Ya está el acuerdo entre las petroleras para que aplicar una suba que rondaría el 5%, en función de variables como la cotización del dólar y el costo internacional del crudo.

La libertad de las operadoras para importar crudo e incluso los distintos tipos de combustibles, de acuerdo con sus conveniencias de costos y comerciales, debería contribuir a un mercado más competitivo, justificaron los funcionarios del Ministerio de Energía y Minería.

El nuevo esquema reemplaza al acuerdo firmado a comienzos de 2017 por las productoras y las refinadoras, que había fijado un sendero de convergencia con los valores internacionales del precio del denominado “barril criollo”, y que, en rigor, se anticipó al 1 de octubre pasado.

LEÉR MÁS  Falleció Micaela, la mendocina que vino de Guatemala con leucemia

Los valores que se preparan a aplicar las petroleras se suman a las subas dispuestas durante todo el año pasado: en las estaciones YPF de la Capital Federal la nafta súper se elevó desde $17,4 el primer día de 2017 a los actuales $22,6 (un incremento de 29,5%); la premium saltó de $19,7 a $26,1 (aumentó 32,3%); el gasoil se elevó de $16,2 a $19,9 (un 23,3% de alza); y el diesel premium avanzó desde $18,3 a $ 23,1 el litro (26,5%).

LEÉR MÁS  Macri retoma su actividad oficial tras sus vacaciones

Las empresas que dominan el mercado nacional de combustibles son: YPF, con una participación en torno al 55% del total; Shell con 21%; Axion con 12%; Pampa (ex Petrobras), en proceso de venta a Trafigura, con 6%; Oil, 4%, y el resto se reparte entre compañías menores.

Como referencia del próximo ajuste, algunas petroleras comenzaron a aplicar aumentos de 5% en el segmento mayorista (para grandes usuarios del agro, el transporte, la industria y las estaciones de servicio blancas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here