El gobernador Alfredo Cornejo propuso a la abogada Graciela Cola como jueza de garantías de flagrancia. Se trata de una letrada que tuvo alta exposición pública por haber sido quien denunció al gobierno anterior por el mal manejo de las políticas de niñez. En particular Cola fue la abogada demandante en el caso de Luciana Rodríguez, la niña que fue asesinada en un caso de maltrato infantil, hecho que sacó a la luz la falta de control en la Dinaf. Es que a pesar de todas las advertencias que hubo, el organismo no intervino y restituyó a Luciana a quienes terminaron asesinándola.

Pero además Graciela Cola había denunciado por discriminación política a la gestión de Francisco Pérez, pues había concursado para ser defensora y el Gobernador no la postuló para el cargo, a pesar de haber quedado primera en el orden de mérito. La abogada acusó al Gobernador de tener “las manos manchadas con sangre” porque no hizo nada contra las autoridades de la Dinaf.

Graciela Cola, además, tiene un plus: es adherente radical y fue militante de Franja Morada, el principal semillero de dirigentes cornejistas.

Ahora Cornejo la postuló para ser jueza de garantías. Para ello el Senado convocó a la audiencia pública, que se realizará el próximo miércoles a las 11 de la mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here