El fiscal federal Gerardo Pollicita decidió imputar a la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman, al dirigente Luis D’Elía y al diputado Andrés Larroque por encubrimiento, tomando la denuncia efectuada por el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de su muerte en relación a la causa AMIA.

El fiscal federal decidió dar curso a la investigación de los hechos denunciados por colega fallecido, quien acusó a la Presidenta, y al canciller Timerman, entre otros, por supuesto encubrimiento a los iraníes acusados de haber planeado y llevado a cabo el atentado contra la AMIA.

Según el requerimiento de instrucción redactado por el fiscal Pollicita y publicado en el sitio fiscales.gob.ar fueron imputados, además de la Presidenta y el canciller, los demás mencionados en la denuncia del fiscal Nisman: el diputado Andrés Larroque, los dirigentes Luis D’elía y Fernando Esteche; el dirigente islámico Jorge Yusuf Khalil, el ex juez Héctor Yrimia y Ramón ”Alan” Bogado.

LEÉR MÁS  FifaGate: Burzaco relató como fueron los millonarios sobornos de Grondona

El fiscal que requirió el avance de la investigación dejó de lado los pedidos de indagatoria a la Presidenta y a Timerman que había solicitado y publicitado en decenas de medios el fiscal Nisman.

El requerimiento de Pollicita fue presentado ante el juez federal Sebastián Ramos, subrogante de Daniel Rafecas, ante quien había quedado radicada la denuncia de Nisman, quien fue encontrado muerto del 18 de enero en su departamento en la zona de Puerto Madero.

El fiscal dispuso ”iniciar la pertinente investigación con miras a comprobar (…) la existencia del hecho y, consecuentemente, si el mismo puede ser penalmente reprochado a sus responsables”.

LEÉR MÁS  El Gobierno acordó la reforma tributaria con todas las provincias salvo San Luis

Días antes de su muerte Nisman había denunciado a los funcionarios y dirigentes mencionados por supuestas actividades tendientes a desincriminar de la causa por el atentado a la AMIA a iraníes sobre los que pesan pedidos internacionales de captura.

En su denuncia, Nisman sostuvo que el memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán en el marco de la causa AMIA tenía, en realidad, el fin de sellar la impunidad de los acusados y activar una relación comercial que implicaba el intercambio de petróleo por granos.

El ex secretario general de Interpol, Ronald Noble, desmintió la denuncia de Nisman y aseguró que jamás el gobierno argentino había solicitado la caída de las credenciales rojas que aún pesan sobre los imputados iraníes, algo que sólo podía hacer el juez natural de la causa, Rodolfo Canicoba Corral.

LEÉR MÁS  Burzaco negó haberle pagado "sobornos" a Cristina Kirchner

Desde el gobierno nacional remarcaron, además, que Argentina nunca compró petróleo a Irán porque éste no podría refinarse en el país y que el comercio entre ambas naciones ha decaído a niveles ínfimos, incluso después de la firma del memorándum de entendimiento.

Nisman había solicitado la indagatoria y un embargo de 200.000.000 de pesos sobre los nuevos imputados.

Luego que quedara definida la competencia de Rafecas para investigar el hecho, el juez Ramos -que lo subroga- “dio vista” a Pollicita, para que el fiscal opinara si correspondía rechazar la denuncia o impulsar la acción penal.

Pollicita solicitó “decenas de medidas de prueba”, indicaron fuentes con acceso a la causa.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here