Fuentes cercanas a la presidenta dijeron que Cristina, durante el almuerzo que compartieron junto a otros pares en la sede de las Naciones Unidas, le comentó a Obama el crecimiento que tuvo el país en los últimos años y que, en un determinado momento, el presidente de los Estados Unidos le preguntó qué pensaba sobre la situación en Honduras.

 

De acuerdo a lo relatado por las fuentes, la presidenta le aseguró a Obama que ”toda la región piensa que Zelaya debe ser restituido en su puesto y que Estados Unidos debería cumplir un rol preponderante en ello”.

 

El mandatario estadounidense le explicó que ”se critica a Estados Unidos por tener demasiada injerencia”, ante lo cual Cristina le aclaró que no era precisamente por el liderazgo que debe asumir esa nación sino por otras cosas.

 

Entonces, Obama cambió de tema y le pregunto a la Presidenta, mirándola a los ojos, si algún presidente pensaba que él tenía algo que ver con el golpe en Honduras, ante lo cual la mandataria le dijo: ”No, absolutamente no, nada que ver”.

 

Las fuentes aseguraron que Cristina le comentó a sus colaboradores que había sido ”una muy buena conversación”.

 

También compartieron la mesa, en el almuerzo, el presidente de Italia, Silvio Berlusconi; el de Rusia, Dmitri Medvédev; la de Finlandia, Tarja Jalonen; el de Corea, Lee Myung-bak; y el de Austria, Heinz Fischer; entre otros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here