1976 es uno de los instantes más dolorosos y más crueles que le ha tocado vivir a la historia argentina en su conjunto”, expresó Néstor.

LEÉR MÁS  Macri ya decidió remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas

Finalmente agregó: ”Quiero dejar en claro que el terrorismo de Estado es una de las formas más injustificables y sangrientas que le pueden tocar vivir a una sociedad. No hay nada, por lo grave que sea, que esté pasando en un determinado momento de la sociedad argentina o de cualquier sociedad, que habilite el terrorismo de Estado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here