En esos comicios, el kirchnerismo pondrá demasiado en juego en el Congreso, sobre todo en Mendoza, ya que ganó las elecciones en 2011, y en consecuencia, serán más los legisladores que terminen su mandato. Si bien esto no cuenta en la Cámara de Senadores, porque de las 3 bancas que se renovarán, 2 son del radicalismo y uno es del oficialismo –los cargos fueron asumidos en 2009, y duran 6 años-, sí renueva más en la de Diputados (3 de los 5 que se eligen).

Es por eso que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se comunicó este lunes por la mañana con el gobernador y presidente del PJ Francisco Pérez, luego del desayuno que éste compartió con el gobernador electo Alfredo Cornejo.

Durante la comunicación, que duró cerca de media hora, la mandataria nacional se lamentó sobre los resultados de los comicios del domingo, aunque indicó que se hizo un buen trabajo, con respecto a la cantidad de votos que tuvo el candidato Adolfo Bermejo (que incluso tuvo más que los que necesitó Pérez para ganar en 2011). Asimismo, también dialogaron sobre el esfuerzo que se deberá hacer de ahora en más de acuerdo a las PASO nacionales del 9 de agosto, y que también contaba con su apoyo para lograr el objetivo.

Según el entorno del mandatario, esta comunicación sirvió como ”una inyección de energía” para él, después de haber sido señalado desde el interior del Frente para la Victoria como uno de los culpables de la derrota, al haber decidido –junto al vicegobernador Carlos Ciurca- desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales.

Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here