Trabajadores estatales de todo Egipto se declararon en huelga ayer en reclamo de mejoras salariales y contra la corrupción, en el tercer día desde la renuncia del ex presidente Mubarak, informó la cadena de noticias británica BBC.

Además, cerca de 2.000 manifestantes regresaron ayer a la simbólica plaza Tahrir, donde tuvieron lugar las numerosas protestas que durante 18 días llevaron adelante los egipcios para pedir la renuncia de Mubarak, quien gobernó durante 30 años.

Los bancos permanecieron ayer cerrados, tras una decisión del Banco Central egipcio para evitar que la huelga de trabajadores de las entidades estatales en protesta por el abuso de los directivos y la corrupción afectara el desempeño de la economía, informó el sitio de internet Ahram on line.

Hoy, con motivo del feriado por la festividad Mawled al Nabi, que conmemora el nacimiento del profeta Mahoma, tampoco habrá bancos, informó el sitio.

Los trabajadores de los ministerios, incluido el estratégico Ministerio de Petróleo, seguían en huelga para pedir una mejora salarial y la salida de los altos funcionarios relacionados en hechos de corrupción.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Las Fuerzas Armadas tomaron el poder en Egipto tras la renuncia el viernes del ex presidente Mubarak, tras 18 días de protestas y manifestaciones multitudinarias en las calles de El Cairo, apoyadas por huelgas de trabajadores estatales y privados de todos los sectores.

El gobierno militar suspendió la Constitución y disolvió el Parlamento y convocó a elecciones para dentro de seis meses. Egipto tiene alrededor de 80 millones de habitantes, con un PBI per cápita de alrededor de 4000 dólares anuales, según datos del Banco Mundial.

Sin embargo, los salarios rondan las 500 libras egipcias (unos 85 dólares), contra casi 2.000 libras que cobran los militares de menor rango, algo que fue puesto de manifiesto por los policías que reprimieron las primeras marchas de protesta en El Cairo.

Las autoridades militares emitieron ayer una advertencia contra “todo aquel que cree el caos y el desorden”, prohibieron las reuniones de los sindicatos profesionales, ilegalizó las huelgas y llamó a todos los egipcios a “volver al trabajo, dijo un portavoz militar a la BCC.

LEÉR MÁS  Se aprobó en Diputados la ley de "compre argentino"

Grupos de policías decidieron protestar tras la caída de Mubarak y se manifestaron frente al Ministerio del Interior para pedir que sus salarios sean igualados con los de los militares.

Algunos efectivos realizaron disparos al aire pero no se registraron heridos.

Por su parte, los trabajadores de los ministerios de Salud y Cultura organizaron manifestaciones, sumándose asi a los miles de trabajadores que protagonizan paros, huelgas y protestas por mejoras en sus condiciones de trabajo en rubros como los textiles, los ferrocarriles, las telecomunicaciones, el correo, los bancos y las empresas petroleras y farmacéuticas.

Mahmud Nassar, líder del Movimiento de los Jóvenes, afirmó a Ahram On Line que “el ejército avanzó mucho a lo largo de satisfacer las demandas de la gente, e instamos a todos los presos políticos que fueron tomadas antes y después del 25 de enero. Solo entonces se suspenderan las protestas”.

LEÉR MÁS  Tenso cruce entre Macri y los familiares de la tripulación del submarino

Los manifestantes exigieron la liberación de los presos políticos, el levantamiento del estado de Emergencia, la abolición de los tribunales militares, el llamado inmediato a elecciones y una rápida entrega del poder a un gobierno civil.

Las autoridades militares intentaron hasta ahora calmar la tensión de la nación y enviaron mensajes tranquilizadores a la comunidad internacional acerca de sus intenciones de permanecer en el poder y sus relaciones con el radicalismo islámico y con Israel.

Por otra parte, el Ministro del Interior egipcio, Mahmud Wagdy, afirmó que Egipto necesita “el rápido retorno de la policía impositiva”, e informó que fueron alrededor de 13.000 los presos que escaparon de las cárceles egipcias.

Finalmente, los trabajadore de la principal empresa textil de Egipto, que emplea a más de 24.000 personas, anunciaron que suspendieron la huelga en apoyo de la revuelta que derrocó a Mubarak, pero continuaran presionando por mejoras salariales, informaron medios locales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here