”Puedo venir hoy aquí a decir que este gobierno vino a reparar y devolver derechos”, dijo la Presidenta al concluir el acto que finalizaba su visita a las provincias de Neuquén y Río Negro, con motivo del centenario aniversario del Dique Ballester.

”Por eso tengo enemigos poderosos, porque los trabajadores están conmigo, porque ustedes saben que los voy a representar siempre y que siempre voy a estar del lado de los más vulnerables, de los que menos poder de lobby tienen. Por eso estoy orgullosa de ser el gobierno que ha construido el piso de protección social más importante de las ultimas décadas”, señaló.

Al referirse al conflicto por el pago de deuda con uso de las reservas, interpeló a la oposición y se preguntó: ”Si alguno de ellos tiene una idea mejor y menos costosa que no sea el ajuste, porque conmigo no vengan con el ajuste porque yo no voy a ajustar a los argentinos. Si quieren ajustar, que vuelvan ellos pero conmigo no”.

LEÉR MÁS  Cornejo anunció la construcción del parque solar de Anchoris

 

 

”Estoy abierta para pagar la deuda con dos condiciones: una, que no nos endeuden más ni pagar tasas usurarias, y la otra, que no nos hagan pagar la deuda a todos los argentinos que contrajeron cuatro vivos estafando al país”, remarcó.

En ese sentido, defendió el modelo económico implantado desde 2003 y destacó ”qué solidez debe tener que el mundo ve estas cosas (en referencia a las discusiones en el Congreso), e igual confía en que vamos a poder pagar y mejoran las condiciones de nuestro riesgo país y titulo de deuda”.

”Cada vez que ellos actuaron con medidas desde allí o desde algún sector de la Justicia se caían los bonos, se caía la posibilidad de salir del default. Cada vez que damos la certeza (sucede lo contrario), porque un país tiene que ser serio, responsable y dar certeza de que vamos a pagar y de que lo haremos sin ahogar el consumo”, recalcó.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: Macri ordenó "seguir buscando" al submarino

Además, pidió ”a todos, en nombre de las cosas que han pasado y de las responsabilidades que cada uno ha tenido, que por favor no sigan poniendo palos en la rueda. Por favor, discutamos sobre las cosas concreta”.

También se refirió al repunte de la actividad económica y destacó ”cómo se está recuperando la capacidad industrial” y consideró que ”la Argentina se ha vuelto a poner de pie”.

”Ha pasado el año más difícil de la economía en el mundo de los últimos 80 años, y esta Presidenta piloteó la tormenta, ayudada por un equipo de gobierno y legisladores”, subrayó, y volvió a interpelar a la oposición.

”Yo no les pido que se afilien a mi partido ni que piensen que soy maravillosa, solo me basta con que piensen en la Argentina, y que podamos abordar en el marco de los roles que cada uno tiene, no perder esta oportunidad magnífica del Bicentenario, de pensar en un país diferente”, reclamó Cristina.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Al comenzar su discurso, la Presidenta recordó al ex gobernador neuquino, Felipe Sapag, quien falleció recientemente, y a quien calificó como ”uno de los fundadores de este Neuquén contemporáneo”.

Cristina fue recibida por el gobernador neuquino, Jorge Sapag, y su colega rionegrino, Miguel Saiz, además de otras autoridades provinciales y representantes de la industria, el comercio, la producción y dirigentes políticos y gremiales de ambas provincias.

En Neuquén, Cristina visitó las instalaciones de la firma ”Moño Azul”, que produce y comercializa manzanas, y luego descubrió un monolito acompañada por docentes y alumnos de la zona.

Desde allí, la primera mandataria se trasladó hasta el Dique Ballester, ubicado a unos 30 kilómetros de la capital neuquina, para encabezar el acto conmemorativo del centenario de esta obra que está emplazada entre Neuquén y Río Negro.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here