Fernando de la Rúa declaró en el juicio contra Domingo Cavallo por el megacanje de bonos de la deuda pública de 2001, y aseguró que la instrumentación de la operación era necesaria para ”sostener la convertibilidad”.

En este sentido, consideró que ”es un disparate acusar al doctor Cavallo de negociaciones incompatibles con la función pública por convocar a los bancos” que realizaron la operación, y dijo que su ministro ”siempre actuó de manera irreprochable”.

LEÉR MÁS  Más reclamos de La Pampa por el Atuel

Por ello, dijo que el entonces jefe del Palacio de Hacienda, único acusado en la causa, ”sufrió persecución de la justicia, algo en lo que yo tengo experiencia”.

Cavallo está acusado de haber favorecido a un grupo de bancos que cobraron por reemplazar medio centenar de títulos de la deuda externa por sólo cinco bonos con fecha de vencimiento diferida, aun total de 120 millones de dólares, 20 de los cuales correspondieron al banquero estadounidense David Mulford, que ideó la operación.

LEÉR MÁS  ¿Cristina candidata en 2019?

El ex presidente dijo que su ministro ”siempre actuó de manera irreprochable”

La maniobra fue presentada como la solución al problema del endeudamiento, pero apenas cuatro meses después de concretada la Argentina entró en cesación de pagos, tras imponer el corralito de los depósitos bancarios y desatarse una crisis política que arrastró al gobierno de De la Rúa.

LEÉR MÁS  La imagen de Cristina subió en las encuestas luego de la devaluación de Macri

Con la ronda de este lunes concluyeron las declaraciones de los testigos ofrecidos por la fiscalía y comenzaron los testimonios propuestos por la defensa, entre ellos el mismo De la Rúa.

”Es un disparate acusar al doctor Cavallo de negociaciones incompatibles con la función pública”

Se prevé que la semana próxima declare el ex titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el uruguayo Enrique Iglesias, quien lo haría a través de una teleconferencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here