Hace poco más de sesenta días que el Congreso Nacional votó en pleno uso de sus facultades legales y con toda legitimidad esta norma que vino a poner fin a la ominosa ley de medios audiovisuales de la última dictadura militar. Fue promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional y un diputado nacional por la provincia de Mendoza (Thomas) ha recurrido a la justicia solicitando se deje sin efecto su aplicación invocando defectos formales en su tratamiento en diputados.

Notas relacionadas

{loadposition user11}

Aduce no haber tenido tiempo suficiente para compenetrarse de la misma; que no se publicaron los despachos por siete días y luego que la sesión especial en la que se aprobó es nula por haber transcurrido más de media hora desde la hora en que fuera convocada sin que diera comienzo.

Todos estos argumentos fueron discutidos (y rebatidos por varios diputados)en la sesión del día 16/9/09.

Hubo diputados que presentaron cuestiones de privilegio con estos fundamentos (no estuvo Thomas entre ellos) y algunos se retiraron de la sesión sin participar en el debate ni en la votación (es el caso de Thomas).

LEÉR MÁS  El desafuero como maniobra de distracción

El resultado de la votación en general fue 147 votos afirmativos; 5 negativos y una abstención. O sea que había un total de 153 diputados presentes (el quórum para sesionar son 129) luego de más de doce horas de debate.

Lo que está detrás de esta demanda es la intención de utilizar al Poder Judicial para impedir la vigencia de esta ley que sin duda afecta a unos pocos pero muy poderosos grupos oligopólicos de los medios de comunicación audiovisual de nuestro País.

Es poco serio argumentar falta de tiempo para estudio, cuando el Poder Ejecutivo Nacional nos entregó a todos los legisladores nacionales en MARZO de 2009 el proyecto que luego fue presentado en mesa de entradas del Congreso el 27 de Agosto de 2009.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

Se da el caso de obnubilación opositora en la diputada radical Silvana Giúdici que argumenta lo mismo que Thomas en su cuestión de privilegio, pero firmó uno de los cuatro despachos en minoría que se consideraron. ¡No tuvo tiempo de estudiar el proyecto, pero presentó un despacho en minoría con 157 artículos!

Subestima nuestra inteligencia el diputado Thomas al argumentar la no espera de los siete días entre la publicación de los despachos y el tratamiento en el recinto. Pretende que ignoramos que se trató de una Sesión Especial que no requiere de esas exigencias.

Igual que las sesiones especiales que los diputados de la oposición (incluido Thomas) convocaron recurrentemente desde mediados del 2008 para tratar las retenciones a las exportaciones de granos SIN TRATAMIENTO EN COMISION NI DESPACHOS FIRMADOS POR NADIE, como lo admite el reglamento.

Se hace eco de esta intencionalidad la jueza Arrabal, al prejuzgar en sus considerandos supuesta inconstitucionalidad de la ley por facilitar la censura; violar la libertad de expresión; etc.

LEÉR MÁS  Jueces y los abogados con más poder

No es aceptable la intromisión de la magistrada en lo legislado por otro poder de la República. No obstante, es notorio que la ley no condiciona en NINGÚN ARTÍCULO los contenidos de la información a difundir. Sólo fija pautas mínimas de contenidos y producciones de origen Nacional; Regional y Local. A eso se opone cuando ordena suspender su vigencia.

En realidad se opone al derecho que tiene el Estado Nacional y que reivindico en toda su extensión y profundidad, de REGULAR el espectro de comunicación audiovisual permitiendo la expresión de TODAS las voces de la República Argentina. No sólo la de los que tienen desde hace mucho tiempo el monopolio comercial y de contenidos de los medios gracias a los favores prestados a dictadores y gobernantes civiles devenidos en sus títeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here