Agustín Haraut, de 4 años, cuando recorría la Plaza había expresado a su padre el deseo de ver a Cristina Fernández de Kirchner, oportunidad en que fue filmado, en un video que circuló por las redes sociales y fue visto por la Presidenta.

”Yo quiero ver a Cristina en la vida real”, dijo el pequeño, a quien la Presidenta le dio el gusto y lo recibió en su despacho de la Casa Rosada junto con su padre Sergio Haraut. En la entrevista estuvo presente la directora de Documentación Presidencial, Mariana Larroque.

En tanto, Mara Herrero, de 6 años, nieta de desaparecidos, pidió que le alcancen a la Presidenta sus dibujos, que ella realiza y vende a sus compañeros de escuela para juntar dinero para comprar más netbooks y así ayudar al gobierno.

LEÉR MÁS  Carrió tildó de golpistas a los que se oponen a la reforma previsional

”Como es nieta de desaparecidos, cuando vi el dibujo le propuse que fuera yo su abuelita”, dijo la Presidenta.

A la Presidenta le llegaron sus dibujos e incluso, el dinero que había juntado para adquirir las netbooks, 33 pesos.

Hoy la recibió junto su hermana Camila Herrero y a sus padres Juan Herrero y Ana Clérici de Herrero, acompañados por el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda.

Al ingresar al despacho presidencial, Agustín se mostró vergonzoso frente a Cristina, quien lo esperaba arrodillada, pero luego cobró confianza y le dio un beso y abrazó a la Jefa de Estado, seguido de Mara y Camila, que también la saludaron con un beso.

LEÉR MÁS  Zannini le envió una carta a Cristina desde Ezeiza

Tras saludar a los padres, Cristina dialogó con los pequeños y les obsequió libros con ilustraciones y videos con material del canal infantil Pakapaka.

Antes de la audiencia, los niños y sus padres realizaron una breve visita guiada por distintos salones de la Casa de Gobierno.
Juan Herrero, padre de Mara, dijo luego del encuentro que ”para las familias que tenemos desaparecidos los niños son una continuidad lógica de lo que hicieron sus abuelos, lo que nos da vida, nos alegra y emociona”.

LEÉR MÁS  Impuesto a Ganancias a Cooperativas: “La voracidad del Estado no tiene límites”

Agregó que la idea de hacer los dibujos y venderlos ”surge de la solidaridad y que las netbooks se compran entre todos, y eso es participar de un proyecto común que lo ha ido incorporando de la vida cotidiana y de la actividad que tenemos”.

”Estamos muy contentos y nos alegra el llamado de la Presidenta, porque no podemos creer que un acto tan simple, cotidiano y natural para nosotros pueda ser puesto en evidencia”, expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here