El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó que el Gobierno pretende reducir el déficit primario en un punto por año. De esta manera, en 2018 terminaría en 3,2% del PBI y, en el último del mandato de Mauricio Macri, en 2,2%. A su vez, ratificó el objetivo fiscal para 2017, de finalizar en un 4,2% del PBI, tal como consta en el presupuesto. Así lo hizo ayer en una conferencia de prensa en la que presentó las metas trianuales y trimestrales de reducción del déficit.
”En el intento de crecer y generar empleo, la política fiscal juega un rol fundamental. Por eso queremos mejorar la composición del gasto público. Por ejemplo, la Argentina gasta mucho en subsidios, que tenemos que ir eliminando, sobre todo en energía”, sostuvo el ministro, acompañado por los secretarios de Hacienda, Rodrigo Pena, y de Política Económica, Sebastián Galiani. ”Tener objetivos trianuales de déficit es muy importante porque nos permite planificar a largo plazo y eso colabora a seguir reduciendo el costo del capital”, consideró.
Sobre el plan de reducción del déficit de un punto por año calificó como un esfuerzo considerable. ”En 2019 nos deja en un nivel prácticamente estable del crecimiento del ratio de deuda a PBI. Pero estas cifras (nominales) pueden cambiar para arriba o para abajo, de acuerdo con cómo funcione el cálculo del PBI para el año próximo”, añadió. En ese sentido, confirmó que las metas son como porcentaje de PBI.
Según el PBI esperado para este año, el déficit primario de 4,2% equivaldría a $ 409.500 millones, detalló Dujovne. Para el primer trimestre, el acumulado del rojo debería ser de $ 58.500 millones; a junio tendría que tender a $ 195.000 millones; a septiembre, $ 312.000 millones, para terminar el año en $ 409.500 millones.
Para llegar a este resultado fiscal, los ingresos deberían crecer 19,6% en 2017 y, el gasto primario, un 23,8%. Y se basará en ”reducción de subsidios, donde el resto de gasto no crece en términos reales, y en un congelamiento de la planta de personal”, detallaron en la conferencia.
Frente a una pregunta de este diario, descartó la posibilidad de reducir el empleo público, aunque claro, habló (y lo especificó en la conferencia) exclusivamente del sector público nacional. ”Vamos a mantener el número de empleos en el Estado Nacional. De ninguna manera producir despidos: hablamos de mantener el tamaño de la planta actual”, aseguró.
Según prometió, presentará a la prensa de manera trimestral las metas de reducción del déficit: entre enero y marzo debería ubicarse en el 0,6% del PBI; en el acumulado al primer semestre, de 2 puntos del producto; al tercer trimestre, de 3,2%, para terminar 2017 en 4,2%. De todos modos, admitió que serán indicativas. ”Si hay un desvío en un trimestre, podremos corregirlos en el trimestre siguiente”, subrayó.
Se seguirá publicando el resultado mensual, aunque con ciertas modificaciones metodológicas y mayor apertura de la información. Se hará el 25 de cada mes o, si cae fin de semana, el día hábil siguiente. Esta vez se difundirá mañana el dato de enero, ya que de otro modo se aplazaría hasta el 1º de marzo. Se sumará además un informe especial sobre ingresos y gastos, que se podrá consultar de manera retroactiva a enero de 2016. Y, para ansiosos, habrá dentro del ”Sitio del Ciudadano” una actualización diaria, en formato txt (para exportar luego a otro programa para procesar información), de la evolución de lo que efectivamente se va pagando.
Desde Hacienda confían en las proyecciones para la economía para próximos dos años: que se crecerá un 3,5% tanto en 2018 como en 2019. Sobre la evolución de la actividad actual, Dujovne rescató que ”a partir del cuarto trimestre de 2016 la economía entró en un proceso de recuperación bastante marcado”.
”El PBI del cuatro trimestre creció con respecto al tercero pero todavía es negativo en términos interanuales. Es un proceso que, pensamos, se va a profundizar a lo largo de este año”, destacó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here