Además, la Presidenta se pronunció a favor de declarar al mate como ”una infusión nacional”, y dio instrucciones al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para que comience a trabajar en el tema.

 

Del acto participaron Domínguez y los gobernadores de Mendoza, Celso Jaque; de San Juan, José Luis Gioja; de La Rioja, Beder Herrera; de Salta, Juan Manuel Urtubey; y de Neuquén, Jorge Sapag.

 

También estuvieron presentes el titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Guillermo García; y el presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), José Molina.

 

Cristina sostuvo que la declaración del vino como bebida nacional no responde sólo a cuestiones económica, sino que hace a la ”identidad” y a la ”cultura nacional” de los argentinos.

LEÉR MÁS  Otra despenalización: Hablan de consumo de droga "privado"

 

La Presidenta resaltó que en el sector vitivinícola ”hemos logrado una cosa muy importante: articular todo el esfuerzo y la inversion privada con políticas muy fuertes de parte del Estado”.

 

”Hemos hecho una muy buena articulación entre el Gobierno nacional, las provincias, las bodegas y los productores”, repitió la jefa del Estado.

 

”El vino Argentino es un honorable embajador en el mundo y enorgullece a los argentinos que beben en el mercado doméstico los mismos vinos que exportan y que prestigian al país en todos los continentes”, señala el decreto presidencial que declara al vino bebida nacional.

LEÉR MÁS  “Vienen dos o tres meses difíciles”

 

Recuerda que la vitivinicultura tiene ”más de cinco siglos de historia”, y que ”favorecida por óptimas condiciones climáticas y de suelo” da lugar ”a una actividad económica creciente sustentable, respetuosa del medio ambiente y de gran importancia social y económica para todas las provincias productoras”.

 

En otro tramo de su discurso, la Presidenta dio ”instrucciones” al ministro de Agricultura ”para que comience a trabajar en la declaración de ”infusión nacional” al mate.

 

”Si los ingleses tiene el `té party´, por qué nosotros no tenemos algo similar con el mate”, dijo Cristina.

 

En base a los números informados por el sector vitivinícola, el año pasado las ventas totales de vinos argentinos alcanzaron los 10.500 millones de pesos.

LEÉR MÁS  Macri: "Hoy el mundo reconoce que estamos haciendo las cosas bien"

 

De ese total, el 77 por ciento de la facturación correspondió a ventas en el mercado doméstico y el restante 23 por ciento a colocaciones en mercados externos.

 

El volumen total comercializado ascendió a 1.310 millones de litros, de los cuales el 79 por ciento correspondió al mercado interno y el 21 por ciento a exportaciones.

 

La mano de obra directa e indirecta que genera la vitivinicultura ocupa a unas 400.000 personas y sus familias, con gran relevancia para las economías regionales de toda la zona oeste del país.

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here