Cristina en el Día de la Lealtad: ”la lealtad se tiene cuando un dirigente representa los intereses del pueblo y de la patria”.

”El concepto de lealtad fue distorsionado, como si fuese un verticalismo ciego”, y explicó que ”la lealtad que la gente tuvo hacia Perón y Evita es la lealtad a dirigentes que la gente identifica como defensores de sus propios intereses” y sostuvo.

”Este proyecto es para los 40 millones de argentinos y es plenamente de inclusión. Este modelo beneficia hasta los que no están de acuerdo con él, eso diferencia con otros modelos que excluye a las mayorías”, afirmó.

Además, afirmó: ”Lo que hemos logrado hasta ahora no es el techo, es el piso y no podemos hacernos garantes los peronistas sino todos los partidos. Esto debe institucionalizarse.”

En otro sentido, defendió la Asignación Universal Por Hijo y criticó a los que afirman ”que es un plan para vagos, cuando desde la Unesco se afirmó que es un plan vital para la inclusión”.

En relación a la historia del peronismo, la mandataria destacó que ese movimiento logró ”que los hijos de los obreros lleguemos a la universidad y además a la presidencia; esa es la movilidad social ascendente que caracterizó al peronismo y molestó a algunos (…) El peronismo se mide en los hechos, en las obras y en los compromisos. Y la verdad que este 17 de octubre es muy especial, nos encuentra en un mundo devastado”.

”Las mayorías siempre tienen alegría”, dijo además, citando a Arturo Jaureche, y continuó: ”por eso tienen odio las minorías que creen haber tenido privilegios, privilegios que no pierden porque si uno observa, el crecimiento ha sido para todos, inclusive ha sido más fuerte para quienes más tienen”.

En ese orden, destacó que ”la inmensa responsabilidad de comprender de construir esos prejuicios para entender que la posibilidad de organización de un país se hace con los 40 millones de habitantes adentro”.

”La lealtad es con los intereses del pueblo, irrestrictos. Estoy comprometida con esa historia”, puntualizó Cristina, que además destacó que existe lo que llamó ”esta suerte de realidad virtual y la otra, la de los hechos”.

”Esta no es la historia de un partido, de un sector, es la historia de los argentinos”, continuó la Presidenta, y subrayó que ”este proyecto es para los 40 millones de argentinos, que es lo que diferencia a un proyecto de inclusión de uno de exclusión. El de inclusión tiene la fantástica generosidad de beneficiar aún a aquellos que política o partidariamente no están de acuerdo. No sucede lo mismo con un proyecto de exclusión, donde las grandes mayorías quedan afuera”.

”El gran desafío que tenemos es la del lograr un nivel de institucionaliación de los derechos y garantías alcanzados, del desarrollo productivo alcanzado. No solamente los peronistas podemos ser los garantes de los parques industriales, de las obras de infraestructura, que no se escuchen los cantos de sirena de los que quieren endeudarnos. Si hubiéramos tenido acceso al mercado de capitales nuestro sistema no estaría como está hoy”, señaló Cristina Fernández.

Continuando con la referencia al Día de la Lealtad, la jefa del Estado expresó: ”¿Qué mejor manera de recordar y homenajear ese 17 de octubre que haciendo cosas como las que estamos haciendo hoy?”.

Subrayó que ”la gente identifica a este modelo con uno que va junto a los intereses del pueblo. Incluso los que no nos quieren lo reconocen”. Destacó que ello es así aún ”más allá de virtudes y errores que todos tenemos”.

Cristina Kirchner comparó, entonces, cómo vivían los argentinos en tiempos de crisis y cómo lo hacen hoy. ”Es la memoria, los recuerdos del pasado y del presente, también. Contabas Julio Pereyra (intendente de Florencio Varela) que llorabas porque no sabías qué hacer. Yo era senadora y era muy difícil ser política, o banquero, cualquier cosa que tuviera que ver con lo institucional, económico, político”.

”De aquel país a éste hay una distancia sideral. Si vos me decías que íbamos a vivir en la Argentina de hoy en 2003, te decía que estabas loco. Es más, no pensaba que Néstor (Kirchner) podría ser presidente”, sostuvo la primera mandataria.

Remarcó, entonces, ”soy peronista” y explicó que ”la lealtad” la reciben los dirigentes a quienes ”la gente identifica como representantes de sus intereses”. Cristina mencionó, allí, que ”cuando uno hace una cuadra de pavimento uno no pregunta si viven peronistas o radicales, o a quién votaron”.

La jefa de Estado analizó, también, la ”lealtad regional”. ”Hoy estuvimos con el compañero Lula (Da Silva), el otro día estaba visitándonos también el presidente de Irlanda y nos hablaba del modelo roto de los países desarrollados; también escuchaba al presidente de la República Bolivariana de Venezuela parece que creían que si a (Hugo) Chávez le iba mal, a nosotros también. Algunos creían lo que habían escrito”, dijo contra las columnas de opinión publicadas en diarios.

”Esa es la desazón que uno veía en algunos comunicadores. Se montó algo pero se comprobó que había plena democracia”, se congratuló Cristina Fernández, quien admitió que ”estas cosas las vemos todos los días, y por ahí te duele porque te esforzás, yo he puesto muchas cosas, cada uno de los argentinos ha puesto muchas cosas, pero sinceramente creo que la mejor manera de homenajear a esta historia que ya no es de un partido, sino la de los argentinos que nos votan, los que no, los que nos quieren y los que no. Este proyecto es para los 40 millones de argentinos”.
”Esto que hemos logrado no es el techo, es el piso”, continuó la Jefa de Estado, y enumeró dos de los logros de estos últimos nueve años: ”Que esto que hemos logrado de que tenemos al 96 % de personas en edad de jubilarse cubiertos con un sistema y de esta Asignación Universal por Hijo que Nciones Unidas lo calificó como el programa más importante”.
”Si tuviera que definir estos diez años podría definirlos como la década ganada por los argentinos, así como fueron perdidas las anteriores”, afirmó Cristina, y enalteció la figura de Néstor Kirchner, que ”construyó una Argentina absolutamente diferente; los argentinos volvimos a tener autoestima, estábamos convencidos que todo lo que venía de afuera era mejor. Él entró herido acá (en referencia al golpe que sufrió el día de su asunción y al 22% de los votos cosechados), y cuando se fue, se fue triunfante, no solamente de la Casa de Gobierno, también de la vida”.

Por último, la primera mandataria afirmó que ”con este espíritu de construcción, de unidad nacional, de saber que nosotros solos no podemos, porque ya tuvimos la experiencia histórica, que necesitamos de las confluencia de los distintos sectores, hoy tenemos una Argentina diferente y una América del Sur diferente”.

La Presidenta realizó estas declaraciones mientras mantenía una audiencia en el Salón Mujeres Argentinas del Bicentenario con intendentes de la Primera y Tercera Sección de la provincia de Buenos Aires. Allí lanzó el Plan de obras ”Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria”, del Ministerio de Planificación de la Nación, a cargo de Julio De Vido.

Fuentes: INFOnews/Télam/Minutouno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here