Descreído de la UCR, un sector del FAU quiere reeditar un “FAP ampliado” para 2015

Así quedó planteado en una reunión que mantuvieron anoche referentes del socialismo, el GEN y Libres del Sur en las inmediaciones del Congreso Nacional, donde todos coincidieron en que el radicalismo quedará fracturado entre quienes elegirán permanecer en el FAU y los que opten por asociarse a Mauricio Macri o Sergio Massa.

Es que esas fuerzas no tienen ”ninguna expectativa” en que la UCR arribe a una definición orgánica en la reunión que mantendrá la cúpula partidaria el lunes próximo en la localidad bonaerense de San Fernando, pese al insistente pedido en ese sentido de los radicales Ricardo Alfonsín y Julio Cobos y del resto de los miembros del FAU, a excepción de la Coalición Cívica-ARI.

”La UCR está lo suficientemente fracturada como para tomar una decisión en conjunto, no porque lo hagan de perversos, es la propia impotencia del partido radical de tomar una definición”, declaró a Télam el dirigente del GEN Horacio Alcuaz.

Para el ex diputado, ”algunos seguirán con nosotros, otros estarán con Macri y el resto con Massa” y abonó así a la teoría de que la UCR repetirá el esquema que en el 2003 hizo que el PJ se dividiera en tres opciones electorales: Adolfo Rodríguez Saá, Néstor Kirchner y Carlos Menem.

LEÉR MÁS  Aseguran que la ANSES sacará el requisito de vacuna y escuela para dar la AUH

”Van a legitimar que todo vale y que cada uno puede estar con quien quiera”, insistió Alcuaz sobre las tres posiciones que dividen al radicalismo.

Mientras Cobos y Alfonsín apoyan la consolidación del FAU como un frente social demócrata, dirigentes como Ernesto Sanz y Oscar Aguad impulsan una alianza con el macrismo (en línea con Elisa Carrió) y varios candidatos a gobernadores (José Cano y Gerardo Morales, entre ellos) promueven acuerdos con el massismo.

En la misma línea que Alcuaz, el referente de Libres del Sur, Humberto Tumini, consideró que la UCR ”no tiene ninguna condición para llevar al partido en una sola dirección” y que ”no es un obstáculo para los radicales apoyar a Massa en las provincias con elecciones separadas y llevar más de una boleta presidencial en los demás distritos”.

En paralelo, la mayoría de las fuerzas que integra el FAU da por hecho que la CC-ARI terminará abandonando el espacio, pese a que Carrió insiste en que no dará un paso al costado, sino que logrará sumar al PRO.

LEÉR MÁS  Bonadio procesó con preventiva a los ex colaboradores de CFK

Por eso, en la reunión mantenida anoche en la que se analizó la situación del frente, los popes del socialismo, el GEN y Libres del Sur ratificaron su convicción de llevar adelante una ”propuesta de centroizquierda”, con una composición similar al Frente Amplio Progresista (FAP), que en el 2011 llevó a Hermes Binner como candidato a presidente.

Tanto Alcuaz como Tumini coincidieron en pronosticar que el FAU ”no llega a fin de año” y que ”se pagó un error marketinero de creer que la experiencia exitosa de Unen en Capital podía trasladarse a nivel nacional”.

”Una vez que el frente se depure vamos a estar en condiciones de recuperar posiciones en aquel sector de la sociedad que espera una alternativa de centroizquierda democrática y coherente”, reflexionó Alcuaz, quien se entusiasmó con la idea de que viejos socios, como Unidad Popular, puedan compartir el espacio.

Tumini respaldó el proyecto para reeditar un ”FAP ampliado”, con la inclusión ahora de Proyecto Sur.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here