La legislatura provincial parecía ayer tarde la sala de espera de una guardia de hospital. Caras largas por un lado. Personas que caminaban de aquí para allá por otro. Todos esperando a que el oficialismo saliera de sus reuniones privadas de bloque para saber que pasaba con la Ley de Endeudamiento. En los diputados del Frente Para la Victoria estaba la decisión para saber si Mendoza tenía su plan para salir a cubrir el déficit económico que los agobia cada mes.

Al pasar el tiempo y como terminó el desenlace de esta larga jornada legislativa todo pasó de un bando a otro. Por momentos los radicales eran protagonistas, luego el peronismo y las casi siete horas de espera también. Todo ese tiempo se demoró el cuarto intermedio que se pidió por parte del FPV a las 17.30 para discutir si aprobaban la Ley de Endeudamiento que fue enviada por el gobernador Pérez y el electo Cornejo

Desde las 17 en la casa de las leyes habían llegado casi todos los legisladores de los distintos bloques. Varios funcionarios del Frente Cambia Mendoza desfilaban por el salón de Los Pasos Perdidos con sus celulares en mano hablando e informando lo que pasaba en el recinto. Mientras llegaban los periodistas, en la oficina del presidente de la Cámara Baja, el peronista Jorge Tanús no estaba solo. Con él ya se encontraban reunidos el vicegobernador Carlos Ciurca y los intendentes de Las Heras, Rubén Miranda, de Maipú, Alejandro Bermejo y San Rafael Emir Felix. Mientras tanto los diputados pertenecientes al sector azul y de la Corriente peronista rosqueaban para acordar la votación.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: Macri ordenó "seguir buscando" al submarino

En tanto, los radicales comían sentados en sus bancas esperando por una decisión. La UCR pensó que más allá de algunas charlas y acuerdos entre peronistas iban a terminar con una ley de endeudamiento aprobada.

Básicamente esa ley comprende que la provincia contraiga una deuda para poder terminar sin dificultades económicas la gestión de Pérez y que Cornejo encuentre a Mendoza sin tanta crisis financiera.

A medida que pasaban las horas habían versiones cruzadas de porque no salía nadie del oficialismo a pronunciar algo e informar su decisión en la casa de las leyes. Pero la hipótesis que más se manejaba en el ambiente era que el peronismo estaba dividido ante la votación. Pues el artículo 2 de los más de 20 que posee la ley estaba en el ojo de la discusión. Ahí el peronismo quería aprobar que Cornejo pudiera solo contraer más deuda por un año, mientras que la UCR quería para toda la gestión de gobierno. “El dos”, por el artículo, como se menciona entre los pasillos legislativos fue motivo de charlas, dimes y diretes.

LEÉR MÁS  Se aprobó en Diputados la ley de "compre argentino"

Al final, cuando cada vez más grande era el rumor que el peronismo iba a votar dividido y puertas adentro iba a romperse, bajó al recinto y en un tris cambiaron de opinión. Se mostraron unidos y aseguraron que iban a votar por su propuesta del artículo 2: un año para cornejo para poder pedir préstamos, más no. La UCR, que esperaba tranquila, se levantó de sus bancas y automáticamente llamaron a conferencia de prensa.

Lo que fue toda una tarde de diputados radicales solos en la Cámara, se había transformado en un recinto con diputados peronistas. La UCR en conferencia de prensa aseguró que ellos “no podían entrar a un recinto a aprobar a algunos artículos y otros no”. En otro pasaje de la improvisada rueda de prensa, el presidente del bloque radical, Néstor Pares endilgó que “otra vez la interna deja justicialismo deja a Mendoza complicada”. De esta manera el radicalismo se retiraba de la sesión.

LEÉR MÁS  Macri ya decidió remover a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas

La postura del oficialismo en la voz de Tanús al ya haberse conocido que la sesión se había caído afirmó que “También esperábamos que se resolviera la ley. Queremos darle un año a Cornejo para que trabaje tranquilo” sentenció el diputado peronista.

El desacuerdo

El desacuerdo entre el peronismo y el radicalismo radica en que los diputados oficialistas no acordaban con Pérez (quién envió el proyecto de ley con Cornejo) de que se aprobara tal cual estaba. Ellos pretendían hacerle una modificación al artículo 2: de acotar a un año la toma de deuda para la próxima gestión.
Por lo pronto el tratamiento de la ley de endeudamiento por $5.800 millones de pesos volvió a tablas y será analizada este miércoles 30 de septiembre en la casa de las leyes. De esta manera no obtuvo media sanción por la Cámara Baja.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here