Desde la explosión de la denuncia a Fernando Niembro que en el PRO se instaló un clima de paranoia por la filtración de la información de los contratos con el gobierno porteño, que derivó en la renuncia del primer candidato a diputados por la Provincia de Buenos Aires. Los últimos días en la sede del gobierno porteño se convirtieron en una cacería para identificar al responsable de haber filtrado la documentación que terminó afectando la campaña.

Mauricio Macri está convencido de que fue un “topo” que filtró al kirchnerismo información sobre el tema Niembro y teme un próximo ”carpetazo”. Si bien se asegura que ya hay una persona identificada, del área de Dirección de Contaduría, pero se niegan a dar su nombre y afirman que fue separado de su cargo. Esta semana, el líder del PRO y María Eugenia Vidal se unieron a Telegram, la aplicación de servicio de mensajería de celulares en la que se pueden autodestruir los mensajes que se envían.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

El caso hizo generó controversia hacia el interior del macrismo, donde algunos sectores cuestionan no haber salido antea a responder y otros que hubieran preferido sostener a Niembro y “entregar” a algún funcionario porteño. “Iba a ser menos costoso que bajar al que encabeza la lista”, afirma el diario Perfíl que comentan desde dentro del espacio.

LEÉR MÁS  Media sanción a la nueva ley de composición y funcionamiento de la Suprema Corte

Las críticas del partido recayeron sobre el secretario general, Marcos Peña, a quien acusan de haber tenido pocos reflejos ante la situación y también de haber dejado sin “libreto” para responder a los medios a los distintos dirigentes el día de la renuncia del periodista. Cerca de Peña, en tanto, aseguran que no creyeron que el tema escalaría tanto y que Macri intentó durante 15 días que el ahora ex postulante no se bajara. “Teníamos que negar todo, como hace el peronismo”, completó a Perfil uno de los candidatos a intendente del PRO.

LEÉR MÁS  Cornejo defendió las reformas y apuntó a quienes se oponen: “Toman posiciones políticas sin estar informados”

Además, se cambió la estrategia de no confrontar y se decidió pasar al ataque y responder a las críticas. Uno de los primeros en hacerlo fue Rogelio Frigerio, presidente del Banco Ciudad, quien ayer aseguró que “el oficialismo a través de sus operaciones berretas quiere embarrar nuestro mensaje de cambio, libertad, progreso y desarrollo. Lo escuché a Aníbal Fernández refiriéndose públicamente a la situación de Niembro; antes debería explicarnos su situación personal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here