Cambiemos puede acercarse al centenar de bancas, aún necesitado de aliados para alcanzar los 129 requeridos para gozar de mayoría propia

Si Mauricio Macri se decide, el año que viene podría armar una agenda de leyes con los gobernadores y aprobarlas sin transpirar en el Congreso, según las proyecciones iniciales para las elecciones legislativas de octubre.

Aunque la extensa campaña puede mover algunos escenarios, las tendencias no aportan grandes cambios en el reparto de fuerzas en Diputados: Cambiemos puede acercarse al centenar de bancas, aún necesitado de aliados para alcanzar los 129 requeridos para gozar de mayoría propia.

En el Senado puede dar un salto grande: tiene chances de arrebatarle 6 o 7 votos al Frente para la Victoria-PJ, aunque el destino de los conducidos por Miguel Pichetto es incierto con el arribo de Cristina Kirchner.

LEÉR MÁS  Multaron con $50 mil a una escuela por un corte de calle

En ambos recintos seguirán pululando bloques de gobernadores sin fuerza política definida, como santiagueños, misioneros y neuquinos, que si la Casa Rosada logra reunir en causas comunes junto a otros colegas peronistas, al menos de a ratos, manejará el Congreso sin preocuparse por Massa y Cristina.

No es casual que Ernesto Sanz y Pichetto hayan insistido hace unos meses con un pacto de la moncloa entre el Gobierno y el peronismo, rechazado por Jaime Durán Barba, para quien los acuerdos de cúpulas sólo restan, incluso si sirven para sancionar leyes que un Gobierno sin mayoría parlamentaria considera claves.

LEÉR MÁS  Los mendocinos pagan un 65% más cara la garrafa que lo sugerido desde Nación

En la Cámara baja, Cambiemos cuenta ahora con 86 bancas (41 del PRO, 38 de la UCR, 5 de Elisa Carrió y 2 aliados), renueva 41, pero sólo 4 de la provincia de Buenos Aires: los radicales Héctor “Cachi” Gutiérrez y Ricardo Alfonsín; y los macristas Gladys González y Soledad Martínez, que junto a Cristian Gribaudo ingresaron en 2013 en la lista del Frente Renovador.

Según detalla el portal La Política Online, las encuestas promediadas garantizan a Cambiemos no menos de 10 bancas, que pueden crecer según el devenir de la campaña.

En cualquier caso, aun con Cristina festejando, Buenos Aires engrosará al bloque Cambiemos mucho más que la Ciudad de Buenos Aires, donde el oficialismo arriesga 8 votos actuales. Para tenerlos en diciembre debería reclutar a Martín Lousteau.

LEÉR MÁS  Frigerio: "Cambiemos está más fuerte que nunca"

Carrió se hará fuerte porque sumará un diputado por la Ciudad (tiene 2 y tendrá 3), 3 por Buenos Aires y 1 seguro por Santa Fe. Además de Fernando Sánchez sentado en las reuniones de Gabinete.

El sueño de los 100 votos puros de Cambiemos que por estas horas resuena en las oficinas del oficialismo (Cristina supo garantizar un quórum con ese número y aliados de fierro) se completa con algunas banca más en provincias que hace 4 años eran peronistas y los radicales corrían de atrás, sin los recursos de tener de su lado al presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here