Una nena de diez años, que a mediados del mes de marzo fue internada de urgencia con un embarazo de seis meses de gestación, producto de una violación, fue madre de una beba en la provincia de Corrientes.

Tanto ella como la beba, que nació prematura, se encuentran en buen estado de salud ”pese a las circunstancias”, según relató la titular del Departamento de Perinatología del Hospital Vidal, Norma Pérez. De todas maneras, la recién nacida ”permanecerá  en incubadora hasta que sus pulmones terminen de madurar”, señaló Pérez.

LEÉR MÁS  El PJ mendocino sufre una nueva fractura

La niña de 10 años que dio a luz a la beba es oriunda de la zona rural de San Miguel, una localidad ubicada a161 kilómetrosal sudeste de la capital provincial, y tuvo un parto por cesárea. Actualmente se recupera de la intervención quirúrgica y deberá permanecer internada entre 48 y 72 horas.

Este caso tomó relevancia luego de las polémicas declaraciones que hizo del ministro de Salud Pública, Julián Dindart: ”Algunas chicas se embarazan porque tienen un recurso económico como premio”, sugirió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here