En uno de los considerandos se deja en claro que “ en la medida en que la tenencia de estupefacientes para uso personal es incapaz, por sí misma, de conectarse con un resultado lesivo para otros; en cuanto no implica un daño al orden y la moral pública ni involucra un perjuicio para terceros, su esencia de instituirse en un acto privado es innegable” .

LEÉR MÁS  ¿Cristina candidata en 2019?

”Es por ello que declarar la inconstitucionalidad del párrafo segundo del art. 14 de la ley 23.737, deviene en la única respuesta posible”, concluyó el camarista, consignó el Centro de Información Judicial.

Recordemos que la Corte Suprema se expidió sobre el tema en dos oportunidades.
En 1986, en ”Bazterrica”, avaló la despenalización para casos de consumo personal de estupefacientes. Mientras que, en 1990, en ”Montalvo”, el Alto Tribunal con otra integración se inclinó por castigar penalmente la tenencia simple de drogas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here