El ministro del Interior, Florencio Randazzo y el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich informaron este lunes que durante la reunión que mantuvo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con los gobernadores se analizó como una de las posibilidades futuras la derogación del impuesto al cheque teniendo en cuenta las variables de la economía.

 

En ese sentido, Randazzo señaló al retirarse de la Quinta de Olivos que ”se habló de la derogación futura del impuesto al cheque como alternativa ya que es un impuesto distorsivo”.

 

También adelantó que se coincidió en armar una comisión para discutir la coparticipación.

 

”Los gobernadores pidieron que el gobierno siga manteniendo la política de estabilidad macroeconómica” y adelantó que el 6 de abril se realizará un nuevo encuentro con el resto de los gobernadores que no estuvieron en esta primera ronda.

 

”No hubo gobernadores enojados, sino comprometidos y agradecidos”, agregó. Por su parte, Capitanich, al hablar con los periodistas dijo que ”la Presidenta evalúa la derogación del impuesto al cheque evaluando la evolución de la economía”.

 

”Fue una reunión muy positiva, todos los gobernadores hablamos y planteamos nuestros puntos de vista y nos comprometimos a seguir trabajando en la coparticipación y el próximo presupuesto nacional a presentar el 30 de septiembre”, dijo.

 

Añadió que ”la oposición plantea iniciativas sin responsabilidad y que están fuera del presupuesto aprobado”.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

 

Capitanich dijo que ”en la reunión todos los mandatarios dimos nuestro total apoyo al modelo político y económico de crecimiento con superávit fiscal y nos comprometimos a seguir trabajando en los aspectos de la ley de coparticipación en forma conjunta y en un esquema complementario con vistas al presupuesto de este año a presentar antes del 30 de septiembre”

 

En cuanto a la ley del cheque, remarcó que ”lo que hemos opinado es que es una iniciativa de la oposición y que no está en el presupuesto y la Presidenta analiza la derogación del impuesto al cheque visualizando como crece la economía”.

 

”La oposición es la responsable de la peor crisis social y económica” y precisó que ”es importante reconocer que la masa total es de 290 mil millones y 220 mil millones son para hacer frente a la asignación universal y a la obra pública”, indicó.

 

Señaló en ese sentido que ”lo que está claro es que cualquier iniciativa con distribución de recursos fuera del presupuesto afecta las finanzas”.

 

La Presidenta intercambió opiniones sobre la distribución de los recursos a las provincias con un grupo de gobernadores, con quienes compartió un almuerzo en la residencia de Olivos y del que también participaron funcionarios del Gobierno nacional.

 

Este encuentro forma parte de una ronda de reuniones convocada por la Presidenta , que abarcará a los mandatarios de los 24 estados provinciales, a fin de analizar la coparticipación de los recursos.

LEÉR MÁS  De Vido llamó a la “movilización del peronismo”

 

Del almuerzo participaron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, los ministros de Economía, Amado Boudou; del Interior, Florencio Randazzo y de Industria y Turismo, Débora Giorgi, como también los secretarios General de la Presidencia, Oscar Parrilli y Legal y Técnico, Carlos Zanini.

 

Los gobernadores que participaron del almuerzo fueron, Daniel Scioli, de la provincia de Buenos Aires; Chaco, Jorge Capitanich; Mendoza, Celso Jaque; San Juan, José Luis Gioja, Jujuy, Walter Barrionuevo; Misiones, Mauricio Closs; de Santa Cruz, Daniel Peralta; Neuquén, Jorge Sapag; de Formosa, Gildo Infrán; de Salta, Juan Manuel Urtubey, Entre Ríos, Sergio Daniel Urribarri, de Tucumán, José Alperovich, de La Pampa, Oscar Jorge; de Córdoba, Juan Schiaretti, de Catamarca, Eduardo Brizuela de Moral; de La Rioja, Beder Herrera y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

 

En tanto, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, sostuvo que ”fue una reunión muy cordial en la cual tuvimos la oportunidad de dialogar sobre la situación que se vive en la república y en cada una de las provincias y la necesidad de discutir la coparticipación federal de impuestos y hablar de las iniciativas parlamentarias relacionadas con la coparticipación del impuesto al cheque”.

 

”No fue una reunión para plantear demandas, porque las demandas se plantean en los tribunales sino que se intercambiaron opiniones acerca de cuál es el mejor marco en el que podamos discutir la coparticipación de los fondos que van de la Nación a las provincias”, subrayó.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

 

Dijo que ”queremos trabajar con la Nación en armonía, en un diálogo constructivo y no queremos que la defensa de nuestros intereses lo hagan legisladores de la oposición, que por allí no interpretan los verdaderos problemas que tienen las provincias”.

 

El gobernador de Misiones, Maurice Closs señaló por su parte que el tema central del encuentro con la presidenta fue ”la relación entre la Nación y las provincias y todo lo que hemos hecho en conjunto hasta ahora”.

 

”La coparticipación del impuesto al cheque no fue el centro de la discusión, sino cómo crece el país, cómo va a ser la cosecha y las obras que se van a realizar en las provincias”, sostuvo.

 

”La presidenta -agregó- nos transmitió que hemos hecho muchas cosas en conjunto en este proyecto político, sin que sea la opinión en algunas cosas, como ésta del impuesto al cheque la que domine la agenda”.

 

”Ningún gobierno ha hecho tanto por la provincias como éste y se va trabajar en todas la posibilidades de modificar la ley de coparticipación, con la vigencia o no de la ley del impuesto al cheque”, subrayó Closs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here