Así lo confirmó a Télam el intendente de Olavarría, José Eseverri, quien indicó que ”el acuerdo se formalizará este sábado en una visita a Tigre. De Narváez aportará su experiencia y su propuesta para la provincia y fundamentalmente el reconocimiento de que Massa es el candidato que va a ganarle al oficialismo”.

Según informaron fuentes del FR que participaron de la negociación, De Narváez aceptó participar de las PASO massistas junto al resto de los candidatos, Darío Giustozzi, Gustavo Posse, Mónica López y Felipe Solá.

”Uno de los motivos (para sumarlo) es que creemos que De Narváez fue siempre opositor al oficialismo en esta década, él entendió claramente que Massa fue quien tuvo el coraje suficiente de ponerle fin a los intentos de reforma constitucional”, señaló Eseverri en un tiro por elevación al intendente Martín Insaurralde, con quien el massismo hace rato expresa su fastidio por la indefinición de su futuro político.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Además, Eseverri dijo que De Narváez ”sabe que en el Frente Renovador hay otros candidatos, pero el mecanismo de las PASO está abierto para todos y de acá a junio irá viendo cómo se va concretando”.

El intendente de Olavarría opinó que estos últimos movimientos ”tienen que ver con que se ha empezado a ordenar” el panorama y que De Narváez comparte ”la expectativa en la candidatura de Massa, lo ve como el que tiene más posibilidades dentro de la oposición”.

De Narváez, quien ya fuera candidato a gobernador en 2007 y 2011, intentó volver a mediados de año a la agenda mediática luego de varios meses de bajo perfil, y desde entonces reiteraba su voluntad de postularse en la Provincia y mantener conversaciones con el Pro y con el massismo.

LEÉR MÁS  Corridas, piedras y gases durante el tratamiento de la reforma

Si bien desde el macrismo no hubo mucho eco en su propuesta, el massismo le envió guiños desde el primer momento, cuando Darío Giustozzi, también precandidato a gobernador, dijo a Télam que había ”mucho para charlar” con De Narváez y lo invitaba a ”abandonar su pasividad”.

El acuerdo viene siendo tejido en las últimas semanas por los tres dirigentes más cercanos a Massa y que encabezan la mesa coordinadora del partido en la Provincia: los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín), Joaquín de la Torre (San Miguel) y el propio Eseverri.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

La primer foto con Massa y De Narváez tendrá lugar este sábado en el Centro de Operaciones de Tigre, con un ”acto alrededor del mediodía y con eje en la seguridad”, según informaron voceros del presidenciable.

Algunos en el massismo bonaerense consideraban que la incorporación de De Narváez los beneficia ante el rival del Pro, Mauricio Macri, porque podría restarle votos en la Provincia y además era un dirigente que coqueteaba con la posibilidad de ser parte del macrismo.

El desafío ahora será la coexistencia dentro del massismo entre De Narváez y dos ex aliados -hoy competidores- con los que no existe una buena relación, como son Mónica López y Felipe Solá.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here