El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó ayer la llamada ”estrategia de país” con la Argentina hasta 2015. El programa consta de un total de U$S 6000 millones, con un promedio de aprobaciones de U$S 1500 millones por año focalizados en la región del Norte Grande (Catamarca, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Salta y Santiago del Estero) y el Conurbano Bonaerense. El éxito con el que el país pasó por el directorio del organismo refleja los resultados del trabajo de los equipos del Ministerio de Economía, que tuvieron que contrarrestar las presiones desde España tras la renacionalización de YPF y desde Estados Unidos por la disputa con los fondos buitre. Según comunicaron desde la cartera que encabeza Hernán Lorenzino, los objetivos estratégicos a partir de los fondos que enviará el BID serán ”aliviar las restricciones al crecimiento, la inclusión social y productiva, la sostenibilidad urbana y el mejoramiento del hábitat”. Con estos ejes de acción, las intervenciones abarcarán sectores tan amplios como el transporte, la energía, el desarrollo rural y agropecuario, el turismo, la educación, la saluda, el agua potable y saneamiento, el tratamiento de residuos sólidos, y el desarrollo urbano y del sector privado. Además, en forma transversal se abordarán los aspectos relativos al desarrollo juvenil, la sostenibilidad ambiental y el cambio climático. La cartera actual del BID con el sector público es de 54 operaciones por un monto total de U$S 9206,4 millones. Esta cifra se encuentra distribuida en un 61% para proyectos dirigidos a promover el crecimiento y la competitividad, 28% promueven el desarrollo social y un 11% la mejor gobernabilidad. ”Durante el año 2012, el BID aprobó nuevos préstamos por un monto total de U$S 1390 millones, completando así la programación prevista para el año. Estas acciones reflejan la participación estable del BID en la Argentina, siendo históricamente su principal socio multilateral para el desarrollo, y el compromiso de la institución de continuar en ese sentido”, subrayó el Ministerio de Economía en un comunicado. Entre otras líneas, el BID otorgó U$S 200 millones para aumentar la inversión en investigación, desarrollo e innovación con el objeto de mejorar la competitividad y productividad de las empresas. A través del crédito se financió la segunda fase del Polo Científico y Tecnológico y 1260 proyectos de investigación científica, 250 proyectos empresariales de innovación, 30 proyectos de innovación tecnológica sectorial y regional ejecutados por consorcios público-privados.

LEÉR MÁS  "Las provincias no tienen nada que ver con la mala administración del gobierno nacional"

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here