El gobernador fue contundente cuando le preguntaron por la condena que recibió Alejandro Verdenelli el empresario que atropelló y mató al joven Alan Villouta.

Luego de que la Justicia beneficiara al empresario Alejandro Verdenelli con la prisión domiciliaria, muchos sectores de la sociedad mendocina, principalmente la opinión pública, criticaron fuertemente esta decisión.

Verdenelli atropelló y mató al joven Alan Villouta de 21 años cuando cruzaba caminando el Acceso Sur. El empresario se dio a la fuga y la investigación comprobó que el hombre manejaba a alta velocidad y en estado de ebriedad en el momento del accidente.

Sin embargo, el fiscal de Homicidios Carlos Torres dictó la prisión domiciliaria para el acusado luego de las pericias psicológicas que se realizaron. Además ordenó el pago de una fianza de un millón y medio de pesos.

El gobernador Alfredo Cornejo opinó sobre este caso y sus dichos retumbaron con intensidad en el ámbito judicial de Mendoza.

El mandatario estuvo en el departamento de Junín donde entregó viviendas y luego se trasladó a la sede del Iscamen, ubicada en la comuna de San Martín, donde los productores recibieron difusores de feromonas para combatir la polilla de la vida.

El padre de Alan Villouta, Andrés Villouta dijo que “Verdenelli se está comiendo un asado mientras su hijo está enterrado”. Repudiando la decisión del Fiscal Torres.

“Con respecto a los accidentes automovilísticos dolosos, la Justicia debería ser más dura. Así realmente los conductores se cuidan y le tienen temor a la Justicia y a la policía a la hora de manejar”, declaró el Gobernador.

“Necesitamos que la justicia sea mucho más dura y sancionatoria con los delitos más graves, más cuando se pierde la vida de una persona”, expresó Cornejo refiriéndose a la causa por la muerte del joven Villouta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here