En agosto de 2009 terminó la era del fútbol para pocos, donde los que no podían pagar un abono sólo podían ver las tribunas por televisión y los goles estaban secuestrados hasta la medianoche del domingo. Todos los partidos, pasaron a ser televisados por la televisión abierta de forma gratuita. A esto se le sumaron los principales eventos deportivos, como los encuentros de la selección, el mundial de rugby, el básquet y los juegos olímpicos, entre otros.

LEÉR MÁS  De Marchi: “Recibimos una Argentina enferma terminal y no se arregla con una aspirina”

Uno de los pilares del libre acceso a la información fue la creación de la Televisión Digital Abierta (TDA), que ya puso en funcionamiento 68 estaciones por el territorio nacional. De este modo, mediante un simple decodificador, que se distribuye de forma gratuita entre los jubilados y sectores carenciados, garantizando el acceso a la información y producción cultural.

LEÉR MÁS  Impulsan una comisión parlamentaria para investigar la desaparición del Ara San Juan

Esto afianza además la posibilidad de reafirmar la identidad cultural local. En diciembre de 2012 se puso en marcha en Bariloche el primer canal de un pueblo originario, Wall Kintun, producido por la comunidad mapuche.

La potencialidad de la democratización de la palabra fue un eje de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sancionada por amplia mayoría en 2009, para que los monopolios mediáticos no silencien las voces con su discurso único.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here