En la vorágine post electoral, el radical Alfredo Cornejo, el elegido por los mendocinos para que gobierne la provincia por los próximos cuatro años, se reunió a desayunar con el gobernador Francisco Pérez. Fue un encuentro informal, en la casa del godoicruceño, sin prensa. Pero a la salida, ambos dieron su impresión de la reunión. Por el lado del triunfador de las elecciones de anoche, hizo algunos cuestionamientos, anunció algunos cambios y exigió a su partido.

De los anuncios, el más contundente lanzado por Cornejo fue que a partir del 10 de diciembre, cuando se convierta en el gobernador, reducirá los cargos políticos en su Gabinete. Si bien mantuvo con total hermetismo los nombres que formarán parte de su equipo, solo nombró como uno de sus principales colaboradores al diputado Martín Kerchner, que actualmente forma parte de sus equipos técnicos, y es el designado para discutir con los colaboradores de Pérez todos los temas que tengan que ver con finanzas.

Por otra parte, Cornejo tampoco dijo quién será su candidato a sucederlo en la intendencia de Godoy Cruz. Y aunque Kerchner sonaba como una alternativa fuerte, hoy se perfila más para ocupar el Ministerio de Hacienda. Así, se maneja el nombre del diputado Tadeo García Zalazar y el actual secretario de Gobierno, Humberto Mingorance.

En cuanto a los cuestionamientos, el radical aseguró que las cifras que maneja respecto a la deuda flotante de la actual gestión difieren sustancialmente a las que le mostró Paco Pérez.

”Fue una charla amable, cordial, donde repasamos el tema financiero, fiscal, que influye en la gestión que viene”, dijo Cornejo tras desayunar con Pérez.

”Me prometió más detalles. Es un tema que me preocupa mucho. Él dice que la deuda flotante es de 600 millones de pesos, pero nosotros tenemos otros números: más del doble”, dijo y fue el primer cuestionamiento pos electoral, seguido por el tema de los pase a planta acordado en las últimas paritarias.

”Manifiesto mi disconformidad con los pase a planta. Entiendo el caso de la gente que hace mucho está contratada pero no de los que recién entraron. Hay gente que sacó en CIUT en 2014”, dijo Cornejo retomando las críticas vertidas desde la UCR al Gobierno por lo que ellos consideran efectivizaciones ”discrecionales” de agentes estatales, que finalmente fueron homologadas en la Legislatura. ”Todas esas cosas me llenan de preocupación”, lanzó Cornejo.

En tanto, el radical electo gobernador aprovechó la ocasión y le mandó un mensaje contundente a los radicales: ”En el plano partidario reclamo para mi el liderazgo del partido y del Frente”, éste último es Cambia Mendoza, la alianza electoral conformada junto al Partido Demócrata, PRO, Frente Renovador, Libres del Sur, Partido Socialista y Coalición Cívica-ARI.

Por otra parte, adelantó que ni bien asuma irá ”a la agenda cotidiana”, en temas como educación y seguridad. ”Pienso hacer muchos cambios de gestión, distribuir el recurso policial, tecnificar el banco de datos, no parecen anuncios rimbombantes pero si no se hacen no podemos encarar lo que hay que solucionar”, dijo.

En cuanto a la importancia que recobra su imagen, siendo un contundente triunfo opositor, aseguró que le llegaron invitaciones para acompañar a copartidarios en Córdoba y Tucumán. Sin embargo, dijo que la prioridad es seguir al frente de sus funciones como intendente, aunque aclaró que en los próximos días se tomará un descanso de menos de una semana.

Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here