El costo de no votar en las elecciones

Por Horacio Yacante para VP

A sólo tres días de las elecciones legislativas y con las campañas de los candidatos en su punto más alto de exposición en los medios de comunicación, miles de argentinos ansían la veda electoral y hasta reflotan el planteo postergado de si en nuestro país el voto debe seguir siendo obligatorio o voluntario.

El 25 de abril de este año la Cámara Nacional Electoral estableció los montos de las multas que deberán pagar aquellos que no cumplieron con su deber cívico en las PASO de agosto y las legislativas de octubre, estableciendo un monto de 50 pesos por el incumplimiento de alguna de las instancias y de 100 pesos más en el caso de no haber asistido a ambas. A esto se le suma una restricción para acceder a cargos estatales y la imposibilidad de realizar trámites como la renovación del DNI, entre otros.

LEÉR MÁS  Pablo Moyano aseguró que su orden de detención es por una orden del Presidente

Sin embargo, como reza el dicho popular: “Hecha la ley, hecha la trampa”. Muchos argentinos que no se ven perjudicados por la restricción han comenzado a manifestar su deseo de pagar la multa como un canon para no tener que votar o algo así como comprar su “derecho al no voto”, y de esta manera dedicar el día a otras actividades que considere más pertinentes.

Al respecto, el candidato por el FAP, Alberto Montbrun, calificó a la posibilidad de no votar como “la más genuina expresión democrática del mundo” y agregó: “Siempre que la multa sea razonable”. Montbrun aclara que desde su convicción personal el voto debería ser voluntario porque “es un mecanismo de participación política, que por definición es voluntaria”.

En contraparte, la jueza del Tercer Tribunal Tributario y docente universitaria, Gabriela Ábalos, prefiere mantener la discusión en el marco de la responsabilidad civil y en la educación cívica de los ciudadanos. La profesora de Derecho Constitucional de la UNCuyo y la Universidad de Mendoza, criticó que “siempre se le puede encontrar una vuelta a la norma”, pero que en estos casos tiene que privilegiarse “la oportunidad que tenemos como argentinos de participar en la vida política de nuestro país”. “Después no vale quejarse ni decir que no votó a tal gobernante o legislador”, sentencia Ábalos.

LEÉR MÁS  El PJ mendocino tiene nuevo presidente: Guillermo Carmona

Con pros y contras en torno a la obligatoriedad del voto, los argentinos agregan una pregunta que no fue incluida en la agenda de ninguno de los debates propuestos a los candidatos. De este modo, el desencanto por la política partidaria que hace una década derivó en el “que se vayan todos”, bien podría mutar hacia el “prefiero pagar la multa que votar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here