Uno de los ex gobernadores preferidos de Cristina Kirchner, el entrreriano Sergio Urribarri, habría viajado en varias ocasiones a Panamá entre 2011 y 2015, según denunció este jueves la revista Análisis, que se publica en Paraná. Muchos de estos viajes se realizaron evitando el aeropuerto de Ezeiza y a través del de Montevideo, Uruguay. El periodista Daniel Enz, autor de la investigación, consideró que la intención del actual titular de la Cámara de Diputados de Entre Ríos era ”no dejar rastros”.

En momentos en que el caso de los ”Panamá Papers” conmueve a la opinión pública de todo el mundo, esta investigación aporta otro granito de arena. En base a su investigación, la revista indica que no sólo Urribarri era viajero frecuente al paraíso fiscal caribeño. También quedaron registros de viajes de su esposa, Ana Lía Aguilera, y de su cuñado, el actual secretario del Senado entrerriano, Juan Pablo Aguilera.

LEÉR MÁS  Desde que asumió Macri se registran entre cuatro y cinco operativos represivos por mes

”Nunca se supo de esos destinos en la agenda oficial. En los años recientes, varios de los viajes al exterior Urribarri optó por hacerlos desde el aeropuerto Carrasco (Montevideo, Uruguay), para no dejar registros en Migraciones de Argentina”, escribió Enz en su artículo.

Juan Pablo Aguilera, según esta denuncia, fue quien inauguró estos periplos. Habría viajado a Panamá el 19 de abril de 2011 y regresado a Ezeiza, por República Dominicana, el 26 de abril.

El cuñado de Urribarri es uno de los familiares directos del ex gobernador más comprometidos en la causa por delitos de corrupción que se lleva adelante en Entre Ríos desde fines de 2015. ”En los últimos años cobró 32 millones de pesos del Estado, a través de dos empresas que inventó con familiares directos; invirtió otros millones en un negocio productivo en cercanías de General Campos y concretó inversiones inmobiliarias de importancia”, sostiene Análisis.

LEÉR MÁS  Verna y Cornejo se reúnen mañana en la Casa Rosada por el Atuel

La esposa del ex gobernador, según la misma fuente, viajó hacia Panamá el 28 de octubre de 2011 y regresó a Ezeiza a los pocos días: el 1 de noviembre, por la ruta de Estados Unidos. Respecto del propio Urribarri, la revista indica que sus viajes sospechosos -por fuera de la agenda oficial- se iniciaron el 19 de enero de 2012, cuando ingresó a Uruguay por la localidad de Salto. Tras volar supuestamente a Panamá (no hay registros de su salida del país vecino), regresó a Carrasco el 26 de enero. La investigación no escatima detalles: dice que Urribarri voló en un Learjet LV-CNQ, propiedad de la empresa Pacific Ocean.

LEÉR MÁS  AMIA: Timerman pidió ser excarcelado

Según esta reconstrucción, Urribarri volvió a salir hacia Uruguay el 22 de marzo de 2012. Y lo hizo en varias otras ocasiones, hasta bien entrado 2015. El último viaje sospechoso por vía de Uruguay sucedió en agosto pasado y lo hizo junto a su esposa. Volvieron el 10 de agosto, esta vez sí por el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here