El futuro de Cristina Kirchner permanece en incógnita. “Está tanteando para adentro y para afuera, quiere ver quiénes le siguen respondiendo y qué tanta recepción tiene en la sociedad”, explican desde su entorno.
Según detalla la revista Noticias, el cristinismo baraja tres hipótesis: la primera –y mejor– es que los números le cierren a CFK para que se presente a candidata a senadora o diputada en Buenos Aires en el 2017; la segunda, un poco menos optimista, es un revival de la fórmula del año pasado, con Scioli a la cabeza y ella apoyando desde un plano secundario; la tercera posición es que vuelva a darse la fórmula Kirchner-Scioli, pero esta vez con Cristina.
Un dato no menor: es notoria la pérdida de lugar de La Cámpora, la agrupación más resentida dentro del peronismo duro.
Sin embargo, las elecciones no son el único tema que desvela a Cristina. Su círculo asegura que el raid mediático y político al que se viene sometiendo tiene mucho más que ver con salir a plantarse frente a los avances de la Justicia que otra cosa.
“Creemos que el Gobierno milita para meter presa a Cristina. Por eso ahora no le exigimos conducción, está en un lugar muy difícil. Además, ¿quién le va a sacar ese lugar?”, dice, irónico, un ex funcionario muy cercano. Pero hay una realidad: la ex presidenta tiene que enfrentar casi 300 causas, según la Cámara Federal.
LEÉR MÁS  Macri se lesionó la espalda jugando al pádel con Patricia Bullrich

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here