Luego de la renuncia de Eugenio Zaffaroni y la última dimisión del nonagenario juez Carlos Fayt, el Presidente de la Nación Mauricio Macri se ve obligado a completar el máximo organismo de Justicia, tal como señala la ley. Una de las primeras medidas es completar el cuerpo que conduce Ricardo Lorenzetti.

Según señala el diario La Nación, tras reunirse con el ministro de Justicia Germán Garavano, Macri le pidió al Senado que le devuelva los pliegos que había enviado la ex mandataria Cristina Fernández. La polémica decisión se basa en que Macri lo hará en Comisión sin respaldo del Senado, alternativa que debía seguir para llegar a un acuerdo con el peronismo para obtener los 2/3 necesarios para la reglamentación de los nuevos jueces.

La alternativa elegida fue nombrar a los dos jueces en comisión, ejerciendo una facultad que el artículo 99 de la Constitución le otorga al Poder Ejecutivo: El presidente puede cubrir esos cargos con nombramientos provisionales, que sólo durarán hasta que el próximo 30 de noviembre, cuando finalicen las sesiones del Congreso nacional.

LEÉR MÁS  CGT Mendoza: “Con la reforma previsional, los jubilados pierden un sueldo por año”

Llama la atención ya que esto no suele ser utilizado en democracia, y tiene como único antecedente un episodio ocurrido en 1852 cuando aún no estaba conformada la Argentina como hoy la conocemos. Según lo establecido por el decreto 222, las designaciones deben ser con acuerdo de la Cámara Alta.

Los candidatos son Carlos Rosenkrantz, abogado (UBA), doctor en Derecho (Escuela de Leyes de Yale), ex asesor del otrora presidente Raúl Alfonsín, actualmente dicta Teoría del Derecho (UBA) y actual rector de la Universidad de San Andrés. El segundo es Carlos Rosatti también constitucionalista y ministro de Justicia de Néstor Kirchner.

La opinión de un especialista

Política Argentina se comunicó con el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat quien dió su opinión al respecto: ”Es una violación del decreto (22) que estableció un mecanismo de consulta para la opinión pública especializada para ver si había observaciones por parte de jueces de carrera, en este caso se omite este procedimiento, el nombramiento en comisión es en general para cargos del Ejecutivo, a embajadores cuando no está en funcionamiento el Congreso de la Nación pero al igual que con los DNU haber obviado el mecanismo más legítimo que sería el de convocar a sesiones extraordinarias y emplear oportunamente los pliegos”.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

”Este mecanismo si hubiera sido hecho por el gobierno kirchnerista habría ameritado innúmeras objeciones diciendo que era el Unicato, diciendo que se maneja todo por voluntad unipersonal. Ahora vemos que la voluntad unipersonal como era previsible es la del Ingeniero Macri. Me parece que el mecanismo sigue la tónica iniciada por el decreto 13/2015 de puentear las instituciones y buscar imponer decisiones para que después haya hechos consumados difíciles de ser revertibles”, explicó.

LEÉR MÁS  El Gobierno insistirá tratar el lunes la reforma jubilatoria

Consultado sobre el procedimiento y los jueces designados, señaló: ”Supongo que si los han propuesto es porque los jueces ya han aceptado ser nombrados por comisión, me extraña un poco por parte del Dr. Rosatti que es un constitucionalista muy reconocido pero este es el mecanismo que evidentemente han aceptado sino ya habrían rechazado el ofrecimiento y no se hubiera dado a publicidad la propuesta”.

En cuanto a las posibilidades que tiene el Poder Legislativo de trabar las designaciones, sostuvo que ”la única manera de trabarlo es en la Legislatura, si ejerce alguna forma de impugnación previa, esto es totalmente inédito, lo único que puedo señalar es que sigue la lógica del DNU que tumba leyes, recorta leyes, políticas de hechos consumados que es lo que debe ser observado y criticado”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here