Pese a que este martes no hubo mercados en la Argentina, la decisión de la Corte descomprimió las tensiones y generó un mejor clima con respecto a los bonos locales que se negocian en el exterior.

En la jornada anterior, las acciones de corporaciones locales que operan en Nueva York y los bonos nacionales habían registrado fuertes bajas por el descontento generado por la propuesta de pago y por suponer un fallo adverso.

La resolución del Tribunal neoyorquino le da más tiempo a la Argentina y permite suponer que el fallo definitivo recién se conocerá en mayo.

Estos fondos demandaron a la Argentina por 1.330 millones de dólares por los bonos soberanos que mantienen en sus carteras de inversión y deberán responder antes del 22 de este mes sobre la aceptación o rechazo a la propuesta argentina.

Los tenedores de bonos están liderado por NML Capital Ltd, y Aurelius Capital Management, dentro de un grupo que incluye a tenedores minoritarios.

En su carta de 22 páginas dirigida el viernes a la secretaria de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, Catherine O’Hagan Wolfe, la Argentina aseguró que busca ”tratar los demandantes de manera equitativa y proporcional respecto de los participantes en la Oferta de Canje 2010”.

”La Argentina está dispuesta a cumplir con los términos de esta propuesta inmediatamente después de la orden por la Corte y mediante la presentación de un proyecto de ley al Congreso que garantice su aplicación oportuna”, señalaron los abogados del país en su escrito.

La oferta argentina contempla la emisión de bonos Par, que vencen en el 2038, para los pequeños acreedores con tenencias que no superen los 50.000 dolares, y de bonos Discount, que vencen en el 2033, para los grandes inversores.

Quienes acepten los bonos Par tienen opción de cobrar en efectivo los intereses vencidos desde diciembre de 2003 a la fecha; en tanto que a los grandes inversores se les reconocerán esos intereses a través de un bonos Global 17.

En los dos casos, se entregarán cupones atados al crecimiento, cuyo pago se activará si la Argentina crece a futuro más de 3% (hasta el 2035 o hasta alcanzar un cupo previsto).

En la respuesta, los abogados de la Argentina señalaron que los fondos buitre no pueden ”obligar el pago en condiciones mejores que las recibidas por la gran mayoría de los
acreedores”.

Según la propuesta, los demandantes recibirían un pago inmediato en efectivo por intereses vencidos desde el 31 de diciembre de 2003 hasta cuando comience a aplicarse la orden judicial de pago.

Con esta oferta, la Argentina pretende revertir el fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa, quien ordenó al país a pagar el 100 por ciento de los bonos en manos de los fondos buitre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here