Muy buenos días a todos y a todas. Señores gobernadores; señores miembros del cuerpo diplomático; organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos; señoras y señores legisladores y legisladoras; pueblo de mi Patria; mis queridos jóvenes como siempre, muchas gracias a todos realmente: una vez más, en el marco de lo que dispone la Constitución Nacional en su artículo 99 inciso 8°, vengo a dar cuenta del estado de la Nación y asimismo a dar apertura a este nuevo año legislativo, el 131° período ordinario de este Parlamento Argentino, maravilloso Parlamento Argentino. Y también a proponer, tal cual lo indica el inciso, las cuestiones que de acuerdo a mi pensamiento, a lo que queremos hacer como acción de gobierno, poner a consideración eventualmente normativas a este Parlamento.
Este no es un año cualquiera, esta no es una sesión o un período de sesiones cualquiera, este 131 período de sesiones ordinarias legislativas coincide con dos aniversarios muy fuertes, para mí como militante política, para mi generación y creo que para todos los argentinos. Este año se van a cumplir 30 años de la recuperación democrática de la República Argentina; 30 años que los argentinos recuperamos el derecho a la vida, que nos había sido arrebatado por el terrorismo de Estado; 30 años en que hemos recuperado la libertad; 30 años en que hemos recuperado a la soberanía popular como única fuente legítima del poder público en la República Argentina.
También en unos días más, apenas unos meses, el 25 Mayo de este año vamos a cumplir 10 años desde el momento en que un hombre se sentó en este mismo lugar, con bastante menos votos que esta Presidenta por cierto pero con una voluntad, una capacidad y una convicción en el futuro basado precisamente en su memoria que no reconocía límites. Y daba comienzo también entonces ese 25 de Mayo un proyecto político abarca activo a toda la Nación donde ya íbamos a la lucha por la igualdad, íbamos a la lucha por un mayor desarrollo económico, social y cultural, por las terribles frustraciones que habíamos vivido los argentinos aún en períodos democráticos. Yo quiero saludar a todas las fuerzas políticas de origen democrático de nuestro país por estos 30 años y por estos 10 años en que los argentinos hemos recuperado tantos derechos y tantas conquistas sociales.

Desarrollo y crecimiento son las dos palabras que creo más sintetizan estos últimos 10 años. Desarrollo laboral y de seguridad social que ha sido posible por el período de crecimiento económico más sostenido, más importante y más prolongado de nuestros 200 años de historia, y además, crecimiento y desarrollo que se siguió acentuando a pesar de que en el año 2008 el mundo se derrumbó, y a pesar de que aún hoy la crisis parece no tener límites. Yo quiero compartir con ustedes lo que a mi criterio constituye esta década que yo denomino la década ganada por todos los argentinos. Ganada por las cosas que hemos logrado, y que se entienda bien, se puede ganar una elección pero se puede perder el gobierno. Cuando hablo de década ganada lo hago no en términos electorales o partidarios sino de recuperación social, económica, cultural, democrática, de igualdad de los 40 millones de argentinos. Por eso me atrevo calificar sin lugar a dudas que esta década iniciada el 25 de Mayo del año 2003 es la década ganada por todos los argentinos.

Y hay muchas cosas que así lo testimonian. La cantidad de trabajadores que hoy tienen un trabajo registrado, legal con protección social es la más alta de los últimos 38 años y es un 92% superior respecto de las personas que estaban en esa condición antes de la implementación de este patrón y de esta matriz productiva de crecimiento con inclusión social, que creo además es la señal o la clave: crecimiento con inclusión social. Habíamos crecido en algunas otras épocas, los números de la economía así lo testificaban, pero lo habíamos hecho con gran exclusión social, por lo cual a mi criterio por lo menos, como militante política, no era un crecimiento que realmente pudiera exhibirse como tal. Porque la economía con la gente afuera solamente favorece a unos pocos, la economía con millones adentro recuperando trabajo, dignidad y derechos marca también un rumbo diferente.
Sólo en la industria, el comercio y los servicios se crearon casi 200.000 nuevas empresas, un 64% más de las que había al comienzo de este gobierno. Hemos alcanzado un promedio récord de trabajo de casi 500.000 puestos por año, casi triplicando la cantidad anual de nuevos ocupados que se generaron desde el inicio de la democracia en el 83. Se logró reducir un 67% a los desocupados, llegamos nuevamente en este último trimestre del año 2012 al 6,9% de desocupación, acercándonos al récord histórico del 2011 que había sido del 6,7; récord histórico también en la etapa.

Se pasaron a homologar de 200 convenios colectivos por empresa a más de 1500 convenios colectivos de trabajo por empresa en la República Argentina. El salario mínimo de los trabajadores creció un 1338%, mídanlo con los índices que quieran pero jamás habíamos tenido una recuperación tan importante. Quiero marcar que esos 2.875 pesos de salario mínimo, cuando ese hombre se sentó aquí, cuando había casi 25% de desocupados en la Argentina, los que estaban ocupados ganaban 200 pesos por mes y los jubilados 150 pesos por mes. Hoy estamos con un salario mínimo de 2.875 pesos que nos convierte en el mejor salario de América latina. Y comparado con otras grandes potencias, fundamentalmente de las emergentes, no hablo de los países desarrollados, en los países desarrollados los salarios son más altos, el problema es que tienen hoy un 27 ó 28% de desocupados. En economías emergentes muy importantes, tal vez las más importantes del mundo, los salarios son en términos de dólares comparados con la Argentina de 202 dólares contra 579 en la Argentina, 174 y 138.
Este salario mínimo en realidad es un testigo, porque todos los convenios colectivos de trabajo aún aquellos que tienen los salarios más bajos, el salario mínimo de esos convenios colectivos está muy por arriba y bien lo saben los trabajadores de ese salario mínimo que se fija anualmente como testigo y que ha venido desarrollándose en el Ministerio de Trabajo, como no se venía haciendo desde hacía mucho tiempo, todos los años. Hemos celebrado desde el año 2004 las reuniones del Consejo del Salario Mínimo, hemos recuperado nuevamente lo establecido por la Constitución Nacional. Y nunca jamás el aumento mínimo bajó de dos dígitos y a menos del 20%. Lo más bajo fue el 21% en el año 2009, que como ustedes recordarán fue el año de la crisis donde prácticamente hubo un crecimiento inexistente de apenas 0,9%.

Otro de los rasgos distintivos: hablamos de desarrollo laboral pero también desarrollo de la seguridad social. Fundamentalmente la recuperación de los haberes de nuestros jubilados, de nuestros pensionados, se vio reafirmada luego más tarde cuando se decidió recuperar la administración de los recursos de los trabajadores que estaban en el sector privado en manos de las AFJP, pero ya mucho antes se había comenzado una política de recuperación que tiene hitos muy importantes. En diciembre del 2004 el plan de inclusión previsional, en julio cuando se recuperaron las AFJP el decreto de creación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, la movilidad jubilatoria, aquella movilidad que se discutió en esta Cámara y que tal vez con razones o sin razones, pero no importa, muchos creían que los índices que proponíamos no iban a ser los adecuados, no iban a reflejar un buen aumento para los trabajadores, tenemos que decirles que en realidad no es en son de reproche, simplemente que lo que habíamos propuesto era bueno porque tenía que ver con el crecimiento de la economía real y hoy podemos hablar de haber incluido a más de 2 millones de trabajadores. Cuando Néstor asumió en el 2003 había 3.158.000 personas con cobertura social y el haber mínimo era de 150 pesos; hoy a enero del 2013 tenemos 5.886.585, casi 6 millones de personas. El 45% de quienes hoy tienen cobertura previsional lo tienen merced al plan de incorporación, que no fue caprichoso, fue de justicia y equidad absoluta, porque había múltiples situaciones, desde aquellos que habían quedado sin trabajo a una edad en la cual no podían volver a recuperar su capacidad laboral, porque como ya sabemos a determinada edad es mucho más difícil conseguir trabajo, y desde aquellos otros que habían trabajado toda una vida pero que patrones sin escrúpulos no habían hecho los aportes y habían quedado sin cobertura social. Un universo muy amplio que fue contemplado en esa incorporación y hoy -tengo con mucho orgullo y tengan todos ustedes mucho orgullo también, opositores y oficialistas, porque finalmente todos somos argentinos- la Argentina tiene la cobertura más alta, el 94,3% de nuestra gente en capacidad, en condiciones de ser sujeto jubilatorio está con cobertura social, de aquel 66% que había en el año 2003. Nos sigue Brasil en la región con un 89,5%; luego Uruguay con el 78,9; Chile con el 72,8; México con un 34,5. Y así a partir de la movilidad jubilatoria, desde febrero a la fecha, la jubilación mínima se incrementó en un 213,8%. Y desde que Kirchner fue Presidente, sin AFJP, sin ley de movilidad jubilatoria, con un endeudamiento fenomenal, con el mercado de capitales cerrado, el aumento jubilatorio desde que él fue presidente es del 1443%. Las jubilaciones pasaron de 150 pesos a 2165 pesos la mínima.

Y un detalle para algunos que les molestaba el tema de la incorporación de nuevos sujetos. Estos porcentuales no le aprovechan en todo a los nuevos jubilados porque son los que tienen la mínima, cuando los aumentos son como ahora absolutamente porcentuales precisamente van favoreciendo a los que más ganan también en las jubilaciones, así que les pido a todos un poco de inteligencia, justicia y solidaridad a la hora de evaluaciones y juicios de valor sobre la incorporación previsional porque ha sido una medida de absoluta equidad y justicia que beneficia a todos, porque ha contribuido también a generar una demanda agregada propia de que hay más gente con más dinero para poder consumir. Una de las claves también de estos 10 años, haber reconstruido un mercado interno de consumo, haber sostenido la demanda agregada a través de salario, jubilaciones, etcétera; hoy la inversión, no el gasto, como decían en la década del 90, la inversión, a punto tal era un gasto que se quedaron con la crema de los aportes y nos dejaron la deuda al Estado para que nosotros sigamos pagando las jubilaciones, del 4,1% de un PBI sustancialmente inferior al actual, hoy la inversión se incrementó en 3,6 puntos. 7,7 puntos, casi el 8% de nuestro PBI destinado a nuestros jubilados, a nuestros pensionados.

La administración, aquella rémora de que en el sector público se administra mal y que los privados administran bien. Cuando el Estado Nacional, luego de 12 años de haber administrado la AFJP los recursos de los trabajadores argentinos, me rectifico, porque no son de los jubilados, son recursos de los trabajadores argentinos con sus aportes personales y también el sector privado con sus contribuciones patronales contribuyen –valga la redundancia- a sostener esto. Este fondo de sustentabilidad tenía 80.000 millones de pesos luego de 12 años de administración y desde el año 2008 a la fecha, cuatro años porque estamos recién en el comienzo del año 2013, y luego de lo que vamos a enumerar posteriormente, el fondo de sustentabilidad tiene hoy 254.000 millones de pesos, un aumento de 173.000 millones de pesos.

Pero veamos el rol que comenzó a jugar este fondo de sustentabilidad de garantía a través de la ANSES en la economía real. Antes en manos de las AFJP hubo inversiones ruinosas y quiero recordar algunas que hoy inclusive tramitan penalmente, como las acciones de un conocido grupo mediático. No hace falta silbar a nadie, nosotros no silbamos a nadie, nosotros aplaudimos y nos callamos la boca cuando…, no silbemos. La participación en proyectos productivos y de infraestructura cuando las AFJP administraban esos fondos era de apenas 2,2%, en tanto que bajo la administración del Estado subió a 13% la inversión en proyectos de infraestructura y economía real.
Quiero recordar algunos emblemáticos. Allá en el 2009 en medio de la crisis, cuando General Motors, cuya principal planta está radicada cerca de la ciudad de Rosario, iba a despedir a numerosos trabajadores y no iba a presentar el modelo que había anunciado porque la crisis mundial impedía que la casa matriz desde Estados Unidos remitiera los fondos, fue la ANSES quien concurrió con un préstamo, no solamente para que no despidieran a los trabajadores sino para que pudieran presentar el nuevo modelo, y terminaron presentándolo, incorporando nuevos trabajadores y devolviendo el préstamo antes de tiempo. Y no se la prestamos a ningún empresario amigo, se la prestamos a una empresa argentina con accionistas americanos como es General Motors.

También es muy importante la implementación de la Asignación Universal por Hijo, que permitió que más de 1.700.000 familias y 3.300.000 niños tengan no solamente el derecho a esa asignación universal para hijos de desocupados o aún no registrados que no tienen salario mínimo, puedan tener acceso a los bienes y servicios que toda sociedad democrática debe ofrecer a todos sus ciudadanos. Fíjense ustedes, no solamente nos hemos hecho cargo de toda la masa de gente que estaba en condiciones de jubilarse, no solamente hemos aumentado en 1443% y 213% desde la movilidad, también hemos incorporado y protegido al sector más vulnerable de la sociedad, hemos prestado a la economía real y aún así hemos triplicado ese fondo de garantía. ¿Qué significa esto? Que por favor nadie vuelva a querer convencer a algún político argentino, cualquiera sea su partido, de que lo público es peor que lo privado o que lo privado es mejor que lo público porque no es cierto, hay de todo en todas partes, hay buenos administradores públicos y malos administradores públicos, y hay buenos y malos administradores privados, terminemos con esas reglas ridículas o más que ridículas interesadas, impuestas para que dejemos de pensar y para que dejemos de decidir por nosotros mismos.

También esto ha significado que estos chicos que antes muchos no iban al colegio, porque el impacto ha sido maravilloso porque es una creación que no colisiona con lo que siempre fue una crítica del sector privado sobre los planes sociales. ¿Cuál era la crítica de los sectores privados a los planes sociales? Que el que recibe plan social no quiere trabajar. La Asignación Universal por Hijo, que se maneja como asignación familiar de una persona que no tiene trabajo, cuando esa persona tiene trabajo o consigue que lo registre -¿quién no quiere tener trabajo registrado, estable y con todos los beneficios?- la sigue cobrando porque ya no la cobra más como asignación universal por hijo sino como asignación familiar. Por lo tanto lo que no se puede hacer, eso sí, con la asignación universal por hijo, es hacer lo que se hacía en algunos lugares, explotar a la gente pagándole salarios de miseria, yendo a trabajar por 200 pesos, a empleadas a las casas o a gente en las cosechas. Esto es lo que se ha evitado con la Asignación Universal por Hijo, la explotación. Además la cobertura que significa que en cada una de estas familias para poder cobrar el chico debe concurrir al colegio y debe tener su calendario de vacunas y su servicio de salud cubierto.

También la incorporación a enero de 2013 de más de 64.000 embarazadas, ampliamos también el derecho a las mujeres embarazadas como una protección a las mujeres que muchas veces en soledad y también con un grado de incomprensión social inaceptable, deciden tener su hijo, criarlo, y allí tiene que estar el Estado para darle apoyo.

Otro programa que también se implementó a través de la ANSES pero no con fondos de la ANSES, sino con fondos del Tesoro Nacional pero por la red de distribución de la ANSES y precisamente por la vinculación con todo lo que tiene que ver por la Asignación Universal por Hijo es el tema del plan Conectar – Igualdad, que ya llevamos cumplimentado el 74% del plan, entregadas 2.213.582 computadoras y en este año alcanzaremos la meta de los 3 millones y medio de computadoras. También a través de este programa Conectar- Igualdad hemos orientado la inversión a un sector de la economía de alto valor agregado y alto valor tecnológico. Bien lo sabe Tierra del Fuego y bien lo saben también porque la otra de la mitad computadoras se hace aquí en el continente, cómo ha impactado este plan en la economía real y la exigencia que hemos planteado desde la ANSES y desde el Gobierno Nacional, para la mayor cantidad de incorporación de piezas nacionales de modo tal que podamos desarrollar íntegramente la cadena de valor. Tengan en cuenta que antes el que tenía una computadora retiraba la caja del contenedor de la aduana, no había ni un minuto de trabajo argentino, salvo el que lo descargaba del barco, lo cargaba en el camión y lo llevaba al local. Hoy millones de argentinos están trabajando y desarrollando valor agregado a partir de este plan.
También como una medida contra cíclica y para abordar un tema que venía de larga demanda en determinados sectores de la sociedad, el Plan Federal de Viviendas hizo un gran desarrollo en materia de construcción de viviendas populares y mejoramiento de viviendas, que ya van casi, cuando tengamos terminadas algunas este año vamos a llegar al millón entre viviendas construidas y mejoramientos habitacionales.
Una de las críticas que había es que era una forma o un plan de llegar solamente a los sectores más vulnerables y que había sectores de clase media que no podían acceder a un crédito hipotecario de una entidad privada y no tenían la posibilidad de hacerse una casa, por eso lanzamos el Plan Procrear que hoy constituye un verdadero éxito para aquellos sectores que con mayor poder adquisitivo logrado en estos años, con terreno o sin terreno, van a poder abordar.
Estamos también analizando, porque estamos viendo que en el desarrollo del Plan ya se están agotando las presentaciones de las personas que piden al plan con terreno, estamos pensando en lanzar también una nueva línea que tenga que ver con las mejoras habitacionales para familias que han hecho su casa, que la tienen hecha, pero que falta que le agreguen una habitación o quieren mejorar la cocina o el baño. Y esta también es una idea -los diputados de Santa Cruz se van a acordar- que la tomamos de él cuando era gobernador, lanzó un Plan que tuvo un éxito extraordinario en Santa Cruz, porque también nos hacían los mismos reproches con los planes de viviendas populares. Lanzamos el Plan Viviplan, que consistía básicamente en dar préstamos a aquellas personas que ya tenían su casa y querían mejorarla, y fue realmente un éxito porque permitió mejorar la calidad de vida de miles de santacruceños. Y aspiramos, cuando podamos implementar esta nueva línea a través de Procrear, mejorar la vida de miles y miles de ciudadanos de toda la República Argentina.
También el lanzamiento de la Tarjeta ARGENTA. Hoy me decía una persona, una trabajadora, que a su mamá jubilada se le había quemado el televisor y le había ido a buscar la tarjeta y estaba chocha porque en sus 65 años de vida era la primera vez que tenía una tarjeta. Las tarjetas siempre han significado un nivel o una idea aspiracional de estatus en la sociedad, por supuesto no de las doradas o las platinadas, pero la jubilada quería tener una tarjeta y hoy la tiene gracias al programa ARGENTA. Hay más de 224.000 tarjetas ya con compras otorgadas. Y en este marco también no podemos olvidarnos cuando hablamos de nuestros jubilados, Hebe me lo dijo el otro día cuando yo había anunciado el aumento. Estabas vos sentada en primera fila, Hebe, cuando anuncié el aumento que les correspondía a partir del 1° de marzo a los jubilados, e hice toda esta historia del aumento a los jubilados y cuando te levantaste me dijiste ”nena”, bueno siempre me trataba así, Hebe es así con todos, no vayan a creer que por ser Presidenta me trata mejor que al resto, y me dijo ”nena, vos te olvidas de lo del PAMI. ¿Vos sabés todos los beneficios que hoy el PAMI, después de la administración que se ha realizado, tiene y otorga a nuestros jubilados?” La verdad que le pedí Luciano Di Césare que me acercara algunas cifras, y pasamos por empezar de 3 millones de jubilados en el 2004 hoy estamos en 4 millones y medio, 1 millón y medio más de personas que recibe cobertura medicinal de primera, y de primera voy a explicar por qué.
En el año 2004 estaban las famosas gerenciadoras de prestaciones que dieron origen a varias causas penales que todavía algunas andan por allí. ¿Qué cosa las causas penales de funcionarios que siguen con el tiempo? Casi como para tenerlos de rehenes muchas veces o no se sabe para qué, pero alguien es culpable o inocente y punto, y tiene que ser culpable o inocente lo más rápido posible, porque esa es la verdadera justicia y lo que quiere la sociedad.
Perdónenme la digresión porque si no uno sigue siendo culpable sin ni siquiera estar condenado. Termina siendo culpable mediáticamente y sin poder defenderse porque no hay ningún juez que todavía lo haya acusado de tal o cual cosa, entonces sería bueno que tuvieran el derecho, todos, absolutamente todos los argentinos, a saber por qué se los juzga y de qué se los juzga.
Sigo con el tema del PAMI, de 72 prestadoras con sus contrataciones, porque las gerenciadoras eran en realidad meras intermediarias que contrataban a otros, pasamos a 20 mil prestadores con gestión directa, lo cual ahorró muchísimo dinero en el medio. Del 30 por ciento de utilización de los afiliados pasamos a un 90 por ciento, o sea de esos 3 millones de jubilados solamente el 30 por ciento utilizaba. De estos 4 millones y medio de jubilados, el 90 por ciento utiliza los servicios del PAMI con un sistema de información, base de datos por más de 100 millones, medicamentos con cobertura al cien por cien. Escuchen porque esto es muy importante, medicamentos con cobertura el cien por cien en el año 2004 sólo tenían 9.000 jubilados. Hoy, medicamentos con cobertura al cien por cien en el año 2012, 1.400.000 jubilados. Ahí entendí lo que me estabas diciendo, ahí entendí Hebe, lo que pasa es que son tantas las cosas, es tal el fárrago de cosas que es como no tener tiempo a aprender, a comprender y a poder contar todo. Y en el plan de asistencia de situaciones de alto riesgo en el año 2006, porque esto se creó en el año 2006, Programa de Asistencia para Situaciones de Alto Riesgo 20.000 afiliados en al año 2006 y tenemos 150.000 afiliados de alto riesgo totalmente atendidos. Las situaciones de alto riesgo son enfermedades oncológicas, enfermedades de HIV, hemofílicos. Me contaba a Luciano Di Césare que hay un medicamento que es así chiquitito para los hemofílicos que vale 50.000 pesos, yo no sé qué puede haber dentro de ese tarrito, pero habría que preguntar porque realmente es impresionante el gasto en medicamentos.
Programas alimentarios, el Programa alimentario Probienestar está prácticamente estabilizado. De 400.000 jubilados en el año 2004 a 470.000. Es una buena noticia que los jubilados no necesiten la ayuda del PAMI para poder alimentarse, con lo cual la estabilidad esta es una estabilidad bienvenida.
Esto ha impactado, esta generación de trabajo, esta inyección de demanda agregada a través de jubilados, a través de pensionados que cuentan con mayor disponibilidad no solamente por aumento de jubilaciones, porque si no también la obra social les cubre más y por lo tanto para una persona mayor los medicamentos son un insumo básico que lleva buena parte de sus ingresos, ha permitido también un impacto brutal en lo que eran los índices de pobreza e indigencia. En el año 2003 54 por ciento eran pobres en la República Argentina y el 27,7 por ciento en estado de indigencia; a fines del año 2012 estamos en el 6,5 de pobreza y en el 1,7 por ciento de indigencia.
Esto obviamente es el producto de las políticas de inclusión social y también de un muy buen fuerte trabajo, porque hay sectores de pobreza que son los que nosotros denominamos núcleos duros de la pobreza a los que muchas veces el crecimiento económico con inclusión social por la falta de capacitación, por muchas cosas, no llega, y entonces tiene que estar el Ministerio de Desarrollo Social para ataca no con políticas asistencialistas, sino con asistencia focalizada indirecta, a esos núcleos duros de pobreza.
El crédito presupuestario del Ministerio de Desarrollo Social que en el año 2003 era de 1.781 millones, ejecutados en un 86 por ciento, pasó al año 2012 a 31.972.650 millones de pesos, casi 32.000 millones de pesos, un aumento de presupuesto del 1.695 por ciento, presupuesto que fue aprobado por ustedes y ejecutado en un 99,3 por ciento. Lo importante no es tener solamente partidas presupuestarias sino no subejecutarlas. Debe ser el Ministerio, junto al de Infraestructura, con mayor porcentaje de ejecución de partidas. De las pensiones asistenciales que tenían como destinatarios a 180.000 personas en el año 2003, que son las pensiones no contributivas, hoy llegan a 1.350.000 personas con un crecimiento del 575 por ciento de beneficiarios. Las madres de 7 hijos, que cobraban 150 pesos, van a pasar a cobrar a partir del 1° de marzo 2.165 pesos, y las de vejez e invalidez que eran de 105 pesos, pasan a partir del 1° de marzo a 1.515 pesos, más del 1.300 y pico, casi 1.400 por ciento. El núcleo duro de la pobreza también alcanzado por el Plan Ahí en el cual estamos trabajando fuertemente que llega a 1.000 barrios diseminados en todo el país, identificados en cada una de las 24 jurisdicciones donde están esos núcleos duros y atienden hoy a más de 1 millón de personas. La creación también de Centros Integradores Comunitarios que no existían. Hoy tenemos construidos 741 Centros Integradores Comunitarios. Me tocó inaugurar hace muy pocos días en la ciudad de El Calafate, allá en mis pagos, en mi tierra, la ampliación del Centro Integrador Comunitario donde se hace además atención primaria de la salud, ginecología, odontología, control de los bebés recién nacidos, control de psicomotricidad para los chicos con problemas, más de 1.000 metros cuadrados, uno de los más grandes del país. Lo saben los intendentes del Conurbano, saben numerosos gobernadores lo que significan como ayuda para que precisamente no estén atosigados los hospitales y otros centros de mayor complejidad; este es un primer lugar de la comunidad donde hay 1.500 mesas de gestión, porque la gente del barrio también participa en la gestión y decide dentro de esos Centros Integradores Comunitarios.
Cooperativas de Trabajo Argentina Trabaja: es la idea que tuvo Néstor en el año 2009 cuando el mundo se nos venía abajo. En el año 2003 el programa no existía y fuimos sustituyendo programas que sí eran de carácter asistencialista por programas donde la gente tiene que trabajar. Hoy tenemos 6.626 cooperativas y 150.000 cooperativistas de Argentina Trabaja que han construido centros de ancianos, que participan también a través de numerosas tareas a lo largo y a lo ancho del país.
El microcrédito, que tampoco existía en el año 2003 y que desde su creación se otorgaron 320.000 microcréditos para microemprendedores que hoy son un ejemplo en América latina y somos consultados por varios países hermanos para ver cómo está implementado esto porque tiene un gran impacto. Y además tienen un altísimo porcentaje de devolución, bastante más que algunos créditos muy grandes que se dan en los bancos.
Emprendedores de la Economía Social: con la ley creada también por este Parlamento del monotributo social hay 558.000 emprendedores de la economía social que han producido más de 2 millones de prendas textiles, que tienen más de 100 talleres de herrería, en fin, diversas modalidades de producción y trabajo, porque el modelo concibe al trabajo como el gran organizador social y por eso hacemos tanto hincapié en el crecimiento de la producción y en la reindustrialización del país.

También dando cumplimiento a la Constitución, desde el año 2007 con la ley se relevaron 3.508.000 hectáreas correspondientes a 310 comunidades de pueblos originarios en 18 provincias argentinas.
Todo esto hubiera sido imposible si no hubiéramos identificado adecuadamente cuál debía ser la matriz de crecimiento y nos abocamos, desde el primer día, a la tarea de reindustrializar la Argentina. Reindustrializar la Argentina no por una cuestión solamente caprichosa de sustitución de importaciones, sino porque la industria es la que más puede sostener y aguantar en épocas de crisis; cuando la economía está basada en los servicios únicamente y sobreviene una crisis la caída es mucho más rápida, estrepitosa y vertical; cuando el entramado está sostenido por la actividad industrial impacta igual la crisis, no voy a negar que la crisis impacte, pero se sostiene mucho más el entramado porque hay valor agregado, porque hay mercado interno, porque se sigue también exportando. En fin, la tarea de reindustrialización fue muy importante y quiero decirles que del año 2003 al año 2012 se duplicó, más que se duplicó el PBI industrial: 105 por ciento en materia de PBI industrial en esta década, que por eso llamamos la década ganada, que se expandió en todos los sectores, tuvo en el sector automotriz, en la siderurgia, en la metalmecánica, en el software importantes frentes. Pero en general fue difuminada en todo el arco y seguimos trabajando para completar los eslabones y sustituyendo importaciones, que con el proceso de reindustrialización hemos sustituido importaciones por más de 15.000 millones de dólares.
Esto significa trabajo argentino, record – además – en materia de participación de exportaciones de manufacturas de origen industrial, de las MOI. Por primera vez – luego de muchísimas décadas – las manufacturas de origen industrial, aún el año pasado, siguen siendo las de mayor porcentaje exportado. Luego le siguen las manufacturas de origen agropecuario y los productos primarios sin valor agregado recién en tercer lugar.
Es importante remarcar que además hemos podido por primera vez en la historia en forma simultánea crecer desde el valor agregado en la industria y también desde el sector de la agricultura sin tener esa dicotomía o esa antinomia que dividía tontamente, porque qué contradicción puede haber en una máquina. Bueno yo sé que por ahí algunos sectores hablan de la competitividad, que puede tener un sector que ha tenido mucha competitividad por inversión, por avance tecnológico pero también porque tenemos la suerte de vivir en la República Argentina, ser el octavo país en superficie del mundo, ser apenas 40 millones de habitantes y tener una cantidad de tierras cultivables y una calidad de tierras cultivables pocas veces vista. Esto no es mérito de ningún argentino, en todo caso si hay que agradecerlo hay que hacérselo a Dios. Pero es importante también remarcar que ha habido una gran inversión tecnológica; de hecho en el Ministerio de Agricultura podemos hablar de todos los eventos tecnológicos que se han aprobado, de las inversiones que se han hecho en el INTA, de esa vaca Rosita-Isa que hoy produce leche maternizada, clonada, y que es realmente una patente de la Argentina, como lo son también las semillas que hemos logrado y que nos ponen al frente de los países de mayor avance tecnológico en materia agrícola, en materia lechera. De hecho el año pasado batimos record de producción lechera: 11.500 millones de litros de leche produjo la Argentina en el año 2012.
Y quiero tomar cuatro sectores o cuatro elementos muy de nuestras vidas cotidianas: teléfonos celulares, que en el año 2008 el 98 por ciento era importado, la cajita importada, hoy tenemos un 99 por ciento merced a las exigencias que le planteamos y vinieron a radicarse numerosas empresas hechos en el país y solamente el 1 por ciento importado. En aires acondicionados, que también, junto a los celulares, constituyen eso que yo llamo los bienes aspiraciones, tener un celular y un aire acondicionado para mucha gente significa haber ascendido socialmente, gente que tal vez en su casa nunca tuvo o nunca tenga un teléfono fijo, pero si un celular, o que hayan tenido un ventilador o un turbo circulador, tener un aire acondicionado también es aspiracional. Y esos aires acondicionados, que en el año 2003 solamente eran nacionales el 17 por ciento y se importaba el 83 por ciento, hoy en el 2012 el ciento por ciento de los aires acondicionados son de industria nacional, trabajo argentino para echarle fresco a los argentinos.
En calzado, en el año 2001, el 59 por ciento nacional y el 41 importados; en el año 2012, el 85 por ciento nacionales y el 15 por ciento solamente importados. Y tractores, algo que debemos trabajar todavía más, porque el tractor en la República Argentina, si bien cualquier economista dirá que es un bien de capital, y sí es un bien de capital, pero en la República Argentina y con nuestros proyectos el tractor es casi un insumo tan importante como la semilla o como el agua y por lo tanto tenemos que construirlos íntegramente en la Argentina. Me atrevería a decir que más que los autos todavía, pero tractores en el año 2003 solamente el 13 por ciento eran nacionales y el 87 por ciento eran importados; en el año 2012 el 42 por ciento de los tractores son íntegramente nacionales, radicados fundamentalmente en Santa Fe, en Córdoba, donde hay un gran desarrollo, y también en la provincia de Buenos Aires donde hay un gran desarrollo en la metalmecánica.
Parques industriales. En el año 2003 solamente habían 80 parques industriales en la República Argentina; hoy tenemos 330 parques industriales ya inaugurados y hay 223 parques industriales en ejecución. Vamos a terminar seguramente el año 2013 con más de 500 parques industriales. Los existentes agrupan a 8.600 empresas que emplean a 267 mil trabajadores.
Tecnología: el INTI, que pasó de tener un presupuesto de 30 millones anuales, a 450 millones; la Ley de Promoción de Software, aprobada por ustedes; el Bono K, que no tiene nada que ver con los K, pero se les dice así: Bono K desde tiempo inmemoriales, y que es precisamente para retribuir a los productores de bienes de capitales y que no se vean perjudicados por la importación. La innovación en el INTI, el Instituto de Propiedad Intelectual, el polo electrónico en Tierra del Fuego que ha generado 9.000 puestos de trabajo.
Yo me acuerdo cuando la Gobernadora de Tierra del Fuego me vino a ver en plena crisis porque echaban a más de 2.000 trabajadores, cerraban las fábricas y discutimos, aquí, en esta Cámara, aquella famosa ley, donde muchos sinceramente creían que esto podía perjudicar a empresas radicadas en el continente, pero en realidad fue un formidable lobby de los importadores y afortunadamente no se fundió ninguna fábrica en el continente y hay un montón de fábricas en Tierra del Fuego y hay un montón de trabajadores a lo largo y a lo ancho de la República Argentina, que hoy son empleados y están siendo capacitados en industrias de alto valor agregado.
Por eso inclusive la caída – yo tengo acá un trabajo, que me alcanzó Débora, que me decía, que me insistía: ”tiene que decir lo que pasó en el 2012”. Y yo le decía: ”Quédate tranquila”. 2012 la actividad industrial cayó, pero en realidad fue un amesetamiento. ¿Así se dice Julián, está bien? Gracias, una caída industrial que fue del 1,2 por ciento, también tuvo que ver un accidente que tuvo un alto horno de la empresa Siderar, que como ustedes saben es una de las empresas básicas de nuestro país, que tuvo un horno parado por el accidente y que recién hace unos días el horno se ha vuelto a poner en marcha. La caída – miren cómo impacta – de ese horno en el sector de metálicas básicas, que son uno de los 12 bloques industriales que se miden, en cuanto a uso de capacidad instalada y por lo tanto a caída o subida de actividad industrial, nos significó un 8,8 por ciento en el sector de metálicas básicas de caída industrial que nos impactó en el resto de los bloques industriales porque además – como ustedes saben- es un insumo de los denominados difundidos porque se utiliza para todas las demás.
Pero quiero señalarles que la industria del mundo cayó también, en la Unión Europea, en los 27 países, el 2,1; en Alemania, el 1,3; en Francia, el 2,8; en Italia el 6,5. Italia, sin gobierno – como decía yo ayer – y sin Papa porque ayer cuando veía – y no, por favor, con todo respeto – y todos creo que nos sentimos impresionados hoy cuando vimos en las tapas de los periódicos la cúpula de San Pedro y el helicóptero blanco. Yo creo en Dios y soy parte de la Iglesia, aunque tengo mis diferencias con la jerarquía pero todos somos Iglesia. Yo veía eso, veía Italia, uno de los países desarrollados, era del Grupo de los 8, sin gobierno y digo estamos en un mundo raro, pero más que en un mundo raro en un mundo en el cual los líderes que tienen más responsabilidad, primero porque en sus países se originó la crisis y en segundo término porque el tamaño y el volumen de sus economías es de tal magnitud que termina impactando en todos, que no alcancen a ver lo que está pasando, esa fragmentación de Italia. Me acuerdo cuando se fue Berlusconi le dije a varios compañeros: ”va a volver y va a ganar” y me decían:”estás loca”, y no ganó por 0,9 centésimos, pero terminó obteniendo el 25 por ciento un cómico italiano. No le quita mérito el ser cómico, en absoluto, simplemente habla, y el recomendado por Ángela Merkel, el Fondo Monetario y todo apenas el 9 por ciento.
Yo digo cómo es que no se dan cuenta, es tan difícil leer lo que esta pasando, porque es gente inteligente, gente que tiene experiencia, conozco a muchos de ellos, he charlado infinidad de veces con muchos de ellos, cómo puede ser que quieran sacrificar países enteros por grupos pequeños que quieren – como son estos fondos buitres – imponerles condiciones a todo el mundo, la verdad que no lo puedo entender.
La Argentina, siguiendo con esto de la industria argentina comparativamente en esta década ganada, es el país que industrialmente más ha crecido: 21,4, la Argentina; Brasil el 4,1 y México el 7,6, lo cual revela la densidad del entramado laboral y por qué fuimos uno de los países que no reprimarizamos nuestras exportaciones, precisamente por el hincapié que hemos hecho en todo el sector industrial, que explica parte de este crecimiento y de esta década que denominamos ganada.
Como también estaba leyendo – me lo alcanzó la gente de Energía- la comparación internacional de energías, de tarifas eléctricas a la industria, estoy hablando de la industria, no estoy hablando del sector residencial, de los domiciliarios. En Brasil el costo de la energía eléctrica en megavatios, en dólares porque es la única forma de poder compararlos, antes de que Dilma efectuara la rebaja de tarifas eléctricas, era de 141 dólares; en Uruguay de 118 dólares; en estados Unidos de 66,12 dólares. Fíjense, ellos que dicen estar en contra de los subsidios de otros, no de los propios: 66,2 en Estados Unidos; en Argentina un sector está en 60,47 y otro que sigue más subsidiado en el 23,26 por ciento y otro con el 75.
Tenemos un mix ahí de sectores que vamos mirando cómo están. Pero fíjense en Estados Unidos el 66,12 el megavatio. Esto para los que hablan y dicen cuáles son las políticas que tenemos que llevar adelante.
Comparación internacional de precios de gas natural para la industria: Bolivia, obviamente el más bajo de todos, 0,75 dólares; pero Estados Unidos, 3.92 el BTU dólares para la industria; en Argentina, 4,04; México, 6,3; Brasil, 18 dólares; Uruguay, 20 dólares y Chile 26 dólares.
Por eso también se explica el proceso de reindustrialización tan intenso, algo básico, un insumo sine qua non para la industria es, obviamente, la energía. Los precios subsidiados por parte del Estado al sector industrial también explican las causas de este fenomenal crecimiento de la industria en la República Argentina.
La educación también había sido uno de los sectores más castigados. En la década de los 90 la educación fue prácticamente dejada de lado.
Yo era legisladora igual que ustedes y frente a nosotros aquí, durante años estuvo instalada una carpa blanca de los docentes que pedían un salario mínimo social garantizado. Ya luego fueron monedas, luego fueron papeles, porque también recuerdan las cuasimonedas, los lecops, los patacones, numerosos papeles que se designaron en todas las provincias.
Hemos pasado, a partir de la Ley de Financiamiento Docente, de un 3,64 del PBI en educación a 6,50 en el año 2012, de un PBI sustancialmente más importante.
Recuerdo que la primera medida de Néstor, luego de asumir el 25, los festejos, los actos protocolares, al día siguiente los presidentes que vinieron y también lo protocolar, el día 27 viajó con el entonces ministro de Educación, Daniel Filmus, a Entre Ríos porque hacía 3 o 4 meses que no había clases en Entre Ríos y la primera medida que tomó fue volar el presidente de la República junto a su ministro de Educación para levantar esa huelga docente. De ahí en más, uno de los objetivos fundamentales de este Gobierno ha sido recuperar la educación en todos sus niveles, inicial, primario, secundario, terciario y universitario.
El salario mínimo docente, piso mínimo garantizado, que contribuye a construir la paritaria docente, pero que no la termina porque la termina luego cada gobierno, el piso… ¿Qué era lo que demandaban los docentes? Que hubiera un piso mínimo garantizado por el Gobierno Nacional para todos los docentes en todo el país. Eso es lo que hicimos. Luego cada jurisdicción, cada una de las 24 jurisdicciones, construye su salario de acuerdo, obviamente, a sus propias posibilidades, a su propia plantilla.
Los adelantos, el mayor acceso y los mejores resultados que hemos tenido si hacemos un comparativo intercensal, entre el censo del 2001 y el censo del 2010. El incremento de la matrícula en el nivel inicial fue del 17,2 por ciento; la sala de 5 años pasó del 78 al 93 por ciento; la sala de 4 años, del 48 al 70 por ciento; la sala de 3 años, del 30 al 40; la tasa de asistencia en el nivel primario es del 99 por ciento de nuestros chicos que asisten a la escuela primaria y la Asignación Universal por Hijo también ha contribuido a lograr ese porcentaje que queremos que sea del 100 por ciento. Porque vamos por más siempre y, sobre todo, en educación.
En el nivel secundario, tasa neta de escolarización de adolescentes y jóvenes, tenemos también una evolución de un 8 por ciento más de la matrícula con un 82,2 por ciento. Allí el problema que tenemos es el abandono, que lo estamos tratando, que tiene que ver también con otras causas como la de los chicos que van a buscar trabajo porque consiguen trabajo para ayudar a la casa, también tenemos que lograr, a través de un sistema becario, que terminen el secundario.
El Plan FinEs creado, fue una de mis mayores ilusiones, que todos aquellos mayores y no tan mayores, porque un chico de 20 años no puede ir a primer año del secundario porque hay cuestiones generacionales, de convivencia, el Plan FinEs fue pensado para todos aquellos argentinos que ya habían pasado la edad del primario o del secundario pero no lo habían terminado. Y me tocó el otro día, en el Gran Rex, cuando estábamos presentando el nuevo plan educativo hasta el 2018, entregar el certificado número 400.000. 400.000 argentinos que terminaron su secundario o su primario.
También quiero decir que hay muchos cooperativistas de Argentina Trabaja que están terminando primaria, secundaria y tenemos cooperativistas de Argentina Trabaja también en las universidades. Porque desde que hemos creado más de 9 universidades en los sectores más populares, las universidades han dejado de ser una elite para poder tener acceso también la primera generación de universitarios del país cuyos padres no fueron universitarios.
Yo tuve la suerte de nacer en La Plata, mis padres no eran universitarios, pero nací en una ciudad que se denomina ”ciudad universitaria”, pude ir a la universidad porque además mis padres pudieron ayudarme, pero cuántos jóvenes, porque viven demasiado lejos, porque no tienen posibilidades, dejan de ir a la universidad.
La creación de 9 nuevas universidades nacionales ha contribuido también al acceso a ese servicio, a este bien democratizador. Nada más democratizador, nada más igualador, nada más nivelador que la educación pública y gratuita en todos los niveles. Creación de la escuela gratuita primaria de la Ley 1420 pero también un decreto del presidente Perón decretando la gratuidad de las universidades públicas nacionales, incorporada también en la reforma constitucional del 94 por los constituyentes de todos los partidos políticos.
Pero esto también fue acompañado por un formidable plan de infraestructura, que no se puso solamente en 54 millones de libros, en las netbooks, en los más de 7.000 laboratorios, en la reapertura de las escuelas técnicas, porque necesitábamos escuelas técnicas para una Argentina que volvía a producir y que habían sido cerradas. Llevamos invertidos más de 7.000 millones de pesos en equipamiento de escuelas técnicas. Hemos ya inaugurado 1.513 escuelas, están en construcción 597 y 250 más las vamos a inaugurar este año 2013 llegando, creo el año que viene, a más de 2.000 escuelas en todo el país.
Universidades. No se hacían obras en las universidades, cuyos edificios se caían a pedazos, desde tiempos inmemoriales. Además de inaugurar una nueva facultad como fue la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, además de inaugurar la nueva Facultad de Periodismo en la Universidad Nacional de La Plata, que agradezco, creo que lleva el nombre de Néstor, hemos hecho 189 obras en más de 33 universidades nacionales y estamos haciendo obras en ejecución en 22 universidades, 37 obras y vamos a iniciar en este año 2013, 28 obras en otras 30 universidades.
Como verán la política de educación, apuntalada por un plan de infraestructura, también contribuyó al crecimiento del PBI. Yo estimo que la inversión en infraestructura física, económica y social, rutas, caminos, en fin, ha contribuido a no menos de un 3 o 4 por ciento en el crecimiento anual del PBI por el efecto reproductivo que tiene en toda la industria, en el consumo, en los servicios.
La presentación que hicimos el otro día, como mirábamos también, del plan educativo. Lo que ha sido también la matrícula universitaria, el aumento presupuestario que ustedes saben, 118 mil universitarios cuyos sueldos están a cargo del Estado Nacional y que ha significado en el año 2012 nada más una inversión de más de 19.000 millones de pesos en salarios que han crecido exponencialmente, no solamente en el sector universitario sino también en los trabajadores no docentes que han visto incrementados sus salarios por arriba del 1.000 por ciento.
Ni qué hablar de la ciencia y la tecnología, que es una de mis debilidades, que no estaba creada. Había una Secretaría de Ciencia y Tecnología, le dimos rango de ministerio y decidimos poner al frente a un científico, porque normalmente en los ministerios de Ciencia y Tecnología ponen a alguien que no es un científico. Yo dije tenemos que encontrar un científico que, además, entienda lo que la Argentina necesita, que es la investigación y el desarrollo, que las universidades se articulen con el sector económico, con la actividad económica para hacer conocimiento aplicado, el conocimiento por sí mismo puede enriquecer al individuo, pero aplicado a la industria genera riqueza y enriquece a toda la sociedad y entonces, se transforma en conocimiento colectivo.
El paradigma liberal…, yo quiero recordar las cosas que pasaron, porque es bueno recordarlas. Aquí se recomendó en un documento del Banco Mundial, que se llamó ”Argentina, de la insolvencia al crecimiento”, fue un documento producido por el Banco Mundial, se recomendaba a partir del Consenso de Washington, la privatización del CONICET, lo cual implicaba la eliminación de 5.639 puestos de trabajo, se recomendaba reestructurar otras instituciones, el Sistema Científico Argentino Tecnológico, como la Comisión Nacional de Energía Atómica, y las universidades nacionales todas ellas bajo un esquema privado. Esto está en un documento del Banco Mundial.
El paradigma productivo, luego del año 2003, fue precisamente crear esa articulación, esa unión y, luego, con la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, terminó perfilándose lo que debe ser un paradigma de todos los argentinos: los alimentos, la investigación, el desarrollo y la energía, van a ser los 3 vectores que van a dirigir el crecimiento o el no crecimiento del siglo XXI.
Y allí también me acuerdo el discurso de Lino en el saloncito, ese chiquito que tenía Néstor, que lo cargaban con el atril donde hablaba, se acuerdan a un costadito del Salón Blanco, que era tétrico ese salón, estaba todo oscuro, yo decía por qué lo hace en ese lugar tan oscuro, y me acuerdo que Lino habló ahí y dijo que el déficit en materia de infraestructura, de edificios, para laboratorios, para la investigación, para el desarrollo, era de 120.000 metros cuadrados
Quiero decirles a todos los argentinos que en el año 2012 con la inauguración en las ex Bodegas Giol del Polo Científico Tecnológico, ya hemos cubierto el 50 por ciento de esos 120.000 metros cuadrados. Pero no solamente con el Polo Científico Tecnológico, sino por la cantidad, Rosario es testigo, no recuerdo el nombre de ese maravilloso instituto que recorrí que lo hicimos nuevo, en el cual llevamos repatriados 947 científicos argentinos, y me acuerdo que cuando fuimos a inaugurar en Rosario este instituto que no me puedo acordar el nombre, me decían los científicos que cuando llovía en la parte de abajo tenían que andar con botas de goma a la rodilla, porque se inundaba, y no podían creer que ahora veían el aire libre, porque además era toda una cosa cerrada donde no entraba la luz y el sol. Recuerdo a uno de esos científicos que creo había estado en una universidad de Alemania y que me regaló una foto de sus dos hijos, desde acá le mando un saludo muy grande a él y a sus compañeros.
Pero desde los años 70 hubo una formidable fuga de cerebros de la República Argentina que comenzó la Noche de los Bastones Largos. Se calcula que desde los años 70 se fueron más de 50.000 universitarios de la República Argentina, de los cuales 22.000 eran científicos. Puedo hablar del cálculo en términos económicos de formación de cada uno de esos universitarios, que se calculan unos 25.000 dólares por universitario, con lo cual estaríamos hablando de 2.500 millones. Pero no es ese el valor que se pierde, cuando se pierden cerebros y se pierde el conocimiento el valor no tiene precio, es incalculable porque marca el crecimiento o el atraso de un país, por eso la recuperación de científicos argentinos fue una tarea muy importante para nosotros.
Los recursos que también se han destinado, cómo se ha incentivado la tarea de cada uno de estos hombres y mujeres que se dedican a la investigación a partir del aumento obviamente de lo que cobra un becario. Un investigador cobraba en el año 2003 1.175 pesos, estamos hablando del CONICET; en el año 2012 va a cobrar 17.047 pesos. Los becarios cobraban en el año 2003, 800 pesos, en el año 2012 van a cobrar 6.829 pesos. Pero además hemos comenzado a mejorar el perfil, porque qué pasa, eran muy pocos los que había porque no había quienes les solventaran las investigaciones y los desarrollos, y comenzaba a producirse el anquilosamiento, el envejecimiento del plantel de científicos, porque nadie entraba por los sueldos que había y hoy hemos mejorado el perfil de becarios y de científicos en 10 años en el CONICET. Esto nos coloca, además, hay un porcentaje que se mide internacionalmente, somos en América latina los que más científicos tenemos por cada 1.000 habitantes, 3 por cada 1.000 habitantes frente a Brasil que tiene 1,4, Uruguay 1, México 1, Chile 0,7 por supuesto a la cabeza Japón con 10 cada 1.000, Estados Unidos 9,1, Francia 8,3, pero deberían dar un poco más de bolilla a esos científicos para ver si las cosas mejoran. Pero la verdad que me siento muy orgullosa de ser Presidenta de la República Argentina y que la República Argentina tenga en América latina la mayor cantidad de científicos cada 1.000 habitantes.
La salud ha sido también un tema muy importante. El otro día el ministro Mansur me acompañaba los datos de salud, precisamente para la información ante la Cámara. La Argentina cuenta con un programa único REMEDIAR más redes, único a nivel mundial de provisión de medicamentos e insumos. El programa REMEDIAR que fue iniciado en un gobierno anterior al nuestro, al que nosotros le agregamos redes dándole una cobertura al 80 por ciento de las enfermedades más frecuentes a través de 7.000 centros de salud de todo el país. Entre el 2003 y el 2012 se atendieron 15 millones de personas, se proveyeron 1.600.000 botiquines, se entregaron 326.000.000 de tratamientos y se realizaron 512.000.000 de consultas médicas. Un orgullo, si se me permite, el Calendario Nacional de Vacunación. En el año 2003 el Calendario Nacional de Vacunas era de 8 vacunas, hoy tenemos un Calendario Nacional de 16 vacunas, obligatorio, hemos crecido.
Quiero rescatar acá algo que él hizo en el año 2005, cuando incorporó vacunas y entre ellas la vacuna de la Hepatitis A. Eso fue en el 2005, en el 2008 se dejaron de hacer transplantes de hígado en la Argentina con motivo de la Hepatitis A. Me comentaba un gran amigo que todos ustedes conocen, no voy a decir su nombre, es un funcionario del Poder Ejecutivo, si esa vacuna hubiera existido mi mujer no se hubiera muerto. Me lo dijo el otro día cuando estaba comentándole esto de las vacunas. Hemos incorporado también la vacuna del pneumococo para cubrir a tantos chiquitos que sufren este terrible flagelo durante el invierno, la vacuna también contra el papiloma para las mujeres; mueren más de 3.000 mujeres por cáncer de útero en la República Argentina. Creemos que con esta vacunación vamos a ver sus efectos como pasó recién a los 3 años con la Hepatitis A, esto va a tardar más porque se vacuna a las niñitas a los 11 años contra el papiloma, vamos a ver este efecto mucho más adelante. Recibí una carta de una señora que me decía: qué lástima que usted no fue Presidenta antes, porque ….bueno, tenía cáncer de útero.
La inversión en Presupuesto Nacional destinado a la adquisición de vacunas creció del año 2003 al 2012 un 782,57 por ciento. El impacto también que ha tenido la vacunación antigripal en la Argentina, que ha sido muy importante porque hemos reducido prácticamente el problema. La vacuna contra la tos convulsa. Argentina es el primer país de Latinoamérica en disponer la vacunación universal de las embarazadas contra la tos convulsa. Ustedes dirán por qué las embarazadas. Cuando tenés un embarazo de mucha fragilidad y tosés mucho tenés grandes probabilidades de abortar y que también el chico tenga tos convulsa. En el año 2012 esta estrategia permitió reducir en un 57 por ciento la mortalidad de neolactantes por la tos convulsa en el país.
Los casos de Chagas, agudo vectorial en la Argentina, los que son médicos lo van a entender. En el año 2003 habíamos registrado 18 casos, 13 en Santiago del Estero, 3 en la provincia del Chaco, 1 en la provincia de Córdoba y 1 en la provincia de San Juan. Luego de todo el trabajo realizado en salud, en el año 2012 solamente tenemos una residencia de 2 casos de Chagas en la provincia de Santiago del Estero únicamente.
La esperanza de vida al nacer también la hemos mejorado, hemos mejorado más a las mujeres que a los hombres, lamento decirles, pero es importante. La esperanza de vida general en ambos sexos de 74,28 en el año 2000 a 2005, del 2005 a 2010 a 75,24 años, un año más de vida en apenas 5 años hemos podido mejorar. En las mujeres: de 78,1 a 79,1. Yo no sé si voy a vivir más con tantos disgustos, pero la mayoría de las mujeres vive más. Y los hombres 70,6 de 2000 a 2005 y 71,6; un año más de vida les hemos dado del año 2005 al 2010.
Pero la que más me importa, la que más me interesa, la que más me enorgullece es la evolución de la tasa de mortalidad infantil, que del año 2003 de 16,5 por 1.000 pasamos el 2011 al 11,7 por 1.000, casi 5 por 1.000 menos de reducción en la tasa de mortalidad infantil.
Creo que fue la primera vez, el 2007, que presenté el plan para cardiopatías congénitas en niños y niñas. Desde que empezó el programa de Cardiopatías Congénitas había largas esperas, los chicos morían en las esperas, se operaron 3.900 niños. La cantidad de niños y niñas operados por cardiopatías congénitas en el 2012 ha aumentado en un 86 por ciento respecto del año 2003. Y hemos pasado también de una oferta muy importante, porque apenas de 6 hospitales donde se hacía este tipo de intervenciones, hemos pasado a 17 establecimientos en la República Argentina, en Tucumán, Santa Fe, Salta, Neuquén, Paraná, Mendoza, Ciudad de Buenos Aires, Corrientes, Florencio Varela, La Plata, Morón, Malvinas Argentinas, que hacen este tipo de operaciones de cardiopatías y no hay prácticamente lista de espera.
Niños menores de 4 años con hipoacusia profunda, implantes cocleares. De cero que hacíamos en el año 2003, pasamos a 22 implantes cocleares en el año 2012.
La cobertura también del Programa SUMAR que se le sumó al Nacer, ha sido una cobertura histórica de 4.800.000 personas con más de 7.000 establecimientos públicos, y más de 39.000.000 de prestaciones dadas a gente que así lo necesitaba: oncológicas, de todo tipo.
La protección social de becarios también, beneficiados del Plan Nacer que pasó con la Asignación Universal por Hijo de 977.000, porque se inscriben más en el Plan Nacer lo cual nos permite una mejor cobertura, porque les exigimos también eso en el tema de la Asignación Universal por Hijo. Entonces el Plan Nacer que tenía apenas 977.000 inscriptos registrados en el año 2003, pasó a 1 millón 800, el doble en el año 2012. Los números también sida, de tratamientos, los centros de testeo y asesoramiento para HIV. Cero en el 2003, 756 centros de testeo y asesoramiento para HIV en el año 2012. Hay una reducción de nuevas infecciones y mejor tratamiento de los ya infectados precisamente por el crecimiento exponencial de centros de atención.
Número total de donantes de sangre, esto habla también de una toma de conciencia ciudadana: hemos pasado de 378.000 en el 2006 a 662.000 en el año 2012. Y algo que me parece muy importante en el plan de sangre: en los bancos de sangre centrales en el año 2004 había 2 en la República Argentina, 2 bancos centrales de sangre y los 2 en la provincia de Buenos Aires. Hoy hay 22 bancos centrales de sangre en 20 jurisdicciones argentinas, el mapa con los puntitos la verdad me llena de alegría.
Transplante de órganos, algo que costó mucho porque había mucha gente reacia, por todo lo que hay en torno al transplante de órganos y hemos tenido una política importante de difusión. Hemos pasado de 301 donantes en el año 2003, a 630 y a una evolución de transplantes de órganos de 625 a 1.458, en el 2012.
Pero fíjense, en el año 2003 se hacía un trasplante cada 12 horas y media; en el año 2011,1 transplante cada siete horas y el año pasado 1 transplante cada 6 horas en la República Argentina y en numerosos hospitales. Ocho establecimientos hacían trasplantes de órganos en la República Argentina y hoy hay 18 establecimientos que hacen trasplantes de órganos. La creación también del Instituto Nacional del Cáncer, que se implementó durante mi gestión, creo que fue la primera gestión, y hoy trabajan cinco hospitales de referencia, el Posadas; el Roffo; en Mendoza, Córdoba y Chaco.
El dengue, que constituye una enfermedad terrible, sobre todo en las provincias del norte y fundamentalmente en los países limítrofes. Hemos logrado, luego del año 2009 con 5 muertos y 26.923 casos de dengue, pasar al año 2010 con cero muertos y 1.280 casos. En el año 2011 apenas 322 casos, también sin muertos y en el 2012, 272 casos. Yo quiero mostrarles a ustedes – si es que se puede ver de aquí – el mapa de lo que es el dengue en la región. El rojo es Brasil; el verde, es Bolivia y el azul es Paraguay. Los casos confirmados y fallecidos en Bolivia, entre el año 2009 y 2012 fueron 25 muertos y este año pasado, 37 muertos; en Brasil, el año pasado, 284 y en el 2009, 228 y en Paraguay confirmados también, el año pasado, 270 muertos.
Esto nos ha obligado a realizar una tarea en toda la zona de frontera muy importante porque allí, sin la colaboración de la población, es imposible hacer una suerte de frontis, de frontera para que no pase, pero también obviamente hay que tener una política y alguien que sepa para poder hacer esto y afortunadamente pudimos lograrlo y vamos a seguir trabajando en este sentido.
Estos son los números de la salud que parecen ser solamente producto de una política sanitaria, y como siempre charlamos con Manzur, estos resultados sanitarios serían imposibles si además no hubiéramos desarrollado una obra de infraestructura en materia provisión de agua potable, en materia de desagües cloacales, en acueductos, en plantas de tratamientos cloacales. Aquí en plantas de agua potable, en Formosa; Paraná; Córdoba; Calafate; Villa María, Córdoba; en Chascomús. Me acuerdo del doctor Alfonsín padre, que nos pidió tanto por esa Planta de Tratamientos Cloacaless en Chascomus, y estaba tan contento. Él pedía para su pueblito, como todos pedimos para nuestro pueblito, habiendo sido Presidente, con la misma humildad que cualquier ciudadano y lo recuerdo mucho.
La construcción del acueducto de Laboulaye, en Etruria, en Córdoba, me acuerdo cuando fuimos con Néstor a Laboulaye, a un pueblo de Córdoba, que tenía arsénico el agua y por lo tanto la gente cuando toma agua con arsénico tiene como manchados los dientes con amarillo. Bueno, esa era una obra que habían prometido hacía cien años y yo le digo a Néstor: ”mejor que la hagamos porque si no nos van a matar”, cien años, pero bueno, finalmente llegó a Córdoba – Negri – el acueducto de Laboulaye. También está la Planta de Tratamiento en Campana; el segundo acueducto para el interior de el Chaco; el emisario submarino de Mar del Plata. No, no estamos haciendo ningún submarino, es simplemente un terrible emisario que desagota a un caño, es un caño gigante que desagota a 30, 40 kilómetros mar adentro y que va a terminar con la contaminación de una de las playas más lindas, de las ciudades más lindas que tiene la República Argentina, como es Mar del Plata.
Ni qué hablar de la planta de tratamiento aquí en Berazategui, donde desagotan todas las cloacas de la Ciudad de Buenos Aires, de los partidos del norte de la provincia de Buenos Aires o la planta de agua potable de Paraná de las Palmas, que también contribuye. Vos que sos bonaerense, Julián Domínguez; Julián Álvarez es bonaerense también, pero de Lanús, vos sos de otro pueblo.
Pero en realidad total de beneficiarios de agua potable, con obras terminadas, son 9.240.000 personas; obras con sistemas cloacales, 8.908.000 personas; 18 millones de personas que tienen agua y cloacas hoy en la República Argentina, hechas en el Gran Buenos Aires y Capital por Aysa, recuperada por los argentinos, antigua Obras Sanitarias de la Nación y hechas por el ENOSA en el interior de la República.
Yo era senadora cuando Kirchner tomó la decisión de recuperar el control de la privatizada Aguas Argentinas, porque los planes que nosotros estamos terminando y que ya hemos terminado figuraban en el plan maestro para el año 28; 29; 30, no habían hecho absolutamente nada y solamente cobraban las tarifas. Me acuerdo la terrible discusión que hubo al respecto, pero ya pasó y acá estamos con las plantas depuradoras, también en Juan Manuel de Rosas que es la que está en Paraná de las Palmas; 19 obras secundarias y todo lo que hemos inaugurado.
ACUMAR, y aquí me permito una llamada también porque estamos poniendo miles de millones de pesos desde la Nación en ACUMAR, pero ACUMAR, que es una ley sancionada por el Parlamento de la Nación, comprende tres jurisdicciones: Nación; Ciudad de Buenos Aires; provincia y también municipios, que nos vamos a dirigir oportunamente a la Suprema Corte de Justicia, que fue la que intimó al Gobierno Nacional a limpiar el Riachuelo. Hemos sacado todos los barcos, hemos hecho todo a costas, que por favor también pueda dirigirse a otras jurisdicciones para solicitarles una contribución, porque el Riachuelo pasa por varios lados y no solamente…. Es más, creo que pasa más por ciudades como estrictamente Buenos Aires, que por lo que es nacional, pero el Riachuelo – quiero decirles a todos los legisladores del interior profundo del país – lo estamos pagando todos también, para que lo sepan.
Salud y hospitales: hemos finalizado la construcción de 25 hospitales y tenemos en ejecución 71 hospitales, y ya tenemos p

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here