Los economistas prevén que el empuje de la demanda interna provocada por el aumento en salarios, jubilaciones y asignaciones, sumado a la recuperación de Brasil, generará un escenario positivo para un mejor 2013.

Asimismo, los analistas remarcaron que ”lo peor de la crisis ya pasó”, y pusieron de relieve que a diferencia de 2008 y 2009, no hubo pérdidas significativas en el empleo, ni la necesidad de apelar en gran cantidad a los REPRO, los subsidios del Programa de Recuperación Productiva, del Ministerio de Trabajo.

También destacaron que el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (PROCREAR) motorizará la creación de empleo en el sector de la construcción y en las economías regionales.

En diálogo con Télam, el economista de la Gran Makro Alejandro Robba destacó que ”todos los números están indicando que el último trimestre va a ser sin dudas el mejor del año”.

Indicó que ”el Presupuesto 2012 está indicando que el año cerrará por arriba de 3 por ciento”, aunque estimó que ”puede ser un poco más”.

”Hay buenos datos de Brasil, que tienen que ver con mejora del comercio minorista y de la compra de autos, junto con las políticas de ingreso del gobierno argentino en materia de jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y paritarias, que provocarán una mejora sustancial en la mejora de la demanda efectiva”, consideró Robba.

El ex subsecretario de Coordinación Económica del Ministerio de Economía remarcó que ”en el primer semestre la economía creció 2,5 por ciento”, y evaluó que ”ese número ya es una base importante para el final del año y un buen inicio del próximo también”.
Indicó que ”si bien la desaceleración de la economía no creó empleo, tampoco provocó que se pierdan muchos puestos”.

LEÉR MÁS  Cambiemos consiguió dictamen de mayoría para la reforma previsional

Al respecto, subrayó que ”se nota que los empresarios esperaban un repunte porque no apelaron al despido”, y afirmó que ”eso indica que las empresas estaban esperando que antes de fin de año hubiera una recuperación de la economía”.

Asimismo, puso de relieve que ”no hubo pedidos de REPRO por parte de las empresas”, y sostuvo que ”la recuperación vino justo antes de que se hubiera aumentado la tasa de desempleo”.

”Si a esto se le suma que en 2013 habrá una situación fiscal mejor, por la cosecha de granos y los precios internacionales, y menor vencimiento de deuda, estaremos en una situación en la cual el crecimiento que dice el Presupuesto (de 4,4 por ciento) va a ser un piso”, concluyó Robba.

Por su parte, el economista del Centro Estratégico para el Crecimiento y el Desarrollo Argentino (CECREDA), Gustavo Ludman, destacó que ”en el último trimestre del año los factores negativos que se dieron durante los primeros nueve meses del año, como la sequía en el agro y la recesión en Brasil no estarán presentes”.

LEÉR MÁS  El Gobierno aumentó el gasto en $ 202.000 millones por decreto

Afirmó que ”ya se empieza a percibir una recuperación de Brasil”, y añadió que en Argentina ”la construcción ya está empezando a reacomodarse, junto con el sector inmobiliario”.

Asimismo consideró que ”una incidencia positiva será el aumento de los haberes previsionales y la AUH, que se expandió por encima de cualquier índice de inflación”.

Subrayó que ”el poder de compra de este beneficio social alcanza a más de 3 millones de chicos”, y agregó que ”el salario mínimo también creció 25 por ciento”.

”La realidad es que todavía se siente la desaceleración, pero el peor momento ya pasó, y de cara al año que viene retomaremos el sendero de crecimiento”, indicó Ludman.

Puntualizó que ”prácticamente por suerte no hubo pérdidas de puestos de trabajo”, y señaló que ”solamente en algunos sectores puntuales como la construcción, hubo alguna contracción, pero se espera que plan PROCREAR contribuya positivamente a su reactivación”.

”Pero la industria y los empresarios en general mantuvieron los puestos de trabajo, porque saben que así como este fue un año flojo, el próximo vamos a crecer más, y no es bueno perder puestos. Los empresario perciben que rápidamente se puede venir la recuperación, entonces resolvieron no perder fuentes porque sino es más difícil reactivar”.

A su criterio, ”estos factores estructurales le dan fortaleza al a la Argentina para enfrentar una crisis económica mundial como la actual”.
Por su lado, los economistas de la consultora Delphos concluyeron que ”los últimos datos referidos a la actividad, en el sector automotriz, la construcción y la recaudación, marcan un despertar del ciclo económico y alejan fuertemente los miedos sobre la continuación del enfriamiento”.

LEÉR MÁS  Reforma previsional: el PJ negocia su apoyo luego del aval de Carrió

Para la entidad que conduce el ex gerente de JP Morgan Martín Benegas Lynch, la evolución del sector automotriz, además de la construcción, la industria y la recaudación confirman que la economía empieza a tomar su mejor color”.
De hecho, el tercer trimestre comenzó con la mejora en el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) en julio de 2,7 por ciento frente a igual mes de 2011 y de 0,5 contra junio último.
De esta manera, el indicador arrojó una variación positiva de 2,5 por ciento en el acumulado de este año respecto de los siete primeros meses de 2011. Para Delphos este resultado ”es un indicador de que el ciclo económico esta despertando luego del enfriamiento del segundo trimestre”.
Señaló que ”desde que se evidenció una desaceleración de la economía en el segundo trimestre del año, tanto los mercados como el ámbito económico en general han estado a la espera de una mejora en los indicadores que aleje el temido fantasma del estancamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here